enemigo


También se encuentra en: Sinónimos.

enemigo, a

(Del lat. inimucus.)
1. adj./ s. Que se opone o es contrario a una cosa soy enemigo de las medicinas; era una acérrima enemiga del tabaco. adversario, opuesto amigo, partidario
2. s. Persona que hace o desea mal a otra su jefe lo trataba como si fuese su enemigo. amigo
3. s. m. MILITAR Persona o bando contrario en la guerra el enemigo ganó las primeras batallas.
4. enemigo malo coloquial El diablo o demonio.
5. ganar alguien enemigos Procurárselos o adquirirlos con sus propios actos con tales bravatas sólo te ganarás enemigos.
6. ser alguien enemigo de algo No gustar una cosa soy enemigo de los viajes organizados, prefiero viajar solo; era enemigo de los fanatismos.

enemigo, -ga

 
adj. Contrario (opuesto).
m. f. El que tiene mala voluntad a otro y le desea o hace mal.
m. El contrario en la guerra.

enemigo, -ga

(ene'miγo, -γa)
abreviación
1. que se opone a alguien o algo un espía enemigo
2. persona amiga que le desea o hace el mal a otra Mi hermana es mi peor enemiga.

enemigo, -ga


sustantivo masculino-femenino
1. persona que se opone a alguien o algo un tenaz enemigo
desagradar mucho algo Soy enemigo del trabajo duro.
2. militar persona o grupo contra el que se pelea en una guerra desolar al enemigo
Sinónimos

enemigo

sustantivo masculino

enemigo

, enemiga
adjetivo y sustantivo
Traducciones

enemigo

Feind

enemigo

ennemi

enemigo

inimigo

enemigo

nepřítel

enemigo

fjende

enemigo

vihollinen

enemigo

neprijatelj

enemigo

enemigo

원수

enemigo

vijand

enemigo

fiende

enemigo

fiende

enemigo

ศัตรู

enemigo

düşman

enemigo

kẻ thù

enemigo

敌人

enemigo

враг

enemigo

敵人

enemigo

האויב

enemigo

/a
A. ADJenemy, hostile; (= poco amistoso) → unfriendly
ser enemigo de algoto be inimical to sth
una actitud enemiga de todo progresoan attitude inimical to all progress
B. SM/F (gen) → enemy; (= adversario) → foe, opponent
pasarse al enemigoto go over to the enemy
enemigo infiltrado, enemigo interiorenemy within
Ejemplos ?
á Valladolid y yo á Guanajuato, para que levantado tropas y cañones, pudiésemos auxiliarnos mútuamente segun que se presentase el enemigo: puse á V.
Miraba tranquilamente a los nuestros, lo mismo que al enemigo, y desde lejos se adivinaba en su continente que no se le acercarían impunemente.
Enardecido por la facilidad con que echaba por tierra a enemigos invisibles que intentaban detenerlo, cometió el error táctico, bastante frecuente, de proseguir su avance hasta un extremo peligroso, y se encontró por fin al borde de un arroyo, ancho pero poco profundo, cuyas rápidas aguas le impidieron continuar adelante, a la caza de un enemigo derrotado que acaba de cruzarlo con ilógica facilidad.
En un hecho, todo cuyo honor me atribuyeron los generales, fue él quien me salvó la vida. Viéndome herido, no quiso abandonarme, y nos libró a mí y a mis armas de caer en manos del enemigo.
Continúaba, eso sí, por terquedad aragonesa, más que por otra cosa, diciéndose su mortal enemigo, y hablándole con aparente acritud y a voces, como si estuviera mandando soldados; pero sus ojos la seguían y se posaban en ella con respeto, y si por acaso se encontraban con la mirada (cada vez más grave y triste desde aquel día) de la impávida y misteriosa joven, parecían inquirir afanosamente qué gravedad y tristura eran aquéllas.
Y porque dije de mortuorios, Dios me perdone, que jamás fui enemigo de la naturaleza humana sino entonces, y esto era porque comíamos bien y me hartaban.
de que en la mañana de ayer, a las seis y media, se avistaron humos que, reconocidos por el vapor Loa, resultaron ser del enemigo.
El funcionario que por adulación o por interés compromete los derechos populares es tan perverso y vil como el militar que se dejase corromper por el dinero del enemigo.
¡Cambiaría el morrión por la boina, odiando como odiaba mortalmente a los facciosos! A la sazón nos hallábamos en el Principado, a tres leguas del enemigo.
Angustias y su madre, al ver derrotado a su enemigo, habían procurado dos o tres veces llamarle la atención, a fin de calmarlo o consolarlo con su mansa y benévola actitud, pero él les había contestado por medio de rápidos y agrios gestos, muy parecidos a juramentos de venganza, tornando en seguida a su patriótica música con expresión más viva y ardorosa.
De otro modo, abandonada esta preciosa ciudad la mas interesante del reino, ó si somos derrotados en ella por el enemigo, ¿que será de Valladolid, de Zacatecas, Potosí y de los pueblos cortos?
Debemos realizar una tarea de tipo general que tenga como finalidad táctica sacar al enemigo de su ambiente obligándolo a luchar en lugares donde sus hábitos de vida choquen con la realidad imperante.