empedrado

(redireccionado de empedrada)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con empedrada: emparedado

empedrado, a

1. adj. Que está cubierto de nubes pequeñas que se tocan unas con otras.
2. Se aplica a la caballería que tiene manchas, generalmente redondas, más oscuras que el resto del pelo. rodado
3. s. m. Acción y resultado de empedrar.
4. CONSTRUCCIÓN Pavimento formado artificialmente de piedras.

empedrado, -da

 
adj. Díc. de la caballería rodada.
Díc. del cielo cubierto de nubes pequeñas.
m. Acción de empedrar.
fig.Plato de arroz con lentejas y alubias o judías.
constr. Pavimento formado de piedras.

empedrado

(empe'ðɾaðo)
sustantivo masculino
construcción pavimento hecho con piedras El empedrado de la plaza está muy deteriorado.

empedrado, -da


abreviación
cielo que está cubierto de nubes pequeñas El cielo estaba empedrado de nubes de distintos tonos de grises.
Sinónimos

empedrado:

emborregado
Traducciones

empedrado

Pflaster

empedrado

dappled, paving, pitted

empedrado

acciottolato

empedrado

A. ADJ [superficie] → paved; [cara] → pockmarked; [cielo] → cloud-flecked
B. SMpaving
Ejemplos ?
Escuchen: Antaño, la Calleja de las Casitas no estaba empedrada; salías de un bache para meterte en un hoyo, como en un camino removido por los carros, y además era muy angosta.
Me parecía que iba caminando por una calle estrecha y mal empedrada de una vieja ciudad, entre altos edificios de piedra con los tejados en pico.
La desesperación de Selim llegó al máximo y corrió hasta una de tantas puertas que se extendían a lo largo de la calle empedrada en la que iba y tocó.
Callaron, pero ya Erdosain la veía en la firme desdicha de su vida, avanzar por la acera de una calle empedrada con lascas de río.
Desde que le avisté, pocos pasos antes de cruzarnos, despertóse en mí desusada piedad hacia aquel desgraciado, que, por lo demás, era primo mío en no sé qué remota línea de consanguinidad materna; y, al cederle la vereda, saludándole de paso, tropecéme en uno de los baches de la empedrada calle, y fui a golpear con el mío un antebrazo del enfermo.
Dormían los habitantes, y la noche serena, parecía guardar su tranquilo sueño: el fresco ambiente susurraba entre los árboles, al paso que la luna plateaba sus copas, y los pajizos techos del caserío; mudos yacían los pajarillos, y de tarde en tarde se percibía el nocturno cantar del gallo, en cuyas intermitencias resonaban los pasos de nuestro personaje, al caminar por la empedrada senda, que a la verde campiña le guiaba.
La fachada principal daba a la única calle, larga y ancha con edificios bonitos y modernos a derecha o izquierda, empedrada y limpia; la otra al jardín cuya terminación se perdía en el monte.
Cruzamos por la plaza de armas, empedrada y sombreada por enormes ficus, en un ángulo estaba la Iglesia de la Compañía, con un mitológico animal sobre la puerta y con sus torrecillas chatas.
Tal era el pavimento de aquella plaza, empedrada a trechos con pequeñas piedrecitas de varios matices formando labores, a trechos cubierta de grandes losas de pizarra, y en su mayor parte, según dejamos dicho, semejante a un jardín de plantas parásitas o a un prado yermo e inculto.
El se encontraba en ese momento en una plaza empedrada de forma singular, en cuyo extremo se alzaba una enorme plataforma rematada por un muro de piedra y rodeada por una barandilla de hierro.
Yo soy el que procede de tus polvos, serpiente empedrada, que te configuran ardua y acarician tu siempre carne mórbida donde se halla la violácea huella de los azotes mecánicos.
La ciudad otra vez fue empedrada fuertemente con paredes y torres y rodeada por una fosa, pero en el siglo XX todo esto se ha reducido al olvido.