elíseo

(redireccionado de elíseos)

elíseo, a

(Del gr. elysion.)
1. adj. MITOLOGÍA De los Campos Elíseos, morada de las almas, de los héroes y de los hombres virtuosos.
2. s. m. Lugar delicioso y paradisíaco. elisio

elíseo, -a

 
adj. Relativo al Elíseo.
m. p. ext., lugar delicioso.

Elíseo

 
m. mit. Lugar adonde van los justos después de su muerte.
Traducciones

elíseo

Elysium

Elíseo

1 SM (Biblia) → Elisha

Elíseo

2 SM (clásico) → Elysium
Los Campos Elíseosthe Champs Elysées
Ejemplos ?
La ciudad es etapa obligatoria del Tour de France y la llegada de los ciclistas a ella es superada en prestigio tan sólo por la llegada a los campos Elíseos en París.
Debido a las matanzas de civiles protagonizadas por el régimen de Gadafi, el 19 de marzo se celebró en el Palacio de los Elíseos (París) una reunión de varios países, en la que estuvo presente Zapatero para tratar una intervención militar contra el régimen libio, si dichas acciones no cesaban.
La carrera comenzó en San Sebastián y terminó en París, en el clásico final de los Campos Elíseos, tras pasar la frontera de siete países diferentes de la Comunidad Económica Europea, como conmemoración de la creación de la Unión Europea en 1993.
La victoria en los Campos Elíseos, una de las dos únicas llegadas al sprint de este Tour, se la llevaría el corredor alemán Olaf Ludwig.
Otra obra de especial interés de Perret es el Teatro de los Campos Elíseos, realizado en 1911 en París, que fue primero obra de Henry van de Velde.
La Torre de Eiffiel, Cuartel de los Inválidos, el Sena, el Arco del Triunfo, los Campos Elíseos, el Palacio y el Lago de Versalles.
Dejó con ellos la mitad de su alma, y todos sus deseos entregó a aquellas secas arenas, que a él le parecían más frescas y verdes que los Campos Elíseos.
Quédase mustio y cariacontecido entre Vico y el cargo de mero contribuyente; y, después de enjugarse las sempiternas lágrimas con la servilleta de los Elíseos Campos, opta por el Congreso y se dedica a confeccionar, in partibus, un proyecto de Constitución.
No pregunte mi nombre al portero; lo esperaré yo misma en la puerta, como si volviera de la calle; entraremos juntos, dijo teniéndome una hoja de papel, que arrancó de la diminuta cartera forrada en cuero de Rusia, y en la cual escribió febrilmente las señas, las de una calle tranquila de los Campos Elíseos.
En su lecho de muerte oprimió la mía con su mano desfallecida.» ¡Ah!, si de nosotros queda algo más que el nombre y la tenue sombra, Tibulo pisará los Campos Elíseos, y con tu amigo Calvo saldrás a recibirle, docto Catulo, ceñidas de hiedra las sienes juveniles, y tú también, Galo, tan pródigo de la sangre y la vida, si es falsa la imputación de que ultrajaste a un amigo.
Por lo demás, vivirás feliz y lleno de gloria bajo mi protección, y cuando cumplido el tiempo de tu destino desciendas a la sombría morada, igualmente allí, en aquel subterráneo hemisferio, me verás brillar en mitad de las tinieblas de Aqueronte, soberana de la estigia morada; y llegado a los Campos Elíseos debes seguir ofreciendo tus asiduos homenajes a tu protectora.
Poco después comía con mis antiguos correligionarios los progresistas en los Campos Elíseos, y también juré allí ante las lágrimas de Olózaga acabar con los unionistas, que ya no me gustaban, y con algo más si se ponía por delante.