endecasílabo


Búsquedas relacionadas con endecasílabo: soneto

endecasílabo, a

1. adj./ s. m. POESÍA Se aplica al verso que tiene once sílabas los endecasílabos de un soneto.
2. adj. POESÍA Que está compuesto de estos versos su último poema es una composición endecasílaba.
3. endecasílabo anapéstico, dáctilo o de gaita gallega POESÍA El que se acentúa en la cuarta y séptima sílabas.
4. endecasílabo común, yámbico o heroico POESÍA El que se acentúa en la sexta sílaba.
5. endecasílabo sáfico POESÍA El que se acentúa en la cuarta y octava sílabas.

endecasílabo, -ba

 
adj.-s. métr. Díc. del verso de once sílabas originario de Italia.
endecasílabo común Verso acentuado en la sílaba sexta.
endecasílabo sáfico Verso que lleva los acentos en las sílabas cuarta, sexta y octava.
Traducciones

endecasílabo

hendecasyllabic

endecasílabo

endecasillabo

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

hendecasyllable

endecasílabo

A. ADJhendecasyllabic
B. SMhendecasyllable
Ejemplos ?
Boscán, que había cultivado con anterioridad la conceptuosa y cortesana lírica cancioneril, introdujo el verso endecasílabo y las estrofas italianas (soneto, octava real, terceto encadenado, canción en estancias), así como el poema en endecasílabos blancos y los motivos y estructuras del Petrarquismo en la poesía castellana.
La novedad del endecasílabo, sin embargo, arraigó al lado del octosílabo como el verso más usado en la lírica española y desde entonces el dodecasílabo, con un ritmo machacón y menos flexible que el del endecasílabo, fue arrinconado y preterido en favor del endecasílabo cuando había que tratar temas importantes.
Su libertad expresiva es máxima, aunque junto al verso libre se advierte el uso del verso medido (octosílabo, endecasílabo y alejandrino).
El resto de su obra impresa está dedicado a la traducción: obras de Alexander Pope (El ensayo sobre la crítica (1840) y El rizo robado (1851); Virgilio (la Eneida, traducido en verso endecasílabo (1854), y el volumen Noticias sobre P.
En efecto, un importante grupo de estos sainetes lo constituyen las parodias de tragedias neoclásicas francesas en estilo solemne y endecasílabo en romance heroico: Manolo, Inesilla la de Pinto y Zara, por ejemplo.
La utilización del verso de once sílabas (endecasílabo) y sus perfectos sonetos encandilaron a poetas de los dos siglos siguientes y tuvieron influencia en el Siglo de Oro español, aunque algunos autores los rechazaran y los juzgaran como extranjerizantes.
Y ese consuelo y serenidad lo halla en los cielos o en la naturaleza: Como poeta desarrolló la lira como estrofa, pero prefería el endecasílabo para las traducciones de poetas latinos y griegos, que por lo general realizaba en tercetos encadenados o en octava real.
Pero toda la descripción recrea el pasado en que eran bellos los ojos, rubios los cabellos y bello el gesto y contribuye a la imagen invariable del aspecto de Laura. El Cancionero tiene influencia capital en dos aspectos de la métrica: el ritmo del endecasílabo y las formas estróficas.
En Cantares encontramos dos sistemas métricos diferenciados:: el primero está basado en la acentuación posibilitando un marcado ritmo de muñeira gracias a cuatro acentos tónicos en cada verso y un fluctuante número de sílabas (”Has de cantar”;” a vernos, Marica, nantronte viñeras”...): en el otro sistema predominan las formas populares de arte menor (romances, sobre todo). El verso de arte mayor se reduce al endecasílabo.
De un lado, hace prevalecer definitivamente los ritmos del endecasílabo a maiore con acento en la sexta sílaba y a minore con acentos en la cuarta y la octava, lo que determina que en la poesía culta española (que, a partir de Boscán y Garcilaso, adopta los metros italianos), sean éstos los ritmos más habituales.
Este tipo de acentuación tiene su origen en la llamada métrica de cantidad empleada en la poesía clásica.:Endecasílabo propio...
Cada cual posee una distinta expresividad, y gracias a estas variantes el endecasílabo es un instrumento lírico sumamente variado y rítmicamente flexible, por lo cual sustituyó como elemento preferido del arte mayor al dodecasílabo en el siglo XVI, demasiado rígido por su ritmo solemne y monótono.