Ejemplos ?
No quedó chácara de maíz que se pudiese aprovechar, porque cubiertas de cenizas, se perdió y, como estaba en flor, no hubo remedio ninguno para ello.
Que las más blancas rosas y que los lirios den gloriosas coronas a tu sién. Y que todas las Hadas deshojen en tu honor rosadas ilusiones en flor.
Se pasaba el día gozando de la luz del sol, volando de flor en flor, bailando sobre las alas de la inquieta mariposa y midiendo los pasos que necesitaba dar para recorrer todos los caminos y senderos que hay en una sola hoja de tilo.
Y centenares de imágenes cruzaban su mente. Así transcurrieron muchos años; el muchacho era ya un anciano, y estaba sentado con su anciana esposa bajo un árbol en flor.
Se descubrió la cabeza, fijó los ojos en los bondadosos de la santa, y a su alrededor todo se llenó de brillo y de rosas, que se esparcieron exhalando delicioso perfume; y sintió también el olor tan querido de las manzanas, que venía de un manzano en flor cuyas ramas se extendían por encima de su persona.
Las flores que semejan de los cielos el tapiz no tienen de tus labios el aroma ni el matiz... Si mi esperanza en flor pudiera retratar tendría de tus ojos el color.
Tupidos ya los céspedes y tréboles del prado, ya todo está alfombrado de vegetal tapiz; ya están en flor los árboles; ya el nido la oropéndola colgó, y mecerse viéndola dormita la perdiz.
ran aún los agitados días En que mi juventud abandonada Adivinó tal vez horas impías Entre el crespón de la insondable nada; Cuando con ojo avaro y penetrante, Aun no poeta, el porvenir medita El niño, y ve pasarlo por delante Árida nada que su sed irrita; Cuando el nombre del niño no es un nombre, Cuando la idea informe no es idea, Y en el alma del niño nace el hombre Que idea y nombre se conquista y crea; Entonces, de la vida en el vacío, Soñé un bello fantasma que rodaba: Gota brillante y fresca de rocío En flor que brota entre pajiza lava.
La luz del día, penetrando por la entreabierta ventana, iluminaba la habitación, en la cual, además del humilde mobiliario, consistente en una mesa de pino, varias sillas y un viejo aparador con cortinas azules, veíanse algunos enseres de pesca, varios remos apoyados contra uno de los ángulos, y dando una nota risueña al conjunto, un pájaro, que cantaba en una jaula de alambre, y dos macetas de geranios en flor, que decoraban el alféizar de la ventana, junto a la que cosía la unigénita del Levantino, la cual contestó al poco expresivo saludo del recién llegado con una apenas perceptible inclinación de cabeza.
-Sí que se mejoró una miaja, pero apenitas gorvió ar pueblo encomenzó de nuevo a toser, y como yo sé que mi prenda no va a jaser los huesos viejos, y como si ella no los jase viejos, en flor se me van a abitocar a mí los míos...
El patio estaba contiguo a un jardín, que era una ascua de flores; las rosas colgaban, frescas o fragantes, por encima de la diminuta verja; estaban en flor los tilos, y las golondrinas chillaban, volando: «¡Quirrevirrevit, ha vuelto mi hombrecito!».
Tierno el corazón. Y es por decisión. Y allí va... la maestra va; ahora el canto en flor. ¡Basta! Vasta y vasta es la lección. La gramática insistía en pensar bien cada día; y en los números también.