Ejemplos ?
Algo oscuro se removía en el fondo de su ser; algo que era a la vez sentimiento y brutalidad, pena y protesta, y que se resolvió en lágrimas tardías, más que derramadas, exudadas por los encarnizados, durísimos ojos...
Era éste muy joven, y de una belleza que ni la penitencia ni la agonía habían podido eclipsar, y hallábase tendido sobre los ladrillos de su celda, velados ya los ojos por la muerte, con una mano extendida sobre una calavera, y estrechando con la otra, a su corazón, un crucifijo de madera y cobre. En el fondo del lienzo se veía pintado otro cuadro, que figuraba estar colgado cerca del lecho de que se suponía haber salido el religioso para morir con más humildad sobre la dura tierra.
Sí; si Vulcano les hablara de esta manera es seguro que ninguno de ellos rehusaría ni respondería que deseaba otra cosa, persuadido de que lo que acababa de oír expresaba lo que siempre existía en el fondo de su alma: el deseo de estar unido y confundido con el objeto amado de manera que no formara con él más que un solo ser.
No procede contra normas legales ni contra Resoluciones Judiciales emanadas de procedimiento regular.( ) La Acción de Hábeas Data, que procede contra el hecho u omisión, por parte de cualquier autoridad, funcionario o persona, que vulnera o amenaza los derechos a que se refiere el artículo 2o, incisos 5) y 6) de la Constitución.( ) La Acción de Inconstitucionalidad, que procede contra las normas que tienen rango de ley: leyes, decretos legislativos, decretos de urgencia, tratados, reglamentos del Congreso, normas regionales de carácter general y ordenanzas municipales que contravengan la Constitución en la forma o en el fondo.
No alcanza a ver más, pero sabe muy bien que a sus espaldas está el camino al puerto nuevo; y que en la dirección de su cabeza, allá abajo, yace en el fondo del valle el Paraná dormido como un lago.
El Horqueta daba aún paso cuando Subercasaux se decidió a salir; pero en su estado, no se atrevía a recorrer a caballo tal distancia. Y en el fondo, hacia el arroyo del Cazador, ¿qué podía hallar?
A pesar de algún desacuerdo por el año cuarenta, en el que una labor nuestra concreta fue objeto de cierta crítica que entendí infundada, destinada en el fondo a otra persona y que no se originó en Ferreiro, integrante y luego presidente del Archivo Artigas, mantuvimos con él una cordial relación ininterrumpida y aún más estrecha, cuando siendo el director de Enseñanza Primaria (1959 – 63), me designó para integrar uno de los tribunales decisorios sobre qué maestros titulados se hallaban capacitados para ingresar al servicio.
Se cerraron los ojos destinados a iluminar mis gozos y mi dicha en esta vida. Reposa ahora dulcemente en el fondo del mar, pobre alma mía.
Se encontraba en el fondo de un espacioso valle; ningún otro nombre hubiera podido aplicársele con más propiedad, ni ninguna otra cosa se adaptaba tan perfectamente a un nombre.
Era inusitado aquel espectáculo que ante mis ojos aparecía: Miles de lucecitas de muchísimos colores alumbraban un gran salón; en sus paredes había millones de preciosas piedrecillas luminosas que las adornaban; en el fondo estaba una silla dorada en la que se veía sentada una abeja de vestido más brillante que los de las demás.
El recoveco se extendía tenebroso; su estrecha longitud se curveaba conforme yo avanzaba por él; experimentaba mucho recelo al tropezarme y a hacer ruido. Luego de recorrerlo durante un prolongado tramo, al fin, en el fondo logré ver unos rayos de luz.
A quien los lea con cuidado no le será difícil penetrar la verdad que existe en el fondo de ellos, según la cual, para mí, la reclamación de fueros o precedencias en todos los casos o casi todos ellos, acusa un estado de crisis de antipatías personales o de grupo.