empequeñecer

(redireccionado de empequeñeciendo)
También se encuentra en: Sinónimos.

empequeñecer

(Derivado de pequeño.)
1. v. tr., intr. y prnl. Reducir el tamaño de una cosa el jersey se empequeñeció al lavarlo con agua caliente.
2. v. tr. Quitar importancia o valor a una persona o una cosa él empequeñeció su heroicidad. atenuar, restar
NOTA: Se conjuga como: carecer

empequeñecer

 
tr. Minorar [una cosa] o amenguar su importancia.
V. Conjugación (cuadro) [10] como agradecer.

empequeñecer

(empekeɲe'θeɾ)
verbo transitivo
1. aumentar hacer más pequeña una cosa El caudal del rió empequeñeció por la falta de lluvias.
2. engrandecer restar importancia o valor a una persona o una cosa Siempre tiende a empequeñecer los méritos ajenos.
Sinónimos

empequeñecer

transitivo, intransitivo y pronominal
Traducciones

empequeñecer

dwarf, belittle, minimize

empequeñecer

rimpicciolire

empequeñecer

A. VT
1. (= achicar) → to dwarf, make (seem) smaller
2. (= menoscabar) → to minimize, belittle
B. VI ha empequeñecido con los añosshe has got smaller as she has got older
Ejemplos ?
Era el factor de poder que, multiplicando el poder del capital y relativamente empequeñeciendo la importancia del trabajador, explica la extraordinaria rapidez con la cual, durante el segundo y tercer período se llevó a cabo la conquista de la república por la plutocracia.
Incluso la administración del dinero que se reunía de esta humillante subasta pública de los bienes nacionales, se entregó a las empresas extranjeras, empequeñeciendo de esta manera el poder de las decisiones que tenía el Estado.
El pueblo de los campos quiere vivir la vida de la civilización, trata de respirar el aire de la libertad económica, que hasta aquí ha desconocido y la que nunca podrá adquirir si deja en pie el tradicional señor de horca y cuchillo, disponiendo a su antojo de las personas de sus jornaleros, extorsionándolos con la norma de los salarios, aniquilándolos con tareas excesivas, embruteciéndolos con la miseria y el mal trato, empequeñeciendo y agotando su raza con la lenta agonía de la servidumbre, con el forzoso marchitamiento de los seres que tienen hambre, de los estómagos y de los cerebros que están vacíos.
La Reina roja no ofreció la menor resistencia: tan sólo ocurrió que su cara se fue empequeñeciendo mientras que los ojos se le agrandaban y se le iban poniendo verdes; y mientras Alicia continuaba sacudiéndola, seguía haciéndose más pequeña..., y más gorda..., y más suave..., y más redonda..., y ...