enemiga


También se encuentra en: Sinónimos.

enemiga

s. f. Enemistad, odio u oposición hacia una persona.

enemiga

 
f. Enemistad, odio, oposición.
Sinónimos

enemiga

sustantivo femenino
Traducciones

enemiga

astio, nemica

enemiga

SF (= enemistad) → enmity, hostility; (= mala voluntad) → ill-will
Ejemplos ?
Era mejor tener a Pepona amiga que enemiga, y bien lo sabía la única clase social algo elevada, a la cual profesaba la capitana odio jurado.
Las avenidas del Rio de San Juan, impidieron, que este dominase las alturas que respondían al frente de la posicion enemiga, causando el replegue del primero él 30.
108 Si, Cominio, del pueblo por el arbitrio, tu cana vejez, emporcada por tus impuras costumbres, pereciera, no yo ciertamente dudo que primero, enemiga de los buenos, tu lengua segada a un ávido buitre sea dada, tus excavados ojos devore con su negra garganta un cuervo, los intestinos los perros, los demás miembros los lobos.
No le atormentará la ira ni le afligirá la enfermedad; no le congojará la sospecha, no le perseguirá la tragadora envidia enemiga de ajenos acrecentamientos, no le dará cuidado el miedo, ni le inquietará la liviandad de la fortuna, que en un instante transfiere en otros sus dádivas.
Continuaron los fuegos terribles de parte a parte hasta las 4 y 39, en cuyo espacio de tiempo una bala enemiga atravesó nuestro pabellón, en la batería del sur.
La animalidad brutal alabó la valentía zorruna y entre vivas y bravos se adelantó hasta llegar cerca de un lago próximo, sin vislumbrar ninguna fuerza enemiga.
Los prisioneros de guerra están en poder de la Potencia enemiga, y no de los individuos o de los cuerpos de tropa que los hayan capturado.
— Pero ¿quién viene, diablo? — preguntará usted, enemiga de lo impreciso, impaciente y nada asiática. — Señora, Dios — respondo obediente.
DON JUAN Si en referirlo se alivia 9 tal vez un cuidado, quiero daros del mío noticia: ya sabéis cómo doña Ana de Ribera, mi enemiga...
La injusticia, la maldad, la mentira, lastimaban a Isabel más aún que la ofensa. ¿Por qué la engañaban, a ella que era incapaz de engañar, enemiga de la falsedad y el embuste?
Así las cosas, una mañana, sobre si debían abrirse o no los cristales de la reja de la alcoba, por hacer un magnífico día de primavera, mediaron entre don Jorge y su hermosa enemiga palabras tan graves como las siguientes: EL CAPITÁN.-¡Me vuelve loco el que no me lleve usted nunca la contraria, ni se incomode al oírme decir disparates!
Mi padre nació en la orilla del cristalino Genil, y lidió por Boabdil con las huestes de Castilla. Al fin sucumbió con él, y con su hacienda cargando pasó al África, llorando su enemiga suerte cruel.