enfermizo

(redireccionado de enfermizos)
También se encuentra en: Sinónimos.

enfermizo, a

1. adj. Que tiene poca salud o tiende a enfermar requiere atenciones especiales porque es un niño enfermizo. delicado robusto
2. Que excede a la normalidad siente por él un odio enfermizo. anormal
3. Que produce enfermedades las bajas temperaturas son para mí enfermizas. mórbido

enfermizo, -za

 
adj. Que tiene poca salud; que enferma con frecuencia.
Capaz de ocasionar enfermedades.
Propio de un enfermo.
Sinónimos

enfermizo

, enfermiza
adjetivo
1 achacoso, enteco, enclenque, valetudinario, débil*, flaco.
Achacoso y valetudinario expresan enfermedad por edad avanzada.
Traducciones

enfermizo

sickly, unhealthy

enfermizo

ADJ [persona] → sickly; [mente] → morbid; [pasión] → morbid, unhealthy

enfermizo-a

a. sickly; predisposed to become ill.

enfermizo -za

adj sickly
Ejemplos ?
Pero no quiero estar más lento, saldré a la calle y trataré de enamorarme y de que mi amor no sea trascendental; quiero que sea sin pretensión, que sea ligero, sencillo, fino, que me enferme poco; claro, también quiero que se cumpla una necesidad espiritual y así tendré el espíritu ágil y saludable; no importa que haya algo de cinismo, eso está más cerca de llegar a lo que conviene más a cada uno, es decir, esto es arriesgado, mejor diré: a lo que conviene a la mayoría de los jóvenes de este siglo; me enamoraré al estilo de este siglo, puesto que los jóvenes de ahora estamos de vuelta de los amores tan enfermizos, trascendentales y ridículos.
Mientras me vestía para salir pensaba que quién sabe si me enamoraré al estilo de este siglo: es cierto que los otros amores, los lentos, los enfermizos, son pedantes, cargosos, polarizan demasiado, son inoportunos y con pretensión de lo trascendental; pero son también más nobles, más hondos, más responsables, y el hecho de estar de vuelta de ellos no quiere decir que no los prefiramos: muchas veces preferimos no estar de vuelta de muchas cosas.
¡Oh, en aquella cabecita peinada por Praxiteles, había el fósforo necesario para hacer un poeta parnasiano de tercer orden; pero, qué templo el que albergaba aquellos pobres dioses falsos, recalentados y enfermizos!
Flota sobre mi espíritu el melancólico recogimiento del otoño, de sus follajes quemados y enrojecidos por el frío, de los nubarrones cobrizos y violáceos de sus crepúsculos, del olor a nidos abandonados y a cloroformo de las hojas que se desprenden de las ramas, y revolotean en el aire húmedo, bajo los rayos enfermizos del sol de octubre, que apenas las calientan, para caer al suelo y esperar allí, podridas y negras, la soledad el invierno helado y las frescas sinfonías de la primavera!
Al cabo, no soy esparciata para dar muerte á mis hijos enfermizos, aunque tenga que ser esparciata y tengamos que ser esparciatas todos los españoles para tragar la salsa negra, si siguen las cosas así.
Dijeron algunos platónicos que de los cuerpos terrenos y de los miembros enfermizos y mortales le proviene al alma el temer, el desear, el doler y alegrarse.
Por lo cual dijo Virgilio: «De aquí procede (refiriéndose a los enfermizos y mortales miembros del cuerpo terreno) que teman, codicien, se duelan y alegren.» Pero ya los convencimos en el libro XIV de esta obra de que tenían las almas, hasta las purificadas, según ellos, de toda la inmundicia del cuerpo, un deseo terrible con que nuevamente principian a querer volver a los cuerpos; y donde puede haber deseo, sin duda también puede haber dolor; porque el deseo frustrado, cuando no alcanza lo que anhela, o pierde lo que había conseguido, se convierte en dolor.
La lengua castellana goza de perfecta salud, dijo un sabio que escribía con notable “corrección” e impecable estilo. Parece ser que los síntomas enfermizos se encuentran dándose en una clase de Español bastante paranoica.
El lugar de Chaudette que alcanzó en la base del monte Tehouvin y cerca de las cuevas de los Sarrasins muestra sobre una roca dos marcas profundas: una, del pie de su caballo, y otra, de la pata del perro. Y, en testimonio de devoción, se lleva allí a los niños de corta edad que son muy enfermizos.
Los lisiados y enfermizos de su época eran tantos que la piedad en sí misma se cansaba y agotaba las lágrimas, y la compasión se hacía insensible con la costumbre; pero en nuestra época son tan pocos como para ser nuestros queridos niños mimados." En ese momento sonó una corneta, y algunos grupos de jóvenes se lanzaron a una carrera pedestre desde donde estábamos nosotros.
Antes de este día era un delito sacar el viejo Cécubo de las bodegas paternas, pues una reina embriagada por su fortuna, de la cual osaba esperarlo todo, con su hueste de guerreros torpes y enfermizos tenía preparada en su demencia la ruina y los funerales del Imperio.
Para aliviar la suerte de los prisioneros de guerra, se evitarán cuidadosamente las prácticas de enviarlos a distritos distantes, inclementes o mal sanos, o de aglomerarlos en lugares estrechos y enfermizos.