endiablada

endiablada

s. f. Fiesta popular de carnaval, en la que algunas personas se disfrazan de diablo con máscaras, llevando por lo común cencerros con los que producen ruido al saltar.

endiablada

 
f. Festejo en que los participantes se disfrazaban de diablos.
Ejemplos ?
Charlie con su esposa y los dos hijos quiere pasar el día a la orilla del mar pero el automóvil se obstina en no arrancar pero lo consigue para emprender el viaje en cuyo curso habrá nuevos incidentes. Al fin llegan y suben a un barco de paseo donde al son de una orquesta endiablada comienza el baile...
La fiesta de la soldadesca-endiablada, duraba desde las vísperas, hasta el fin de su propio día. En 1746 se ordenaba que solamente saliera un soldado de cada casa.
Fiestas en honor a San Blas: La Endiablada, con los conocidos diablos, que llevan grandes cencerros colgados de la espalda y Virgen de la Candelaria, están declaradas de interés turístico nacional.
En enero de 1764, y por carta del Presidente de Castilla, mandó cesar esta endiablada, confirmando este mandato el Obispo de Cuenca (D.
Con apenas 20 años conformó en las temporadas 1971 y 1972, una dupla endiablada con Mina, al punto que fue convocado por primera vez a la selección, para el mundialito de Brasil en 1972.
Conocido como «don apuesto» por la elegancia con que vestía los trajes de 2.000 dólares, obra de la tiza y la tijera de Brioni, y «don Teflón» por su endiablada facilidad (ayudado por una legión de abogados) para irse de rositas de los tribunales de justicia, y temido sobre todo por su firmeza a la hora de ejecutar a los que le «molestaban», John Gotti fue último gran «capo» mafioso americana.
Ya existía anteriormente una Cofradía Soldadesca y Endiablada, cuyos mayordomos, capitán, alférez y sargentos de la soldadesca, así como el Diablo Mayor, eran elegidos todos los años en las Salas Capitulares del Concejo el día 3 de febrero de cada año en presencia del cura propio y los Alcaldes ordinarios de los estados, Noble y General.
MUÑOZ Vamos. TACÓN De muy buena gana me iré, sólo por no ver esa maldita endiablada, cara a cara tutelar, carota y carantamaula. DON JUAN Es verdad que cierta noche...
ON ANTEOJOS QUE DESENTERRARON DE EL CALLAO, SIENDO EL SOLO, PORQUE MATABA MAS QUE MUCHOS JUNTOS Y TENIA POR FLOR COMERLES LA COMIDA A LOS ENFERMOS DICIENDO QUE LOS ANIMABA A COMER Tuerto dos veces, por vista la una y la otra por ciencia, pues en la endiablada tuya nunca haces cosa a derechas.
Venían los ladrones tiznados de carbón, con barbas postizas, pañuelos liados a la cabeza, sombrerones de anchas alas y otros arreos que les prestaban endiablada catadura.
Después que cerraba el candado y se descuidaba pensando que yo estaba entendiendo en otras cosas, por un poco de costura, que muchas veces del un lado del fardel descosía y tornaba a coser, sangraba el avariento fardel, sacando no por tasa pan, mas buenos pedazos, torreznos y longaniza; y ansí buscaba conveniente tiempo para rehacer, no la chaza, sino la endiablada falta que el mal ciego me faltaba.
—Murmuró entre dientes el barquero—. ¡No parece sino que esta noche anda revuelta toda esa endiablada raza de judíos !... ¿Dónde diantres se tendrán dada cita con Satanás, que todos acuden a mi barca, teniendo tan cerca el puente?...