emboscada


También se encuentra en: Sinónimos.

emboscada

1. s. f. MILITAR Ataque preparado desde una posición oculta y desconocida para el enemigo, con el fin de sorprenderle desorganizado los soldados cayeron en una terrible emboscada.
2. Intriga urdida contra alguien es muy susceptible, cree que le están preparando una emboscada. celada

emboscada

 
f. Ocultación de una o varias personas para atacar por sorpresa a otra u otras.
fig.Asechanza.

emboscada

(embos'kaða)
sustantivo femenino
1. militar ataque sorpresa de personas ocultas tender una emboscada
2. intriga que se prepara para daño de alguien Le prepararon una emboscada para echarlo del trabajo.
Sinónimos

emboscada

sustantivo femenino
Traducciones

emboscada

ambush, ambuscade

emboscada

útok ze zálohy

emboscada

baghold

emboscada

Hinterhalt

emboscada

ενέδρα

emboscada

väijytys

emboscada

embuscade

emboscada

zasjeda

emboscada

待ち伏せ

emboscada

매복

emboscada

hinderlaag

emboscada

bakhold

emboscada

zasadzka

emboscada

emboscada

emboscada

засада

emboscada

bakhåll

emboscada

การซุ่มโจมตี

emboscada

tuzak

emboscada

cuộc phục kích

emboscada

埋伏

emboscada

埋伏

emboscada

מארב

emboscada

SFambush
tender una emboscada ato lay an ambush for
Ejemplos ?
Soltó el cadáver y alzó los ojos atónitos, sin llanto, al cielo, que consentía aquella iniquidad... Después, sobre el padre que sufría se destacó el hombre de lucha, pronto a la acometida y a la emboscada, vengativo y feroz.
Los ladrones solían tiznarse o enmascararse con un paño negro. Pepona no intervenía; asistía emboscada tras un grupo de árboles. Si aparecía era para impedir que maltratasen o matasen al robado y para dejarle el consuelo, pequeña cantidad que algunos salteadores conceden a los despojados para que beban en el camino.
Arrastrando sus amarillas babuchas por el piso de madera, se aproximó a nuestra mesa, y Guillermo Emilio le dijo: -Honorable Taman: te presentaré a un primo mío, perteneciente a una muy noble familia de América. Taman me saludó al modo oriental; luego estrechó calurosamente mi mano, y yo pensé si no había caído en una emboscada.
Como el señor ordenó prender al insolente, he aquí lo que le dijo: - Hay un medio de limpiaros de toda sospecha: desenvainad vuestra espada, colocad la punta sobre vuestro escudo de armas y jurad que no lo habéis manchado con esta emboscada.
Luego, en el lugar escogido para la emboscada, que era a orillas de un río y cerca de un abrevadero que utilizaba todo el ganado, sentábanse, cubiertos de reluciente bronce, y ponían dos centinelas avanzados para que les avisaran la llegada de las ovejas y de los bueyes de retorcidos cuernos.
Fueron, pues, los realistas los que, a pocas cuadras de distancia de su línea de operaciones, prepararon la emboscada de que fue víctima el primer cónsul británico en el Perú.
Y el anciano Príamo dijo al pueblo: —Ahora, troyanos, traed leña a la ciudad y no temáis ninguna emboscada por parte de los argivos; pues Aquileo, al despedirme en las negras naves, me prometió no causarnos daño hasta que llegue la duodécima aurora.
Mi tía había conseguido una victoria señalada sobre mistress Crupp tirando por la ventana la primera cazuela que encontró emboscada en la escalera y protegiendo su persona a la llegada y a la salida con una asistenta que había tomado para la limpieza.
Mas no creyendo que seguir pudiera mucho el camino por aquella estrada, pues gran grupo de gente ardida y fiera habría de topar allí emboscada: los pone Alcina en torres y tronera a fin de que no salga el que hizo entrada.
esesperado Mangora al saber que todo el amor de Lucía no era más que una astucia para dar tiempo a que volviera su marido, juro, devorado por los celos, vengar en los españoles este ultraje, dándoles un ataque nocturno, valiéndose de una emboscada, y apoderarse de la astuta cristiana.
La otra ciudad aparecía cercada por dos ejércitos cuyos individuos, revestidos de lucientes armaduras, no estaban acordes; los del primero deseaban arruinar la plaza y los otros querían dividir en dos partes cuantas riquezas encerraba la hermosa población. Pero los ciudadanos aún no se rendían, y preparaban secretamente una emboscada.
El hambre y la fatiga hizo a algunos salir del campamento a coger unas aves que se descubrían a poca distancia, puestas artificiosamente por los indios para atraer a los españoles a una emboscada.