Ejemplos ?
Por qué se resolvió dejar este armamento a los peruanos, ante los ruegos y empeños de los orenses para arrojar al agua, por Lo menos, ya que no podían utilizarlo?
Este era el clamor ecuatoriano de que como ya indicamos, sea la organización administrativa respetable por la alta calidad moral de sus elementos, los mismos que debían secundar los empeños y el anhelo de reconstruir.
Yo, señores, soy arbitrista, y he dado a Su Majestad en diferentes tiempos muchos y diferentes arbitrios, todos en provecho suyo y sin daño del reino; y ahora tengo hecho un memorial donde le suplico me señale persona con quien comunique un nuevo arbitrio que tengo: tal, que ha de ser la total restauración de sus empeños; pero, por lo que me ha sucedido con otros memoriales, entiendo que éste también ha de parar en el carnero.
Días después, a pesar de todos nuestros esfuerzos, estallaba la huelga, a lo largo de la cual el Gobierno Federal todavía multiplicó sus empeños para un pronto y urgente arreglo.
-¡Voto va!- dije yo a monsieur Sans-délai, ¿sabéis que nuestro expediente se ha quedado en el aire como el alma de Garibay, y que debe de estar ahora posado como una paloma sobre algún tejado de esta activa población? Hubo que hacer otro. ¡Vuelta a los empeños! ¡Vuelta a la prisa!
-Pues no sólo la tenéis, sino que, por tenerla, seréis ricos, muy ricos, suponiendo que dispongáis del arresto necesario, porque se os confiere una herencia que, en parte, es oro acuñado, y, en parte, máxima, trabajos, empeños, dificultades, viajes y luchas...
los agentes de la contradicción, que estoy desvaneciendo, cuando por estas demostraciones queden convencidos de que no tienen otro objeto sus tenaces empeños que ligar las manos de un jefe benigno, para que no derramen entre los habitantes del país unos bienes que algún día les hicieron probar sus propios enemigos.
Para asistir a esa especie de funeral anticipado y contemplar de cerca a los desventurados reos, llovían los empeños a los oidores y cabildantes, y las más lindas muchachas eran las más afanosas por oír los fatídicos credos.
Esta gracia podrá hacerse extensiva a los empeños de cien reales cuando se hayan tomado dando en prenda herramientas de arte u oficio que necesite el deudor para trabajar.
En fin, yo le amé; no quiero cansar tu atención contando de mi temerario empeño la historia caso por caso; pues tu discreción no ignora de empeños enamorados, ..
Al cabo, la esposa, notando la decadencia y postración del esposo, tuvo una idea. -¿Si encontrase un frac muy barato en alguna casa de empeños?
Y al despertar, con empeños tal vez pensais que, halagüeños os dan, cantando, placeres, esos dulcísimos seres con quien platicáis en sueños.