Ejemplos ?
El viento azota campos de zarzas, Canta el invierno su cruel canción, El llanto al frío sin fe se engarza Y en dolor hunden al corazón.
Ejemplo de ello es la iglesia San Juan del Hospital de Valencia, iniciada en 1238 por la orden hospitalaria tras la conquista de la ciudad por Jaime I. En León el románico engarza con la tradición asturiana, en la que se obtuvieron logros notables.
Necesitan situarse en el inacabable proceso de desarrollo económico si quieren seguir disfrutando de prosperidad.(Conclusion, "Growth and development: a Schumpeterian perspective", 2006) Unos de los principales fallos de la teoría endógena es su incapacidad para explicar la convergencia condicional observada empíricamente. Otra crítica frecuente engarza con el supuesto de rendimiento decrecientes.
El mismo Amejoramiento es una nueva "adecuación", que engarza con la Constitución en la Adicional Primera que ampara y respeta los derechos históricos de Navarra.
Por un lado se engarza a la cama del arado con ayuda de las vilortas, y por el otro al barzón del ubio mediante la clavija, introducida ésta en uno de los taladros, los clavijeros, que al efecto presenta el timón por ese lado.
A pesar de ligeras inconsistencias con la Saga de la Fundación (Scott Card escribió antes de que Asimov escribiera sus 2 precuelas, relacionadas con la vida de Hari Seldon: Preludio a la Fundación y Hacia la Fundación), El originista constituye un relato brillante y conclusivo que se engarza bien con el universo literario del maestro norteamericano.
En el centro de la rueda se engarza el eje labrado en un tronco de pino, que gira con el movimiento de la rueda y transmite al mazo la fuerza necesaria para que se eleve y golpee.
En lo que se refiere al «primer libro» del Hadiqat al Haqiqa destacar que, aunque aborda muy diversas temáticas, en su mayor parte trata de la vida y experiencias del buscador sufí, con frecuentes prescripciones en cuanto a la renuncia al propio yo (Fanâ) y al mundo; la humildad, la insignificancia del hombre y la omnipotencia de Dios, la necesidad del recuerdo continuo de la Divinidad, y no vivir nunca alejado de Ella; todas ellas son el hilo conductor que engarza a este capítulo del didáctico masnavi.
El 29 de abril de 1755 se acabó de construir la última casa que cerraba la Plaza en el Arco de Toro y la escalerilla de Pinto que engarza el Pabellón Consistorial con el Real.
El bolígrafo es básicamente un tubo de plástico o metal que contiene la tinta, teniendo en un extremo la punta de escritura, que engarza una pequeña esfera o bola, de la que toma el nombre, y que sirve para regular la salida de tinta al papel de forma fluida y constante.
Son unos agujeros, tres o cuatro, que lleva el timón, alineados a su largo, en el extremo que se engarza al ubio en uno de los cuales se introduce la clavija, que constituye el elemento de conexión entre el timón y el ubio.
Soy el que compone cantos, el que los crea, los forja y los engarza; el buen cantor de limpia y recta voz, el que la educa en la casa de las flores y los cantos con palabras firmes como columnas de piedra.