enfurecido

(redireccionado de enfurecida)
También se encuentra en: Sinónimos.
Ejemplos ?
Ereshkigal se dio cuenta del truco y, enfurecida, decidió amenazarles con enviar a todos los habitantes de su reino a la tierra hasta que el número de los muertos superara al de los vivos.
113-114 Ocampo, enfurecida, solicitó la devolución de todas las cartas que le había enviado y la Embajada de Alemania tomó intervención en el asunto a favor de Ocampo.
Una vez allí, Kakuzawa le presenta a su hija Anna, convertida en un ser monstruoso y omnisciente mediante el aumento de su capacidad craneal en cientos de veces, y a su propio medio hermano, engendrado por Kakuzawa al violar a la madre de Lucy. Ésta, enfurecida, destruye los cimientos de la isla, despedaza a Anna y decapita a los dos varones Kakuzawa.
La tigra, enfurecida, había metido sin querer una pata en el agua, y una raya, acercándose despacio, acababa de clavarle todo el aguijón entre los dedos.
Después me dijo que algunas personas, en el barco, hablaban de naufragios y cuando miraban la inmensidad del agua, parecía que escondían miedo; pero no tenían escrúpulo en sacar un poquito de aquella agua inmensa, de echarla en una bañera, y de entregarse a ella con el cuerpo desnudo. También les gustaba ir al fondo del barco y ver las calderas, con el agua encerrada y enfurecida por la tortura del fuego.
Durante incalculables milenios el TEOTL, IPALNEMOHUANI, se encontró solo, desnudo de apariencias, emanando extraños vapores y gases, hasta que sin saber cuándo, explotó aterrante, como despidiendo rayos de fuego hacia el cosmos, irradiando luces; chispeando por doquiera; centellante, eléctrica y magnética, cual gigantesca culebra enfurecida.
A menudo que ella, se cuenta, con ardiente corazón enfurecida, clarísonas voces vertió desde lo más hondo de su pecho, 125 y que entonces triste ascendía a abruptos montes, de donde su mirada del piélago al vasto hervor tendiera; que, entonces, de la trémula sal corría hacia las contrarias ondas, sus blandos ropajes levantando de su desnudada corva, y que estas cosas en sus extremas quejas afligida decía, 130 frigidillos sollozos de su mojado rostro suscitando: “¿Cómo es que así a mí, de las patrias aras lejos, pérfido, llevada, pérfido, en un desierto litoral me dejaste, Teseo?
Pero un día se enteró que su madre, COATLICUE, iba a tener otro hijo. Enfurecida le reclamó que si no eran ya suficientes los cuatrocientos HUITZNAHUAC, CENTZON-HUITZNAHUAC, como para tener otro más.
La joven, impaciente, echa inmediatamente su linda mano a donde piensa hallarla, y algo bueno daría por pillarla; pero el bicho maldito, sin dársele ni un pito, cuanto más le persigue más salta, y brinca, y sigue con su empeño; hasta que Isabelilla, incomodada, con la sangre encendida, no pudiendo sufrir más la cuitada, salta fuera del lecho enfurecida, coge la luz, se pone patiabierta y en medio de las piernas la coloca; pero se vuelve loca y con la infame pulga nunca acierta.
XXIX Cruzaremos con dardos las galaxias, flechador de infinito, arqueros cósmicos, para herir los vitrales eclesiásticos del vacío y rotos sus ayes lapidarios, deidad enfurecida, destronada, calcinar las inútiles vigilias de los hartos.
A mí, si me hacen fondear en una sala, a los dos meses me entierran. -Dice que te pondrá coche, animala, bruta -gritó enfurecida la madre.
La misma impía Fama fue quien llevó a la enamorada Dido la nueva de que se estaba armando la escuadra y disponiéndose la partida; con lo que enfurecida, inflamada y fuera de sí, recorre toda la ciudad, cual bacante agitada al principiarse los sacrificios, cuando la estimulan las orgías trienales, oída la voz de Baco y la llaman los nocturnos clamores de Citaron.