el más allá

Traducciones

el más allá

aldilà, l'al di là
Ejemplos ?
oviembre de 1918 (Granada) La miel es la palabra de Cristo. El oro derretido de su amor. El más allá del néctar. La momia de la luz del paraíso.
Con temblorosa mano y con ojos de lágrimas henchidos, sostenía y miraba al resto humano, cuya faz por el polvo consumida, falta de voz, de aliento y de sentidos, no podía decirle para ayuda de su espantosa duda el más allá de la afanosa vida.
Aparecida su primera edición allá por el más allá de 1958, tuvieron que transcurrir más de quince años, cumplir sus quince como quien dice, para lograr una segunda impresión que no cambia en nada la primera, sino que la fortifica como una obra lírica magistral, realizada en forma de ensayo.
Ahora, desde que el hijo de la institutriz se encontraba en el frente, la madre, sin hacer jamás alusión a sus angustias, vivía en perpetua tensión, y su nerviosismo se revelaba en un celo exagerado, en el más allá del cumplimiento del deber.
Por gustosos que saludemos, como investigadores modestos y exentos de prejuicios, la tendencia a incluir los fenómenos ocultos en el círculo de la investigación científica, mantenemos nuestra convicción de que dichos estudios no llegarán nunca a procurarnos ni la demostración de una segunda existencia en el más allá ni el conocimiento del porvenir.
El materialismo de Buchner explica de un golpe los misterios que durante miles de años atormentaron a la humanidad. X compadece a los curas, a los espiritualistas, a los que sueñan todavía el más allá.
Hombre era él, y nada más que un pobre fragmento de hombre y de yo: de la propia ceniza y de la propia brasa me vino ese fantasma, y, ¡en verdad!, ¡no me vino desde el más allá!
Todas las religiones celestiales están de acuerdo en la necesidad de la fe en el Más Allá y la exigencia de la creencia en la Resurrección.
El narrador concluye en el último párrafo de la novela que, de alguna manera, la virtud de Justine ha de hallar su recompensa en el más allá.
Al iniciarse en los misterios, el hombre adquiere una guía de salvación, y por eso en el Más Allá los iniciados cuentan con una contraseña que los identifica, y saben que deben presentarse ante los dioses de ultratumba con un saludo amistoso, como indican las laminillas órficas que se entierran con ellos.
Las fuentes históricas -escritas por españoles, criollos o mestizos- y los aportes de la antropología actual, permiten que podamos asomarnos a la mentalidad de un pueblo cuya vida estaba completamente orientada hacia el más allá.
Florece en la noche y se cierra por la mañana, esto simbolizaba la separación de deidades y era un motivo asociado a sus creencias sobre la muerte y el más allá.