el siglo diecinueve

Traducciones

el siglo diecinueve

l'800, l'ottocento, secolo XIX
Ejemplos ?
¿Qué sería de la libertad y la dignidad personal, bajo un orden semejante? Soy consciente de que ustedes se llamaban a sí mismos libres en el siglo diecinueve.
La locura, por ejemplo, que en el siglo diecinueve era tan terrible producto habitual de su loco modo de vida, casi ha desaparecido, con su alternativa, el suicidio."
Esto, Sr. West, es lo que se llamaba en el siglo diecinueve un sistema de producción. A usted le dejo el considerar si esto no parece mucho más, en alguno de sus aspectos, un sistema para evitar la producción.
"Aun así, en lo que respecta al contraste entre la pobreza de la nación y del mundo en el siglo diecinueve y la riqueza actual, no es mayor, posiblemente, que lo que se haya visto antes en la historia de la humanidad, quiza no mayor, por ejemplo, que entre la pobreza de este país durante el más temprano período colonial del siglo diecisiete y la relativamente gran riqueza que alcanzó al final del siglo diecinueve, o entre la Inglaterra de Guillermo el Conquistador y la de Victoria.
Pero hablando de lo que va a hacer, ¿por qué no le parece bien mi primera sugerencia, de hablar a nuestro pueblo sobre el siglo diecinueve, mediante conferencias?" "Primero pensé que sería una buena idea," repliqué, "pero nuestra charla de esta mañana en el jardín casi me ha convencido de que la última persona que podía pensarse que tiene una idea inteligente del siglo diecinueve, de lo que significó, y de adónde nos estaba llevando, era precisamente yo y mis contemporáneos de entonces.
Acto seguido, dijo: "¿No has observado, mi querido Julian, que la ropa de las mujeres que ves por la calle es diferente de la que las mujeres llevaban en el siglo diecinueve?" "He notado...
"Amigos míos, si quisieseis ver a los hombres de nuevo como las bestias de presa que parecían en el siglo diecinueve, todo lo que tenéis que hacer es restaurar el viejo sistema social e industrial, que les enseñó a ver su presa natural en sus semejantes, y encontrar sus ganancias en las pérdidas de los demás.
Si fuese verdad, Julian, que cualquier consideración del servicio prestado a otros, no importa cuál valioso, pudiese disculpar a los benefactores por convertir a los beneficiados en esclavos, entonces nunca hubo despotismo o sistema esclavista que no pudiese disculparse a sí mismo." "¿No tienes dinero de verdad que puedas mostrarnos," dijo Edith, "algo, aparte de estos papeles-- algo de oro o plata como el que hay en el museo?" No era costumbre en el siglo diecinueve que la gente mantuviese grandes provisiones de dinero en efectivo en su casa, pero, para emergencias, yo tenía una pequeña reserva en mi caja fuerte, y en respuesta a la solicitud de Edith saqué un cajón que contenía varios cientos de dólares en oro y lo vacié sobre la mesa.
Hemos visto hasta qué punto las clases que heredaban se justificaban en sus posiciones mediante el principio que el siglo diecinueve hacía valer como excusa para la riqueza--a saber, que los individuos tenían derecho al fruto de su trabajo.
Porque si nosotros los herederos declaradamente no teníamos derecho moral a la riqueza que no habíamos hecho nada por producir o adquirir, aun así no habíamos cometido ningún mal para obtenerla." "Ya ve," dijo el doctor, "qué lástima habría sido si hubiésemos olvidado comparar la excusa ofrecida por el siglo diecinueve para la desigual distribución de la riqueza con los hechos reales de esa distribución.
Julian, ¿no le asombra que, de todos los aspectos del horrible lío que llamaban ustedes civilización en el siglo diecinueve, la relación sexual era lo que peor apestaba?" "A nuestros filántropos les desasosegaba en gran medida lo que llamábamos el mal social," dije--"esto es, la existencia de esta gran multitud de mujeres descastadas--pero no era común diagnosticarlo como una parte del problema económico.
Ahora te pediremos, Harold, que te ocupes de la segunda rama del asunto--a saber, el efecto del principio de la ganancia para minimizar, si no anular por completo, el beneficio para la comunidad, de tales inventos y mejoras que hayan sido capaces de vencer el antagonismo de intereses creados hasta el punto de conseguir introducirse. El siglo diecinueve, incluyendo el último cuarto del siglo dieciocho, estuvo marcado por el número asombroso y absolutamente sin precedentes de grandes inventos en los procesos económicos.