electorero

(redireccionado de electorera)

electorero, a

1. adj./ s. despectivo Que intriga o no juega limpio en unas elecciones le considero un candidato electorero.
2. adj. SOCIOLOGÍA Que tiene relación con la intriga o maniobra electoral maniobra electorera.
3. s. SOCIOLOGÍA Persona que participa en los entresijos de unas elecciones.

electorero -ra

 
adj. Perteneciente o relativo a las intrigas o maniobras en elecciones.
Traducciones

electorero

ADJelectioneering antes de s
Ejemplos ?
Se engañan Yo no sé si también me engañe Pero yo me he recorrido el país esta gente lo niega esta gente llega a farsas como la de Barranquilla donde habia cien mil hombres donde no hay sino solo dos mil conservadores y despues se daban el consuelo de decir que era que los conservadores habian recibido la orden de acudir a mis manifestaciones Esta gente se engaña y simula esta gente no cree en el pueblo colombiano y yo creo en el pueblo colombiano Y aquí hay algo distinto de la cosa electorera aqui hay una fuerta colombianista que no quiere dejarse ultrajar en sus antecedentes y en la gloria de sus mayhores...
Sin embargo, hubo quienes continuaron burlándose de ese camino, continuaron jalando al pueblo hacia atrás, confundiéndolo con la propaganda electorera, diciendo que era dañina la violencia viniera de donde viniera, hablando contra la lucha armada, utilizando los medios de propaganda que convenían al gobierno para atraer al pueblo hacia ese camino, incluso pues que le convenía que sectores de oposición tuvieran cierta presencia mientras la lucha armada iba avanzando y muchos compañeros iban cayendo en la lucha, se iban formando nuevas organizaciones político militares y el pueblo se iba incorporando cada vez más a las nuevas formas de lucha.
Basta que le nieguen todo respaldo a la componenda electorera del régimen y declaren paladinamente ante el país, ante los Institutos Armados y ante la opinión pública internacional, que después de cinco años de inútil esfuerzo, de continuos engaños y de ríos de sangre, en Cuba no hay otra salida que la renuncia de Batista, que ya ha gravitado en dos etapas durante dieciséis años en los destinos del país, y Cuba no está dispuesta a caer en la situación de Nicaragua o Santo Domingo.
La inauguración tuvo lugar una semana antes del límite fijado legalmente para la presentación de proyectos previo a las elecciones federales del 2006, razón por la cual fue señalada por la prensa y por el PRD como obra "electorera".
Este evento no resulta ser más que una forma pintoresca de ilustrar el concepto limitado de una democracia puramente electorera, del show mediático que montan siempre los políticos hondureños, según se desprende del último discurso del Capitán Centella.