encarcelar

(redireccionado de encarceló)
También se encuentra en: Sinónimos.

encarcelar

1. v. tr. Meter en la cárcel los encarcelaron junto a varios delincuentes comunes.
2. CONSTRUCCIÓN Asegurar una pieza de madera o hierro con yeso o cal.
3. CARPINTERÍA Sujetar dos piezas de madera recién encoladas para que se peguen bien.

encarcelar

 
tr. Encomendar, poner [a uno] preso en la cárcel.

encarcelar

(enkaɾθe'laɾ)
verbo transitivo
recluir a alguien en prisión encarcelar a un funcionario corrupto

encarcelar


Participio Pasado: encarcelado
Gerundio: encarcelando

Presente Indicativo
yo encarcelo
tú encarcelas
Ud./él/ella encarcela
nosotros, -as encarcelamos
vosotros, -as encarceláis
Uds./ellos/ellas encarcelan
Imperfecto
yo encarcelaba
tú encarcelabas
Ud./él/ella encarcelaba
nosotros, -as encarcelábamos
vosotros, -as encarcelabais
Uds./ellos/ellas encarcelaban
Futuro
yo encarcelaré
tú encarcelarás
Ud./él/ella encarcelará
nosotros, -as encarcelaremos
vosotros, -as encarcelaréis
Uds./ellos/ellas encarcelarán
Pretérito
yo encarcelé
tú encarcelaste
Ud./él/ella encarceló
nosotros, -as encarcelamos
vosotros, -as encarcelasteis
Uds./ellos/ellas encarcelaron
Condicional
yo encarcelaría
tú encarcelarías
Ud./él/ella encarcelaría
nosotros, -as encarcelaríamos
vosotros, -as encarcelaríais
Uds./ellos/ellas encarcelarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo encarcelara
tú encarcelaras
Ud./él/ella encarcelara
nosotros, -as encarceláramos
vosotros, -as encarcelarais
Uds./ellos/ellas encarcelaran
yo encarcelase
tú encarcelases
Ud./él/ella encarcelase
nosotros, -as encarcelásemos
vosotros, -as encarcelaseis
Uds./ellos/ellas encarcelasen
Presente de Subjuntivo
yo encarcele
tú encarceles
Ud./él/ella encarcele
nosotros, -as encarcelemos
vosotros, -as encarceléis
Uds./ellos/ellas encarcelen
Futuro de Subjuntivo
yo encarcelare
tú encarcelares
Ud./él/ella encarcelare
nosotros, -as encarceláremos
vosotros, -as encarcelareis
Uds./ellos/ellas encarcelaren
Imperativo
encarcela (tú)
encarcele (Ud./él/ella)
encarcelad (vosotros, -as)
encarcelen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había encarcelado
tú habías encarcelado
Ud./él/ella había encarcelado
nosotros, -as habíamos encarcelado
vosotros, -as habíais encarcelado
Uds./ellos/ellas habían encarcelado
Futuro Perfecto
yo habré encarcelado
tú habrás encarcelado
Ud./él/ella habrá encarcelado
nosotros, -as habremos encarcelado
vosotros, -as habréis encarcelado
Uds./ellos/ellas habrán encarcelado
Pretérito Perfecto
yo he encarcelado
tú has encarcelado
Ud./él/ella ha encarcelado
nosotros, -as hemos encarcelado
vosotros, -as habéis encarcelado
Uds./ellos/ellas han encarcelado
Condicional Anterior
yo habría encarcelado
tú habrías encarcelado
Ud./él/ella habría encarcelado
nosotros, -as habríamos encarcelado
vosotros, -as habríais encarcelado
Uds./ellos/ellas habrían encarcelado
Pretérito Anterior
yo hube encarcelado
tú hubiste encarcelado
Ud./él/ella hubo encarcelado
nosotros, -as hubimos encarcelado
vosotros, -as hubísteis encarcelado
Uds./ellos/ellas hubieron encarcelado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya encarcelado
tú hayas encarcelado
Ud./él/ella haya encarcelado
nosotros, -as hayamos encarcelado
vosotros, -as hayáis encarcelado
Uds./ellos/ellas hayan encarcelado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera encarcelado
tú hubieras encarcelado
Ud./él/ella hubiera encarcelado
nosotros, -as hubiéramos encarcelado
vosotros, -as hubierais encarcelado
Uds./ellos/ellas hubieran encarcelado
Presente Continuo
yo estoy encarcelando
tú estás encarcelando
Ud./él/ella está encarcelando
nosotros, -as estamos encarcelando
vosotros, -as estáis encarcelando
Uds./ellos/ellas están encarcelando
Pretérito Continuo
yo estuve encarcelando
tú estuviste encarcelando
Ud./él/ella estuvo encarcelando
nosotros, -as estuvimos encarcelando
vosotros, -as estuvisteis encarcelando
Uds./ellos/ellas estuvieron encarcelando
Imperfecto Continuo
yo estaba encarcelando
tú estabas encarcelando
Ud./él/ella estaba encarcelando
nosotros, -as estábamos encarcelando
vosotros, -as estabais encarcelando
Uds./ellos/ellas estaban encarcelando
Futuro Continuo
yo estaré encarcelando
tú estarás encarcelando
Ud./él/ella estará encarcelando
nosotros, -as estaremos encarcelando
vosotros, -as estaréis encarcelando
Uds./ellos/ellas estarán encarcelando
Condicional Continuo
yo estaría encarcelando
tú estarías encarcelando
Ud./él/ella estaría encarcelando
nosotros, -as estaríamos encarcelando
vosotros, -as estaríais encarcelando
Uds./ellos/ellas estarían encarcelando
Sinónimos

encarcelar

transitivo
aprisionar, enchiquerar, enchironar, enjaular.
Enchiquerar, enchironar y enjaular se usan coloquialmente.

encarcelar:

apresarenchironar, aprisionar, enjaular, enchiquerar, entalegar, encerrar,
Traducciones

encarcelar

jail, imprison, to imprison, confine, incarcerate

encarcelar

uvěznit

encarcelar

fængsle

encarcelar

laittaa vankilaan

encarcelar

zatvoriti

encarcelar

投獄する

encarcelar

투옥하다

encarcelar

gevangen zetten

encarcelar

fengsle

encarcelar

uwięzić

encarcelar

encarcerar

encarcelar

sätta i fängelse

encarcelar

เอาเข้าคุก

encarcelar

hapse atmak

encarcelar

bỏ tù

encarcelar

监禁

encarcelar

VTto imprison, jail
Ejemplos ?
Gregorio de Castañeda, quien acababa de ser designado gobernador de Chile, encarceló a Pérez, quizás por anticiparse, pero más tarde lo liberó por temor a la reacción del virrey, que había dado la orden de fundación.
El 27 de agosto llegó Francisco de Bobadilla quien, con poderes de los reyes, encarceló en un barco a los tres hermanos Colón el 15 de septiembre y los envió encadenados a la península a mediados de octubre, llegando a Cádiz el 25 de noviembre de 1500.
Cortés conoció las rivalidades de los indios, puso en mal a los que se tenían celos, fue separando de sus pueblos acobardados a los jefes, se ganó con regalos o aterró con amenazas a los débiles, encarceló o asesinó a los juiciosos y a los bravos; y los sacerdotes que vinieron de España después de los soldados echaron abajo el templo del dios indio, y pusieron encima el templo de su dios.
En 1597, según las cuentas formadas por las oficinas, resultaba contra Cervantes un descubierto de dos mil seiscientos cuarenta y un reales, y por real provisión se le detuvo y encarceló en la corte, poniéndosele después en libertad bajo fianza y con la obligación de rendir cuentas a los treinta días.
Cuando el célebre Magón era gobernador de Cuba, encarceló en la Habana al periodista obrero Saavedra por haber escrito irrespetuosamente del Dictador Díaz.
Le apresó, pues, le encarceló y le confió a cuatro escuadras de cuatro soldados para que le custodiasen, con la intención de presentarle delante del pueblo después de la Pascua.
Pues bien, Chin-Kau no llegó a atentar contra el Consejo, pero su defensor Rat-Hon lo atacó a balazo limpio, hirió a sus miembros, expatrió a otros, encarceló a muchos, y se hizo nombrar mandarín, a fuerza.
Apropióse de la hacienda común el que antes no tenía un junco, compró arrozales, adquirió casa, hubo servidumbre; derrochó entre los suyos los bienes de los demás y las contribuciones de los de Siké pasaron a ser cuentas corrientes en los bancos; vendió en ventas deshonestas muchas propiedades del Estado; encarceló a los vasallos, violentó la leyes, ultrajó la libertad, quemó, saqueó, extorsionó, no hubo institución ni persona que no tuviera que reprocharle algún manejo innoble.
Y no cabe argüir que con la generalización del sufragio y el triunfo de la democracia será verdad la ley del número, porque, aparte el ejemplo que nos dan las naciones republicanas, conviene recordar el período de la revolución en España, con sus diputados impuestos desde abajo a garrotazo limpio, cuando no a tiros; conviene recordar que, a falta de caciquismo gubernamental, subsiste siempre el caciquismo de localidad y de partido, el caciquismo de comité; conviene recordar que durante aquel período se persiguió, atropelló, encarceló y deportó a cuantos estorbaban por impacientes...
Mas tarde, con motivo del proceso de la quiebra del comerciante don Juan B. García, encarceló a un ex juez de letras, a varios abogados y a un fiscal en ejercicio de sus funciones.
Fue la primera oficial de la Policía de la Provincia. La vigilante lo encarceló. Gandhi fue nombrada primera ministra de la India.
En Tolosa convirtió a Honesto, quien se unió a él en el trabajo de misionero; en Carcassonne, el prefecto Rufino los encarceló, pero fueron liberados por un ángel.