Ejemplos ?
Por ejemplo, para corregir el drift longitudinal producido por la elipticidad del ecuador terrestre (o sea, perturbaciones debidas a J_22), la cantidad anual promedio de Δv es de 1.1m/s (Soop 1983); esta cantidad se puede convertir en una cantidad de propelente usando la ecuación de Tsiolkovski.
Eso es irrelevante al preguntarse si la posición era calculada usando una vista heliocéntrica o geocéntrica del Sistema solar; cualquiera que se haya usado resultaría en la misma posición (ignorando la elipticidad) dentro del rango de error del mecanismo.
Como se había mencionado antes, la diferencia de los centros de rotación entre k1 y k2 varía el desplazamiento del tiempo del año y el montaje de estos dos engranes en el engrane e3 proporciona un avance precesional del modelado de la elipticidad con un periodo de 8.8826 años, valor similar al valor actual del periodo de precesión de la luna de 8.85 años.
Goldberg & Gott indican que podría decirse que la Winkel-Tripel es la mejor proyección conocida para representar el mundo entero, produciendo muy pequeños errores de distancia, pequeños errores de combinaciones de elipticidad y área, y menor asimetría estadística que cualquier otro mapa.
n geometría, el achatamiento (o elipticidad) es la medida de compresión de un círculo o una esfera a lo largo de su diámetro para formar una elipse o un elipsoide de revolución (esferoide).
Para la elipticidad de la Tierra, modelada por el WGS84, los valores definidos son: a (radio ecuatorial): 6,378,137.0 m: 1/f (achatamiento inverso): 298.257223563 de donde se deriva: b (radio polar): 6,356,752.3142 m, de lo que la diferencia entre el semieje mayor y menor es de 21,385 km (esto es solo 0.335% del eje mayor, por lo que una representación de la Tierra en una pantalla de computadora debería ser de 300px por 299px.
La energía que llega al exterior de la atmósfera terrestre sobre una superficie perpendicular a los rayos solares lo hace en una cantidad fija, llamada constante solar (1353 W/m² según la NASA) variable durante el año un ± 3% a causa de la elipticidad de la órbita terrestre.
En 1849, Stokes demostró que el mismo resultado se mantenía válido independientemente de la constitución interna y de la densidad de la tierra, si la superficie era un esferoide de equilibrio o de baja elipticidad.