eneasílabo


Búsquedas relacionadas con eneasílabo: octosílabo, alejandrino, decasílabos

eneasílabo, a

adj. POESÍA Se refiere al verso que tiene nueve sílabas.

eneasílabo, -ba

 
adj.-s. métr. De nueve sílabas.
Ejemplos ?
Junto a los metros tradicionales basados en el octosílabo y el endecasílabo, Darío empleó profusamente versos apenas empleados con anterioridad, o ya en desuso, como el eneasílabo, el dodecasílabo y el alejandrino, enriqueciendo la poesía en lengua castellana con nuevas posibilidades rítmicas.
Su uso en la poesía posterior es muy reducido. Son cinco las clases de eneasílabo según José Domínguez Caparrós: 1. El más frecuente y natural (el que se encuentra más veces puro) es el eneasílabo anfibráquico, acentuado obligatoriamente en la segunda y quinta sílabas además de en la octava.::::::Y luego el estrépito crece::::::confuso y mezclado en un son::::::que, ronco, en las bóvedas hondas::::::tronando furioso zumbó::::::y un eco que agudo parece::::::del ángel del juicio la voz,::::::en tiple, punzante alarido,::::::medroso y sonoro se alzó (José de Espronceda) Tiene un carácter enfático y se acomoda con facilidad al compás de la danza.
4. El eneasílabo iriartino se llama así en honor a Tomás de Iriarte, poeta español del siglo XVIII. Va acentuado en la tercera sílaba y, a veces, además, en la sexta:::::::Si querer entender de todo::::::es ridícula presunción,::::::servir sólo para una cosa::::::suele ser falta no menor (T.
Esta temática procuraba dar respuesta a uno de los temas constantes de su trayectoria literaria: el vacío espiritual, y el anhelo insatisfecho, ya expresado en un poema anterior a su boda con Pedro Sabater: En este sentido destacan los poemas «Dedicación de la lira de Dios», «Soledad del alma» o «La cruz», cuya métrica incluye un acertado cambio del endecasílabo al eneasílabo.
de Iriarte) 5. El eneasílabo mixto a va acentuado en tercer y quinta sílabas. Se ha hecho uso consciente de él en el Neoclasicismo y en el Modernismo:::::::Humo y nada el soplo del ser::::::mueren hombres, pájaro y flor::::::corre a mar de olvido el amor::::::huye a breve tumba el placer (Manuel González Prada) José Domínguez Caparrós, Diccionario de métrica española.
El eneasílabo es un verso de arte mayor, de nueve sílabas, de uso poco frecuente en español. Aparece sobre todo en los estribillos de canciones de tradición oral.
Durante el Neoclasicismo y el Romanticismo se exploraron diversos tipos de eneasílabo, con diferentes cadencias, en función de la distribución de sílabas tónicas y átonas.
También utilizó un verso alejandrino (de catorce sílabas) cuyo primer hemistiquio es octosílabo y el segundo hexasílabo, o donde el primero es pentasílabo y el segundo eneasílabo.
El eneasílabo yámbico o trocaico va acentuado en todas sus sílabas pares o, al menos, en cuarta y sexta y, como es natural, en la octava:::::::en el tapiz está un amor::::::y una pastora da una flor::::::al pastorcico que la anhela.::::::Es una boca en flor la boca::::::de la que alegre y viva toca::::::el clavicordio de la abuela (Rubén Darío).
3. El eneasílabo laverdaico va siempre acentuado en segunda y sexta sílabas, aparte, claro está, de la octava. Lo introdujo el poeta español del siglo XIX Gumersindo Laverde:::::::¿No ves en la estación de amores::::::pintada mariposa breve::::::que al soplo de las auras leve::::::rondando las gentiles flores::::::leda se mueve?
(Rubén Darío). 6 + 9: Amado Nervo utilizó en varias composiciones un pentadecasílabo formado por un hemistiquio hexasílabo y otro eneasílabo.
Por ejemplo, συ λλ ογισμός, con doble λ, se translitera syllogismós pero se transcribe silogismo. De la misma manera γρα μμ ατικῆ (gramática) o ἐ νν εασύ λλ αβος (eneasílabo).