el viernes

Traducciones
el viernes 
Ejemplos ?
El viernes a la tarde...pero la verdad que me trataban tan bien ahí en el...no, no, fuera de broma, una habitación divina que además daba a todo un bosque como de pinos, era toda una habitación vidriada, había como un bosque, te trataban como a una diosa y dije "yo no me quiero ir".
Como jefe del estado mexicano, agradezco y acepto estas manifestaciones, porque en el fondo constituyen un tributo a las normas más puras que han inspirado nuestra política en materia internacional. El viernes 23 de enero expuse ante la conciencia ciudadana, cuál era exactamente nuestra posición, e hice notar que el gobierno de México siempre estará disuesto a examinar las proposiciones constructivas que se le hagan para la liquidación de este conflicto, a condición de que las mismas sean compatibles con el decoro y la dignidad del Estado mexicano.
De improviso, el lunes 14 salieron casi 500 millones de dólares, el miércoles 300 y el jueves 705. El viernes 18 de noviembre se registró una de las más elevadas salidas de dinero en el año: 1,657 millones de dólares.
Tras la comparecencia de Serra ante la Cámara de Diputados, el viernes 16 de diciembre el periódico norteamericano Wall Street Journal publicó una extensa entrevista con el secretario de Hacienda.
Por ello, la comisión señala que las dificultades encontradas por algunos miembros de la misma en el desarrollo de sus labores, se esforzó por superarlas; el viernes 20 del presente mes a las 19:00 horas, la comisión en pleno se reunió con el ciudadano jefe del Departamento del Distrito Federal, solicitándole respetuosamente la información relativa a los daños humanos y materiales, sus repercusiones sociales, las medidas tomadas a ese respecto y las que se tomarían en el futuro, actuando siempre las autoridades dentro del estado de derecho en el que los mexicanos vivimos.
Y para proveer a la dicha petición se voto en esta manera: E luego los dichos Regidores unánimes y conformes, dixeron que aceptaban y aceptaron la dicha postura y baja en lo tocante a la carne de vaca y se pregone; y que en cuanto a la postura de las velas de sebo, no se admite, salvo si el dicho Francisco Méndez se obligare a dar velas de sebo por el dicho tiempo de dos anos al dicho precio de un Real abasto, que haciéndolo ansí se admitirá la dicha postura y baja y que se pregone por termino de tres días, y el viernes que viene de esta semana se haga el remate en la persona que mas baja hiciere...
CONDUCTOR: Señor Presidente, el viernes le escuché en Atizapán, la tierra del Presidente López Mateos, su elogio, su reconocimiento al fervor, al recuerdo que se tiene por el Presidente López Mateos, no ha sido el caso de los sucesores del Presidente López Mateos, y han terminado sus antecesores de un modo traumático sus administraciones.
En la cuaresma de 1795, los vecinos contrataron á un do- minico del convento de Lima para que se encargase de predi- car en Huacho el sermón de las Tres horas, al que dio origen en Lyna el jesuíta limeño Alonso Mesía y que, poco á poco, y por mandato pontificio, se ha generalizado en el orbe ca- tólico. El Viernes Santo no cabía ya ni un alfiler de punta en la iglesia parroquial, tanto era el concurso, no sólo de los fieles residentes en el pueblo sino de los venidos de cinco le- guas á la redonda.
hasta las campanas el Viernes Santo (1) Manuelita Madroño era, en 1824, un fresquísimo y lindo pim- pollo de dieciocho primaveras, pimpollo muy codiciado, así por los Tenorios de mamadera ó mozalbetes, como por los hombres graves.
Vi morir a un pobre hombre que había sido gravemente herido y me temo que, desde entonces, un buen número debe haber corrido la misma suerte. El Viernes 14 no hubo lucha y ese día los chilenos enviaron a Miraflores, con bandera de parlamento, al Ministro de Guerra peruano Iglesias, que había sido capturado el día anterior.
Puedo salvarte si puedes decirme el nombre del sexto día de la semana. Se me ha olvidado, y si lo supiera, dejaría de sufrir. - Pues es el viernes ─respondió Marguerite. - Gracias ─dijo la vieja─.
Guárdate de las caídas, principalmente de espaldas, que suelen ser peligrosas en las principales damas. Cosas hay más que decirte; si para el viernes me aguardas, las oirás, que son de gusto, y algunas hay de desgracias.