empeñado


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con empeñado: empanadas, empeñar

empeñado, a

1. adj. Que tiene deudas está empeñado hasta las cejas.
2. Que se comporta con empeño y obstinación empeñado en marcharse.
3. Que es acalorado y reñido la discusión fue empeñada.

empeñado, -da

 
adj. Acalorado, reñido.

empeñado, -da

(empe'ɲaðo, -ða)
abreviación
1. persona solvente que tiene deudas Está empeñado hasta los dientes.
2. persona tolerante que tiene firmeza y obstinación en sus ideas y actitudes Está empeñado en mudarse.
3. discusión o lucha conciliador que es acalorado y reñido empeñada discusión
Sinónimos

empeñado

, empeñada
adjetivo
Traducciones

empeñado

commesso

empeñado

commis

empeñado

popełnione

empeñado

begået

empeñado

コミット

empeñado

ADJ
1. [objeto de valor] → pawned
estar empeñado hasta los ojosto be deeply in debt, be up to one's eyes in debt
2. (= empecinado) → determined
estar empeñado en hacer algoto be determined to do sth
3. [discusión] → bitter, heated
Ejemplos ?
La joven tomó asiento muy cerca de él; reflexionó unos instantes; o bien reunió fuerzas para la ya presentida borrasca, y expuso al fin con imponderable dulzura: -Señor de Córdoba: la mañana en que murió mi bendita madre, y cuando, cediendo a ruegos de usted, me retiraba de mi aposento, después de haberla amortajado, por haberse empeñado usted en quedarse solo a velarla, con una piedad y una veneración que no olvidaré jamás...
Dios mismo, el Dios de nuestros mayores, nos ha empeñado una tácita promesa al darnos la fuerza sobrehumana para obrar este verdadero prodigio de los tiempos modernos, manteniendo purísimos, en medio de los embates desenfrenados de la revolución victoriosa, los elementos vivos y fecundos de nuestra raza, como el caudal de un río cristalino que corriera apretado y compacto por en medio del Océano, sin que las olas del mar consiguieran amargar sus aguas.
(me decía a cada instante.) ¡Entonces no hay remedio, me matan!..., pues ese maldito se ha empeñado en que ningunos ojos que vean su fisonomía vuelvan a ver cosa ninguna.» Estaba yo haciendo estas reflexiones, cuando se me presentó un hombre vestido de macareno con mucho lujo, y dándome un golpecito en el hombro y sonriéndose con suma gracia, me dijo: - Compadre, ¡yo soy Parrón!
¡Dios santo, cuán hondas eran sus angustias, sus temores, su desesperación! No quería pensar en la muerte, pero esta idea, pájaro de negrísimo plumaje, parecía empeñado en abatirlo en ella.
En 1817, en medio de los azares de la guerra en que se hallaba empeñado, supo encontrar el modo de festejar y hacer que se celebrara en todo el territorio que estaba bajo su mando, la victoria de Chacabuco, que era para él – según palabras textuales – “un triunfo de la armas de la Patria contra el poder de los tiranos” .
Si mi honor, empeñado ahora por la conducta maligna de Sarratea, hace oír el grito de mi defensa, ni honradez nivelará mis pasos consiguientes, sin envilecerme jamás.
Otrosí, se ha de suplicar a Su Excelencia se sirva de que atento a que el Hospital de esta Ciudad, con su enfermería, botica, vestuario y camas de los pobres, con las casas que tenía de alquiler con que se sustentaban los pobres, se quemó sin escapar nada por ser el principio del dicho incendio por aquella parte, quedando solamente los solares limpios y porque el Hospital quedó empeñado en la fabrica que (se) iba haciendo y no se podrá reedificar ni curar los pobres que hubiere...
Enemigo a los principios abstractos, y empeñado en adecuarlos a las características de la geografía y las tradiciones hispanoamericanas, en el espíritu de las especulaciones de Montesquieu, no renunció a ellos cuando se trataba de definir las bases del nuevo orden republicano.
Porque entre ambos a dos media viejo y celoso un tutor, y al cabo vendrá su amor a concluir en tragedia. Pues en la audiencia togado, y poderoso en la corte, no hay empresa que no aborte como en ello esté empeñado.
Y, en general -¿quién podría negarlo sin engañarse a sí mismo?-, se ha empeñado usted ahincadamente en un trabajo intensísimo tendiente a hacer todo el bien posible al pueblo mexicano, al que se debe usted por completo.
Sólo mediante la unión armónica de todas nuestras fuerzas, la cual es posible por la calidad de los mexicanos y las orientaciones que hemos recibido de los creadores de nuestra nación al través de la Independencia, la Reforma y la Revolución, podremos firmemente dirigir en el interior y en el exterior la vida de nuestro pueblo, que hallándose en impetuoso crecimiento y acelerada transformación está empeñado en cumplir el recio destino que la historia le tiene deparado.
Dada esta primera idea de mi carácter pueril e inocentón, nadie extrañará que me halle hoy en mi bufete con gana de hablar, y sin saber qué decir; empeñado en escribir para el público, y sin saber quién es el público.