el tiempo apremia


Búsquedas relacionadas con el tiempo apremia: apremio
Traducciones

el tiempo apremia

il tempo incalza
Ejemplos ?
el lago está enfurecido y reclama su presa. TELL.––De nada sirven las palabras, el tiempo apremia, y es necesario socorrer a este hombre.
Escena X (JAIME, SIR CLYRON y el DOCTOR MIRABEL.) Jaime Vamos, decida usted pronto si me da la orden. El tiempo apremia y el caballo está dispuesto.
En el fondo, la explicación de estos procesos, lo mismo que la del de la apertura ilimitada del puerto a las inmigraciones inasimilables de extranjeros que arribaron en cantidad enorme antes y durante la Guerra Grande, se ha de hallar, a mi juicio, por la convicción del vecindario nativo, cierta o equivocada, no importa ahora averiguarlo, de que por ahí había una clave para el engrandecimiento material o moral de la ciudad. Pasemos ahora, casi en fuga, porque el tiempo apremia, a señalar las características esenciales de las sociedades de la campaña.
Pero... (Mira el reloj.), el tiempo apremia y no podemos desviarnos del tema de esta conferencia. Tengo, primeramente, que decirles que mi mujer es propietaria de una escuela de música y de un pensionado de señoritas...
El asunto es grave y el tiempo apremia, por lo que Poirot y Hastings se ponen en marcha para tratar de lograr que la presencia del primer ministro en la Conferencia Aliada de Versalles sea posible; y, como no podía ser de otra manera, concluyen su empresa con éxito.
House habla con ellos y les dice que no es bueno dejar a la paciente dormir por ningún motivo Cameron alega que de pronto quitarles los minutos de sueño puede ser fatal. House contesta que es mejor diagnosticarla antes que muera por esa razón el tiempo apremia en esos momentos.
Mortiz, 1996 Repugnante Pajarraco y otros regalos, Alfaguara, 1996 El cocodrilo no sirve, es dragón, Alfaguara, 1998 Buscalacranes, FCE, 2000 Las orejas de Urbano, 2001 Mi hermana quiere ser una sirena, Alfaguara, 2001 Yanka, Yanka, Alfaguara, 2002 La verdadera historia de Nelson Ives, Tusquets, 2002 Las gallinas de mi abuelo, Ediciones SM, 2006 Ana, ¿verdad?, Alfaguara, 2006 Léperas contra mocosos, FCE, 2007 De domingo a lunes, FCE, 2008 El tiempo apremia, Almadía, 2010 Manual para corregir a niños malcriados, Ediciones SM, 2011 Con los ojos abiertos, FCE, 2015 Poesía Tres poemas, Martín Pescador, 1981 Robinson perseguido y otros poemas, 1988 Poesía eres tú, Almadía, 2009
Una vez llega, este interrumpe a Meg cuando estaba a punto de beber una copa de ponche (el ponche está envenenado), sin pretenderlo siquiera, Peter acaba convenciendo a todos de que se unan al cumpleaños de su hijo por el que acaban brindando todos menos él y Meg que ven que el tiempo apremia.