enciclopedista

(redireccionado de enciclopedistas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con enciclopedistas: ilustracion

enciclopedista

1. adj./ s. m. y f. Que es autor o colabora en la realización de una enciclopedia el equipo de redacción está formado por doce prestigiosos enciclopedistas.
2. adj. HISTORIA De la Enciclopedia o del enciclopedismo.
3. adj./ s. HISTORIA Que era o es partidario del enciclopedismo.

enciclopedista

 
adj.-com. Díc. del adepto al enciclopedismo.
com. Autor o colaborador de una enciclopedia.
Sinónimos

enciclopedista:

ilustrado
Traducciones

enciclopedista

enciclopedista
Ejemplos ?
En la decadencia del Santo Oficio, en 1818, el Segundo Piloto del Virreinato del Perú y Director de la Academia Real de Náutica de Lima, Eduardo Carrasco (1779-1865), salió bien librado de una acusación ante el Tribunal por poseer en su biblioteca libros de los enciclopedistas franceses.
El «Rincón de la Reina» agrupaba a los enciclopedistas, con Rousseau, Grimm, Diderot, d'Holbach y, más tarde, d'Alembert; las críticas se focalizan en Rameau, principal representante del «Rincón del Rey».
El carácter natural de la armonía, materializada por el bajo fundamental, es tal que marca de manera inconsciente nuestro instinto para la música: Rameau se ocupó a lo largo de toda su vida, más que de ninguna otra cosa, de la teoría: escribió muchos tratados y mantuvo durante más de treinta años muchas polémicas sobre el tema: con Montéclair, hacia 1729; con el padre Castel, al principio amigo y con el que acabó por enemistarse, hacia 1736; con Jean-Jacques Rousseau y los enciclopedistas, hacia 1752; por último, con d'Alembert, también al principio uno de sus fieles partidarios.
Su uso se extiende desde finales del siglo XVIII como lema del despotismo ilustrado, caracterizado por el paternalismo, en oposición a la opinión extendida desde los enciclopedistas que veía necesario el protagonismo y la intervención del pueblo en los asuntos políticos, incluso asignándole el papel de sujeto de la soberanía (principio de soberanía popular de Rousseau).
En 1810 recibió la tonsura de manos del obispo Bellini. Pero la lectura de los enciclopedistas franceses destruye definitivamente su fe religiosa.
Adoptó medidas rigurosas para impedir el avance del pensamiento enciclopedistas y revolucionarios de franceses y norteamericanos.
Fue usada sin escrúpulos sin embargo por sesudos enciclopedistas franceses como Voltaire, que la contrataba siempre para sus estrenos dramáticos.
Invierte en las colonias de Antillas, especialmente en Santo Domingo, y toma Lorena 1766 y Córcega 1768 que serán anexionadas a Francia. Su gestión interior es juzgada favorablemente por los enciclopedistas, favor que él mantiene desterrando a los jesuitas.
Durante la primera mitad del siglo XVIII —el siglo de los enciclopedistas—, el dramaturgo francés Pierre de Marivaux concibe, estrena y publica una de sus obras más significativas, Juego del amor y del azar (1730), la cual sirvió de inspiración a una generación de dramaturgos ya muy avanzado el siglo XIX.
En la segunda mitad del siglo XVIII era un estereotipo social objeto de crítica, especialmente por su ociosidad y su seguimiento acrítico de las modas francesas y en general de todo lo francés, llegando a extremos ridículos (incluso en la adulteración de la lengua -mezclada con la española- o la cultura francesa -especialmente vulgarizaciones de enciclopedistas y philosophes -).
Más tarde, y fomentados por las ideas de los enciclopedistas franceses, vinieron las sublevaciones como el Motín del Té en el puerto de Boston (1773).
Cursó sus estudios básicos en Asunción, y luego se trasladó a la Universidad Real de Córdoba del Tucumán, donde cursó Teología obteniendo los siguientes títulos: Fue también allí donde se introdujo en las lecturas prohibidas de los filósofos y enciclopedistas franceses.