encantado

(redireccionado de encantada)
También se encuentra en: Sinónimos.

encantado, a

1. adj. Que está muy contento o satisfecho está encantado con su nueva casa. desencantado
2. Que está distraído y no pone atención.
3. Que está sometido a poderes mágicos dicen que es una casa encantada. embrujado, hechizado
4. formal Fórmula de cortesía usada al saludar o conocer a una persona por primera vez encantado de saludarle.

encantado, -da

 
adj. fig. y fam.Distraído, embobado.
Satisfecho, contento.
m. f. fam.Antiguamente, persona reducida, según creencia vulgar, a inacción o insensibilidad por arte de encantamiento.

encantado, -da

(enkan'taðo, -ða)
abreviación
1. desencantado que está muy satisfecho o contento Tengo al jefe encantado.
2. se emplea como fórmula de cortesía en las presentaciones sociales encantado de conocerla
3. que se encuentra bajo los efectos de un hechizo un pueblo encantado
Sinónimos

encantado

, encantada
adjetivo
1 (col.)distraído, embobado.
Traducciones

encantado

enchanté

encantado

nadšený

encantado

fornøjet

encantado

iloinen

encantado

razdragan

encantado

大喜びの

encantado

아주 기뻐하는

encantado

verrukt

encantado

lykkelig

encantado

zachwycony

encantado

encantado

encantado

glad

encantado

รู้สึกชื่นชมยินดี

encantado

hoşnut

encantado

vui sướng

encantado

高兴的

encantado

ADJ
1. (= muy contento) → delighted
si te encargas tú, yo por mí encantadaI'd be only too pleased o I'd be delighted if you'd take care of it
estar encantado con algo/algnto be delighted with sth/sb
está encantada con el piso nuevoshe's delighted with the new flat
estar encantado de algo: estoy encantado de tu éxitoI'm delighted at your success
estoy encantada de poder ayudarteI'm delighted to be able to help you
2. (en fórmulas de presentación) encantado de conocerlo(I'm) delighted to meet you
-el Sr. Martínez -¡encantado!"let me introduce you to Mr Martínez" - "how do you do!" o "pleased to meet you!"
3. (= embrujado) → enchanted
4. (= distraído) ¡espabila, que parece que estés encantada!wake up, you seem to be in a trance!
Ejemplos ?
No obstante la audacia de la gente, prefieren guardarle respeto al cerro. El Infiernillo es una laguna encantada próxima a la localidad de El Vistazo.
Hallábase usted en Lima, extasiado por supuesto, y sin pensar en otra cosa que en los goces infinitos de aquella encantada ciudad.
Esa fantasía, vaporosa y encantada, selva escondida, empapada de armonía y de placer; santuario de la ventura, magnífico paraíso donde ir vagando es preciso tras un fantástico ser.
Escucha ¡Blanca bella! La voz enamorada (181) De tu libertador, y oirá en ella Tu alma acongojada Consoladora música encantada. Yo nací oh ¡Blanca!
Era muy picarón, si supieran… Pero se creía mago y me dejó encantada, sonriendo para siempre, sin la esperanza de que venga un príncipe y me quite la dichosa sonrisita, que con la cuenta de la luz que gastan en mí, para que me vea lisa y no se le noten las arrugas a esta Mona, - a la tela de mi pintura, me refiero- se me ha hecho eterna como el título de su revista.
Al confuso movimiento con que en la nocturna niebla la multitud que le puebla se agita en redor de mí, paréceme esta alameda selva de sombras poblada, como la selva encantada que al Dante leyendo vi.
os gallinazos sin plumas Julio Ramón Ribeyro A las seis de la mañana la ciudad se levanta de puntillas y comienza a dar sus primeros pasos. Una fina niebla disuelve el perfil de los objetos y crea como una atmósfera encantada.
En cuanto a la princesa, ésta se mostró encantada con la exposición, y dada su ignorancia de las proporciones ocultas bajo el grosero exterior de un rústico, fijó su mirada con asombro y deleite en lo que él puso de relieve.
Comprendiendo Aquiles que aquella pasión de doña Concha le distraía de sus reflexiones y le hacía pensar demasiado en las calidades del yo finito, decidió dejar la posada de las chuletas de cartón-piedra, y sin oír a los sentidos, que le pedían el pasto perpetuamente negado, salió con su baúl, sus libros y su filosofía armónica de la isla encantada en que aquella Circe, con su lunar junto a la boca, ofrecía cama, cocido y amor romántico por seis reales...
Y ¿qué encontró Meñique en lo alto del monte? Pues un hacha encantada, que cortaba sola, y estaba echando abajo un pino muy recio.
Aquello no consistía en el vino y como he bebido en botella... la copa está encantada y a ella se debió lo ocurrido. El primer día que Diego salga volveré a beber allí.
Es verdad que leía sin cesar; aunque no pareció revelársele la vocación hasta que leyó a los dieciséis años la Reina Encantada de Spencer: desde entonces sólo vivió para los versos.