Ejemplos ?
El 23 de abril Gregorio Tagle y el otro de los vocales de la Cámara de Apelaciones, Alejo Castex, iniciaron por orden del cabildo procesos por delitos de facción, excesos en la administración pública e infidencia contra Agustín José Donado, Gervasio Posadas, Juan Larrea, Nicolás Herrera, Elías Galván entre otros, sindicados como adherentes al régimen depuesto. Los encausados sufrieron el embargo de sus bienes y el destierro.
En dicho juicio hay un total de 48 encausados -23 políticos, trece promotores y constructores, ocho funcionarios, tres técnicos y un notario- por el desarrollo urbanístico "irregular" de esta zona de Castro Urdiales.
En cada celda, se encontraban dos avisos: “Reglas para el Preso” (con penas disciplinarias), e “Instrucción para el Arreglo de la Celda”. Había dos categorías de reclusos: Penados y Encausados.
Tras el cierre de Egunkaria, su testigo fue cogido por los trabajadores del mismo que no fueron encausados, sacando a los pocos días el periódico Berria (traducible como «Nuevo», «Noticia» o «Nueva»).
Son encausados como autores del homicidio Pedro Barrientos Núñez y Hugo Sánchez Marmonti y como cómplices Roberto Souper Onfray, Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Hasse Mazzei y Luis Bethke Wulf.
Los encausados pudieron reunirse poco antes de comenzar el juicio y condenaron el secuestro, por entender que podía perjudicar a las movilizaciones en curso, crítica en la que coincidían con ETA VI, en la que posteriormente se integraría Karrera., El Mundo, 15 de mayo de 1995.
La composición de este grupo paramilitar era de jóvenes encausados por algún delito del fuero común y también por miembros, de tropa, del ejército mexicano que fueron simplemente comisionados para estas labores.
Los primeros procesos empezaron el 7 de agosto de 1944 pero ya Hitler había ordenado que los encausados fueran condenados a muerte y ejecutados en la horca, sin excepción; entre los condenados estaban Carl Friedrich Goerdeler, Popitz, Julius Leber, Friedrich Graf von der Schulenburg, Ulrich von Hasell, entre otros.
El 10 de junio de 2010, el TPIY hizo público el veredicto sobre los procesados en relación con el genocidio, condenando a cadena perpetua a Ljubisa Beara y Vujadin Popovic, y a penas de entre 5 y 35 años de prisión para los otros cinco encausados.
Las razones para formar el consejo de guerra, tal como se conservan en el expediente de archivo de la causa, aludieron a la disciplina y la ejemplaridad («conforme con el precedente dictamen y estimando conveniente por razones de disciplina y ejemplaridad se ve esa causa en juicio sumarísimo»). El 15 de agosto se dictó sentencia, que condenaba a los encausados a la «pena de muerte por delito de traición..
Posteriormente, el día viernes 26 de octubre de 2007, en fallo unánime, la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago acogió quince de los 17 recursos de amparo interpuestos por los procesados, siendo beneficiados Lucía Hiriart, además de sus cinco hijos (Augusto, Lucía, Jacqueline, María Verónica y Marco Antonio), una decena de otros encausados, entre ellos Patricio Madariaga y el Coronel de Ejército Mortimer Jofré, a quienes la Corte les concedió el recurso de amparo "de oficio".
En el texto del fallo se dice que «no se advierte que los encausados tuvieran conocimiento y voluntad en torno al designio criminal de apropiarse de caudales públicos».