Ejemplos ?
A partir de determinados diámetros, lo normal es que la cabeza de los tornillos comerciales sea hexagonal, principalmente los que enroscan en piezas metálicas o en su correspondiente tuerca.
En los años ochenta, Fitzcarrald llevó un barco de vapor a lo largo del istmo de un río a otro, pero este pesada sólo 30 toneladas, y fue llevado en piezas para ser construido en su destino.
El ikebana es tan practicado en Japón hoy en día como también lo es en el resto del mundo. El ukiyo-e es un género de impresiones en piezas de madera que ejemplifica las características del arte japonés pre-Meiji.
La fantasía, el ricercare y más tarde el canon y la fuga -la forma contrapuntística por excelencia- todos muestran contrapunto imitativo, que también aparece con frecuencia en piezas corales como motetes y madrigales.
La pintura china data de unos 5000 años, época en que los chinos dibujaban imágenes de personas humanas y animales en las rocas con tintes hechos con mineral, y hacían dibujos de diversos objetos de cerámica. Después, grabaron dibujos y motivos místicos en piezas de bronce.
Durante la época del virreinato del Perú (1532 - 1821), Chan Chan fue objeto de múltiples saqueos y destrucciones, pues existía la creencia que entre sus muros y pirámides estaba escondido un gran tesoro en piezas de oro y plata.
El molibdeno se utiliza pues en aleaciones de alta resistencia y que soporten temperaturas y corrosiones sumamente altas. Estas aleaciones se usan en la construcción y en piezas de aviones y automóviles.
Las raíces secas son preparados mediante la limpieza previa en agua y su posterior desecado al sol, generalmente en piezas de tela.
Varios de los primeros microordenadores de los años 1970, que usualmente eran vendidos por correo -en piezas sueltas o ensamblados-, usaron el 6800 como procesador principal.
Sin embargo, no ahorró demostraciones de adhesión al nuevo régimen en piezas como Lo increíble (1940), Aves y Pájaros (1941) y Abuelo y nieto (1941); es más, en Valencia subió a la tribuna presidencial para asistir al desfile de las tropas nacionales y su presencia en la plaza de Oriente de Madrid en la gran manifestación profranquista de 1947 —presencia abundantemente comentada y fotografiada en la prensa—, le congració el aprecio del régimen y terminó con el silencio oficial que la censura había impuesto sobre su persona y sus obras.
La Guerra Civil le pilló en zona republicana (Barcelona) e hizo declaraciones en favor del gobierno legítimo que luego afirmó fueron forzadas por las autoridades y de las que continuamente se desdijo en piezas como Aves y pájaros (1940), Abuelo y nieto (1941), La enlutada (1942) o La ciudad doliente (1945), asistiendo además a no pocos actos oficiales del franquismo, el cual, tras mostrarse reticente con sus obras, terminó por aceptarlas como muestras del teatro de los vencedores.
El resto del álbum consiste en piezas secundarias vanguardistas incluidas en la banda sonora (algunas de las cuales también figuran en The Man/The Journey), con unas pocas canciones más potentes, como «The Nile Song».