empeño


También se encuentra en: Sinónimos.

empeño

1. s. m. Acción de empeñar o empeñarse fue a una casa de empeños para conseguir un poco de dinero en efectivo.
2. Deseo intenso de una cosa y esfuerzo que se hace para conseguirla todo su empeño es comprarse un barco. anhelo
3. Constancia en un propósito admiro el empeño que puso en aprobar las oposiciones. tensón, tenacidad
4. Obligación moral de hacer una cosa.
5. Amistad influyente que apoya o avala a una persona en sus aspiraciones. influencia
6. con empeño loc. adv. Con deseo intenso, constancia y esfuerzo intenta complacerle con empeño.
7. en empeño loc. adj. En fianza dejó en empeño la cubertería de plata.

empeño

 
m. Acción y efecto de empeñar o empeñarse.
Obligación de pagar alguna deuda, o de hacer algo.
Vivo deseo de hacer o conseguir algo; objeto a que se dirige.
Tesón y constancia.
Persona que se ha empeñado.
Con empeño. loc. adv. Con gran ahínco.

empeño

(em'peɲo)
sustantivo masculino
1. demostración de constancia y esfuerzo al hacer una cosa trabajar con empeño
2. deseo intenso de conseguir algo Puso todo su empeño en graduarse.
3. objeto a que se dirige un deseo intenso Mi empeño es ganar.
4. acción y efecto de dar algo en garantía de un préstamo saldar un empeño
Sinónimos

empeño

sustantivo masculino
3 tesón, constancia, obstinación, ahínco, porfía, tema, firmeza, insistencia, demanda*.
Por ejemplo: pone mucho empeño en su carrera como actriz.

en empeño locución adverbio en fianza.
Traducciones

empeño

engagement

empeño

závazek

empeño

åtagande

empeño

SM
1. (= resolución) → determination; (= insistencia) → insistence
poner empeño en algoto put a lot of effort into sth
poner empeño en hacer algoto strive to do sth
tener empeño en hacer algoto be bent on doing sth
con empeño (= con insistencia) → insistently; (= con ahínco) → eagerly, keenly
2. (= tienda) → pawnshop
3. (= objeto) → pledge
4. (= empresa) → undertaking
morir en el empeñoto die in the attempt
Ejemplos ?
Junta de esta capital, por la que me he sacrificado, y me hé visto en los ultimos extremos del sufrimiento por estos dichos señores. Pero gracias al Señor, me hallo hoy restaurado y en el mismo empeño que antes.
Se destrozaría físicamente, si era necesario, con tal de lograr aquellos fines. Y sumergido en tales sentimientos se afanaba en su labor, y nada dejaba de hacer con gusto, con cuidado, con empeño.
En fin, yo le amé; no quiero cansar tu atención contando de mi temerario empeño la historia caso por caso; pues tu discreción no ignora de empeños enamorados, ..
No es caso ya que se pierdan los ojos por detrás de esta puerta; mas bien de decirme porque te tomaste este empeño; yo todo lo vi y podre informarte.
¡Sí puede prestarme! —desesperada se aferraba a la ventanilla—. ¡Le dejo a mi hijo! ¡Sí, se lo empeño! —¡Está usted loca! ¡Ya no estorbe!
Calló un momento, y echándome al cuello el amante nudo de sus brazos, murmuró en voz muy baja: —La Señora tiene empeño en la reconciliación, pero yo te juro que jamás...
como tú dices, o por cualquiera otra razón. Eutifrón: En estas materias, Sócrates, no tengo empeño en saber cuáles son sus sentimientos respecto a mí.
No tengo empeño mayor que el de perfeccionarme todo lo posible y no veo a nadie cuyo auxilio para esto pueda serme más provechoso que el tuyo.
-¿Y qué fué lo que le regaló ese otro que, según dicen, anda arrullando en tu aguaero? -Pos ése le quiso regalar un mantón, que era lo que yo tenía empeño en regalarle, un mantón que vendía la Trini la Petaquera.
III ¡Alma, que vienes a mis reinos, llega desnuda de cualquier mortal empeño, y en holocausto de mi amor entrega el virginal perfume de tu ensueño!
Texto Solicitando Casio todos sus amigos contra César, le respondían todos que asistirían su intento, como Marco Bruto le asistiese en él; dando a entender en esto que no echaban menos para dar la muerte a César, manos ni determinación, sino la autoridad de tan grande varón como Bruto; porque su presencia y el empeño de su virtud autorizaba la acción, y bastaba sólo a calificar de honesto el hecho, y que sin él le habían de empezar con sospecha y le habían de efetuar con temor; porque él, si se excusase, mostraría que era injusto, y si le asistiese, que era justificado.
Es preciso que se mire al amor como a la filosofía y a la virtud y que sus leyes tiendan al mismo fin que la de éstas, si se quiere que sea honorable favorecer al que nos ama; porque si el amante y el amado se aman mutuamente en estas condiciones, a saber, que el primero, agradecido a los favores del que ama, esté dispuesto a prestarle cuantos servicios le permita rendirle la equidad, y que por su parte el amado tenga con él todas las complacencias convenientes en reconocimiento del empeño de su amante en tomarle sabio y virtuoso...