Ejemplos ?
Bajo la toldilla, un joven a quien la contextura vigorosa, sin ser atlética, y las facciones energéticas y expresivas, préstanle gallardía casi altanera.
La naturaleza, especialmente pródiga con este suelo, concentró en el un gran potencial de riquezas agrícolas, mineras y energéticas, en ingente variedad, que lo coloca en el primer lugar entre las naciones del planeta.
Las fuentes energéticas son de propiedad provincial exclusiva y no podrán ser enajenadas ni concedidas en explotación a personas, entidades o empresas que no sean organismos fiscales competentes, nacionales, provinciales, municipales y/o consorcios de tipo cooperativo regidos por el Estado.
Este barco va a beneficiar especialmente la actividad pesquera y también a todas las capacidades energéticas, que nos da nuestro hermoso océano.
Las cuotas energéticas serán establecidas por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, previa opinión de las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Energía, tomando en cuenta las características diferenciadas en los sistemas de producción y las diferencias regionales del país.
En lo que respecta al suelo, las medidas estarán dirigidas a la investigación relacionada con su manejo, zonificación de cultivos, aplicación de técnicas de conservación de suelos (cultivos en curva de nivel, mínima labranza, rotación de cultivos), saneamiento de tierras, extensión agrícola y asistencia técnica. 4.2.7. Diversificación de fuentes energéticas primarias 4.2.7.1. Carbón.
Pondremos la placa de inaugurado en el gasoducto que terminó Petróleos Mexicanos y que es otra de las bases energéticas del desarrollo industrial de Jalisco.
La primera, el Plan Mundial de Energéticos, propuestos en 1979, plantea la racionalización de la producción, de la distribución y del consumo energético, en preparación del tránsito ordenado entre dos eras energéticas de la humanidad.
Una economía alternativa no puede basarse en tomar los medios de producción tradicionales del desarrollismo capitalista para simplemente “ponerlos en otras manos” (por ejemplo, no tendría sentido autogestionar las necesidades energéticas ocupando una central nuclear).
Considerando que conviene establecer rápidamente nuevos objetivos a fin de ofrecer una seguridad para las inversiones en fuentes de energía de baja emisión de carbono, en tecnologías de baja emisión de gases de efecto invernadero y en energías renovables, y de evitar las inversiones en infraestructuras energéticas incompatibles, H.
Nos inclinamos a considerar esta conclusión como la única que es posible deducir de los hechos del olvido del sueño y a desarrollar otras deducciones sobre las circunstancias energéticas del reposo y de la vigilia, pero preferimos dejar esta labor para más adelante.
Esta preocupación, este esmero y este trabajo absorberán necesariamente la mayor parte de su tiempo, así como las facultades más energéticas y activas de su inteligencia.