enfitéutico


Búsquedas relacionadas con enfitéutico: enfiteusis

enfitéutico, a

adj. DERECHO De la enfiteusis contrato enfitéutico.

enfitéutico -ca

 
adj. Dado en enfiteusis o relativo a ella.
Traducciones

enfitéutico

enfiteutico
Ejemplos ?
Esta relación con la población mudéjar, implicó que con la expulsión de los moriscos decretada en 1609, muchos de los señoríos se quedaran desiertos o semivacíos. El instrumento para repoblarlos fueron las cartas puebla que incluían la entrega de tierras y viviendas a censo enfitéutico.
La naturaleza jurídica de este contrato es discutida: mientras que unos lo consideran un alquiler, otros, la mayoría, lo consideran como un censo enfitéutico.
Mientras que aquellos señores que habían arrendado sus tierras vieron reforzada su propiedad sobre la misma, a cambio de la abolición de sus privilegios señoriales y jurisdiccionales, los señores que habían compartido la propiedad mediante el régimen enfitéutico vieron reducida su condición eminente de propiedad a un mero derecho real que resulta propiedad del enfiteuta, es decir, de quien paga el canon.
a enfiteusis (del griego ἐμφύτευσις, "instauración" o "implantación") en latín Emphyteusis, también denominado censo enfitéutico, es un derecho real que supone la cesión temporal del dominio útil de un inmueble, a cambio del pago anual de un canon ó rédito y, asimismo, de un laudemio por cada enajenación de dicho dominio, en su caso.
La enfiteusis o censo enfitéutico, es un régimen compartido de tenencia de tierra que lleva consigo la disociación del dominio entre el dominio directo, correspondiente al propietario, y el útil, el de la persona que usa y aprovecha la finca.
En 1725 las posesiones pertenecientes al Monasterio de Fuencaliente fueron heredadas por Dó Luis Felipe de Guevara, esposo de la duquesa de Nájera, que fundó un mayorazgo y constituyó un censo enfitéutico a favor del Concejo de Fuentearmegil el 2 de abril de 1728.
Ésta lo explotará por vía de arrendamiento hasta que en el siglo XV, obligado por la mala gestión, el arzobispo Alonso Carrillo de Acuña constituya un censo enfitéutico perpetuo a cambio de una renta anual.
Así aunque la iglesia toledana seguía siendo el titular del señorío, el titular del censo enfitéutico perpetuo era quien ejercía sus atribuciones, cobraba impuestos y se beneficiaba de los frutos y de los derechos señoriales.
El primer titular de dicho censo enfitéutico en 1466 será, sospechosamente, Luis Carrillo, sobrino del arzobispo. Es también en el siglo XV, y más concretamente durante su último tercio, cuando se produce el traslado de Añover desde “el lugar de abajo” a “el lugar de arriba”.
A partir del siglo XV el precario se transformó en un contrato que acreditaba la existencia de un establecimiento enfitéutico del que se había perdido constancia escrita.
En 1516, Don Diego Fernández de Córdoba y Arellano, I Marqués de Comares y Alcaide de los Donceles, entregará a los habitantes de la aldea la Carta de Censo Enfitéutico, auténtico fuero agrario, a través de la cual donará la Vega de Valdesapos y demás quintos unidos a ella, para siempre jamás, a los moradores del lugar habidos y por haber, a cambio de una renta anual de 30.000 maravedís.
La naturaleza jurídica de este contrato es discutida: mientras que la mayoría lo consideran como un censo enfitéutico, otros piensan que es una especie de alquiler.