encarnarse

encarnarse

(enkaɾ'naɾse)
verbo pronominal
1. tomar forma corporal un ser inmaterial Desearía que mi alma se encarnara en un ave.
2. introducirse una uña que estaba creciendo en la carne que la rodea Se me encarnó el dedo gordo del pié.
Traducciones

encarnarse

incarnare
Ejemplos ?
El Bodhisattva patrono del Tíbet y creen que, tras su muerte, su conciencia sutil tarda un intervalo de cuarenta y nueve días, a lo sumo, para encarnarse de nuevo en un infante que ya desde su nacimiento puede dar señales de su carácter especial.
El alma, al encarnarse, trastorna todos sus movimientos ordenados circularmente debido a los reflujos caóticos del cuerpo, y esto ocasiona que, cuando encuentra una naturaleza exterior del género de lo Mismo o lo Otro, no lo comunique correctamente y se vuelva mentirosa y sin inteligencia.
La liberación depende, entonces, según este punto de vista del esfuerzo personal y no de los sacerdotes o de los dioses. Si el alma consigue liberarse de sus impurezas, no volverá a encarnarse y gozará al fin de un eterno descanso.
El historicismo es dominante entre los seguidores de Ranke en Alemania, con un acusado componente idealista: las ideas son las raíces del proceso histórico al encarnarse en hombres o instituciones.
Pero esto le está vetado en forma de dios, pues los Seis no tardarían en encontrarlo y destruirlo. Así, para conseguir el dominio debe encarnarse en un cuerpo mortal, sin elegir ningún sexo concreto.
La Inmaculada, cuya definición dogmática reclamaban sus defensores, se asociaba de este modo con la Eucaristía, elemento central de la doctrina católica: la misma manifestación de amor a los hombres que había movido a Jesús al final de sus días en la tierra a encarnarse en el pan, había preservado a María del pecado antes de todos los tiempos.
Luego, volvieron a la serpiente Arco Iris, que sigue viva en los pozos de agua del desierto, en los nubarrones de lluvia y en los hijos que esperan la ocasión de encarnarse en el seno de las embarazadas.
Esto explica por qué el alma, en un primer momento al encarnarse, se vuelva irracional. Este estado puede ser superado cuando los flujos apetitivos y del crecimiento aminoran, y las órbitas de las revoluciones anímicas nuevamente alcanzan un orden, comunicando correctamente lo Mismo y lo Otro por la virtud y la educación.
Esta palabra se le da por un lado a la encarnación animal de un hombre y por el otro al hombre que tiene el poder de encarnarse en ese animal, pero lo que hay en el fondo de esta creencia es la afirmación de que se puede ser hombre y animal a la misma vez; además, es estrictamente individual no como en el totemismo que tiene un valor colectivo.
Link con la máscara Zora es capaz de encarnarse en el cuerpo de Mikau y de esta manera transformarse en él, siendo éste juego el único en el cual hay posibilidad de que Link se transforme en Zora.
Todas estas Formas se encuentran en el mundo de las Formas, o de las Ideas, en el cual también, según Platón, se encuentran las almas antes de encarnarse en cuerpos y nacer.
Consideraban al «mundo moderno» como una nueva época, aceptando sus instituciones y sus valores. Por lo tanto, creían necesario ir por delante y mostrarle a una Iglesia dispuesta a encarnarse en él.