energúmeno

(redireccionado de energúmenos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con energúmenos: colérica

energúmeno, a

(Del gr. energoumenos, influido por un mal espíritu.)
1. s. Persona muy furiosa o que se encoleriza con facilidad se enfadó y se puso hecho un energúmeno.
2. Persona violenta y extremista sólo un energúmeno puede defender una política radical.

energúmeno, -na

 
m. f. Persona poseída del demonio.
fig.Furioso, alborotado.

energúmeno, -na

(eneɾ'γumeno, -na)
sustantivo masculino-femenino
persona que se expresa con violencia cuando se enoja El hombre que conducía cuando hubo ese accidente se comportó como un energúmeno.
Sinónimos

energúmeno

, energúmena
Traducciones

energúmeno

energumeno

energúmeno

/a SM/F
1. (= loco) → madman/madwoman
ponerse como un energúmeno*to get mad
2. (= gritón) → loud and irascible person
3. (Pol) → fanatic, extremist
4. (= poseso) → person possessed of the devil
Ejemplos ?
Y resultó que el ambicioso y soberbio gobernador de la ciudad, como todos los que lo han sido, cuando terminó la obra para mejorar el ambiente, sonriente, y entre el aplauso de los energúmenos habitantes de aquella ciudad despiadada que habían destruido también montes y bosques cercanos, inauguró la gran calle ancha que iba a llevar el nombre del benefactor: Circuito Licenciado y Profesor Amador de los Ríos, defensor de la naturaleza.
Los fines de la Liga eran; Además buscaba luchar "Contra los indiferentes, los anormales, los envidiosos y haraganes; contra los inmorales, los agitadores sin oficio y los energúmenos sin ideas.
Desde hace unos años, debido a diferentes altercados provocados por unos pocos energúmenos, la corporación dejó de ir a pie hasta San Lorenzo, por lo que desapareció el Riau-riau, así que ya no tenía sentido que asistiese la comparsa, por lo que se limita a hacer un recorrido por diferentes calles de la ciudad hasta el ayuntamiento, donde son guardados hasta el día siguiente.
Él es el único que tiene sentido común en la tribu Marginada Dagur el Desquiciado: El líder de (los Energúmenos en España) de la Isla Berserk.
En el manifiesto electoral de la CEDA de 1933 se describía en tonos apocalípticos la situación de España, en «trágica agonía por los crímenes y desafueros de los energúmenos, en precio y servicio de las logias masónicas y del judaísmo con la cooperación del sectarismo marxista».
donde se lamentaba por la deriva de la AVT y por utilizar a la AVT como «"brazo manifestante" de la extrema derecha mediática», bajo la dirección de Alcaraz, su presidente en aquellos tiempos, y acusaba a presuntos miembros que acudían a una concentración de la AVT (a los que tildó de "energúmenos" y de "guerracivilistas"), en la que se proferían gritos como «¡Hay que fusilar a Zapatero!¡Hay que fusilarlos a todos con una Parabellum!», de hostigar a personas en virtud de su pretendida ideología.
Sus epítetos e insultos al adversario animaron el acervo coloquial de la gente de orden si bien, con el paso del tiempo y con el avance de la contienda se iban sofisticando cada vez más: «hordas», «indocumentados», «salvajes», «rojos», «ratas», «pandilla», «facinerosos», «barcos pirata», «hijos de la Pasionaria», «lacayos», «bolcheviques», «marxistas», «turbas», «canallas», «energúmenos», «rojo-separatista», «Moscú», «hebreo», «enchufista», «Canallero» (por Largo Caballero), entre otros muchos.
En el manifiesto aprobado en el Congreso triunfaron las tesis moderadas anarcocolectivistas y legalistas —se proclamó, por ejemplo, que las huelgas «cuando forzosamente no podamos evitarlas, las haremos reglamentarias y solidarias»— lo que fue aplaudido por la prensa liberal, como el influyente diario madrileño El Imparcial que destacó que «los obreros anarquistas de España» —a diferencia de lo que estaba sucediendo en Francia donde «los partidarios de la anarquía y del colectivismo se presentan en sus reuniones como furiosos energúmenos pidiendo sangre y exterminio»— «acaban de celebrar su congreso anual con tal corrección en los procedimientos...
DE CÓMO LOS DEMONIOS LE ECHARON EN CARA QUE MORASE CON MUJERES También los demonios, despechados porque los lanzaba de los energúmenos, valiéndose de su astuta malicia, querían atacarle con injurias; y como no hallaban nada que oponer al siervo de Cristo, solamente se esforzaron en echarle en cara el que morase con las vírgenes de Cristo: empleando el enemigo sus antiguas y arteras mañas; que a quien no puede derribar con sus obras, procura al menos tiznar su fama, y cuando no puede subyugar la conciencia de uno, infama su vida.
Lejos de los putrefactos engreídos de su vanagloria aplastada en el derrumbe… Al margen de pedantes energúmenos que repiten lo de siempre y se enfundan en coronas.
QUE ANTE SU SEPULCRO RECIBIERON VISTA DOS CIEGOS Díjose que se añadirían a este librito cuántos fueron los ciegos que ante su sepulcro recibieron la vista, cuántos los energúmenos que fueron librados y los curados de diversas enfermedades desde que murió este Santo hasta nuestros días; pero solamente creí digno de estampar por escrito que poco después de su tránsito dos ciegos recobraron la vista.
Cínicos que rugen sin importarles nada más que su prisa. Pulular de microbios peantes y energúmenos. Imperios de las máquinas humiferas y otras pestes...