encendida

Traducciones

encendida

SF (Caribe) (= paliza) → beating; (= reprimenda) → telling-off
Ejemplos ?
—¿Y de dónde era Rey? —De España. La Infanta murmuró poniéndose encendida: —De la Corona de Aragón: ¿Verdad, Marqués? —Verdad, Alteza.
—Es un nombre muy bonito. Me miró poniéndose encendida, y repuso risueña y sincera: —¡Será lo único bonito que tenga! —Tienes también muy bonitos los ojos.
Cuando, por último, los médicos, fatigados, declararon que, por su parte, estando conseguido lo posible, lo principal, lo demás era, cuestión que había que confiar a la naturaleza misma, la cual se reserva, en sus santuarios, mucho que no ha entregado aún a la investigación humana, aunque es de suponer que un día no tendrá más remedio que entregarlo, la madre, oída la sentencia, irguiose encendida, arrebolada de inspiración...
Palpaba el pábilo, apretándolo con los dedos, y luego se echaba del otro lado, volviendo a encasquetarse el gorro. Pero muchas veces se le ocurría pensar: ¿no habrá quedado un ascua encendida en el braserillo que hay debajo de la mesa?
Éste, durante su primera juventud, había sido soldado, había luchado contra salvajes desnudos, había seguido la bandera de su país hasta la capital de una raza civilizada en el extremo sur. Pero en la existencia apacible del plantador, la llama de la guerra había sobrevivido; una vez encendida, nunca se apagó.
Una chispita que quedara encendida, podía avivarse y provocar un desastre. Y volvía a levantarse, bajaba la escalera de mano -pues otra no había- y, llegado al brasero y comprobado que no se veía ninguna chispa, regresaba arriba.
-San Gabriel: Aquí me tienes con tres clavos de alegría. Tu fulgor abre jazmines sobre mi cara encendida. -Dios te salve, Anunciación.
Ay quien tristemente causas con despiadado corazón furores, santo muchacho, con las angustias de los hombres quien gozos mezclas, 95 y tú la que reinas los golgos, la que el Idalio frondoso: con cuáles oleajes agitasteis, encendida en su mente, a la muchacha, por el flavo huésped a menudo suspirando.
Si algún tormento hay en su estado, hacía falta que estuviese también antes que naciéramos; cuando es bien cierto que no sentíamos ningún displacer. Di, ¿no tendrías por muy rústico que creyese que una vela es peor cuando está apagada que no antes de estar encendida?
Las espantables bestias prehistóricas, erizadas de dientes, púas y sierras; el oso de las cavernas, grande como un toro; el ciervo, enorme como un castillo y de sanguinaria ferocidad; toda la fauna horripilante, de formas fantásticas, aborto de una pesadilla de la Naturaleza, retrocedió en la noche, guiñando los ojos con aullidos de asombro, ante el rojo sol de la hoguera encendida en la lóbrega planicie, al amparo de cuya luz pudieron dormir tranquilos los humanos.
Doña Margarita les dijo con una graciosa severidad: —¿Quién ha sabido mejor sus lecciones? La Infanta calló poniéndose encendida, mientras Don Jaime, más denodado, respondía: —Las hemos sabido todos lo mismo.
Caían espesísimas y hechas una brasa encendida, y ninguna acertaba a indio que no le derribase y descalabrase, y, temerosos los indios de esto, se encerraron en sus casas, donde creció por momentos la piedra, tierra y ceniza, que quedaron todos enterrados en ella para siempre.