Ejemplos ?
Una vez más, su pasión o su exceso de ambición le hicieron repetir. La prensa estaba asombrada y el público, enfervorizado. En veinte minutos Barone alcanzó de nuevo la cumbre y se lanzó ladera abajo.
339 Comenzó mandando ejecutar a sus sucesores en el trono, los generales usurpadores Leoncio II y Tiberio III, cuyos cuellos fueron pisoteados hasta la muerte en el Hipódromo ante el enfervorizado populacho.
Una multitud enfervorizada sigue al Señor de Ramos, quien reitera el enfervorizado ingreso de Jesús a Jerusalén, hecho mencionado en los libros iniciales del Nuevo Testamento.
En el clima enfervorizado de la 'restauración argentinista' de aquellos días, era prácticamente imposible distinguir entre el clericalismo de los militares y el militarismo de los ambientes católicos".
Luego, de la oscuridad, surgió Charly García acompañando con el piano y coros el tema Qué ves el cielo. Bajo un clima enfervorizado, Lebón interpretó "Música del alma".
Esta película tenía un triste final, la muerte del Marqués de Maynes a manos del pueblo enfervorizado, a pesar de la ayuda de Andre, pero finalmente el director decidió cortarla, dejando un cómico final acorde al resto de la película.
Sergio y Tonka entregaron la "Antorcha de Plata" como tradicionalmente se entregaba en el Festival, seguida por la "Antorcha de Oro", ante un Monstruo que aplaudía enfervorizado demandando además la "Gaviota".
Este acto fue realizado a las 18:30 del 27 de febrero de 1812. El pabellón fue enarbolado en presencia del vecindario enfervorizado.
A las 8:00 del día 26 de agosto de 1937, soldados de la IV Brigada de Navarra y de la División Littorio avanzan hacia la capital, entrando en ella hacia el mediodía entre el recibimiento enfervorizado de una población mayoritariamente conservadora.
Tim Duncan había puesto en ventaja a San Antonio a falta de 0.4 segundos, con una canasta rozando la línea de 7,25 y desplomándose por completo merced a la presencia de Shaquille O'Neal. El SBC Center no daba crédito alguno, y el enfervorizado público, exaltado, superaba su límite de gozo.
En el lugar de ensayo que tenían Gustavo Antuña y Pedro Dalton comienza a formarse la banda, para lo cual invitan a dos amigos suyos a unirse. El primer recital de la banda se da en un cumpleaños frente a un reducido pero enfervorizado público de novias y amigos.
Su primera actuación ocurre en 1965, en un evento a beneficio realizado en el Hospital Barros Luco de Santiago ante un público enfervorizado, que les demuestra que su imagen será un rotundo éxito no exento de polémica.