eléboro


También se encuentra en: Sinónimos.

eléboro

s. m. BOTÁNICA Planta ranunculácea de raíz fétida y purgante, que crece en zonas montañosas.
NOTA: Nombre científico: (Helleborus.)
Sinónimos

eléboro

sustantivo masculino

eléboro blanco sustantivo masculino vedegambre.
Traducciones

eléboro

elabro, elleboro

eléboro

m (bot) hellebore
Ejemplos ?
l eléboro verde, ballestera verde o hierba llavera, Helleborus viridis, es una especie botánica perteneciente a la familia de las ranunculáceas.
En el sotobosque son comunes diversas especies de helechos (Dryopteris spp., Polystichum setiferum) y numerosas especies herbáceas como el eléboro (Helleborus viridis) o la mercurial (Mercurialis perennis).
Algunas especies del conjunto ranunculáceo pueden tolerar el frío nival, como el eléboro negro; pero la clemátide es la excepción a esto, ya que logró adaptarse a los trópicos y resiste el calor.
Como ejemplo de deidades sanadoras podemos citar a Melampo, que curó a las mujeres locas de Argos. Para ello utilizó eléboro negro (con propiedades de narcosis, diuresis y catarsis).
Helleborus viridiflorus Stokes Castellano: agüero, ballestera, barredero, castellada, chigüero, cornivario, eléboro fétido, eléboro verde, elebor, eleboro verde, heléboro, heléboro negro, heléboro verde, hierba de ballesteros, hierba del alobadado, hierba del alobado, hierba llavera, llave del año, ornavario, pie de grifo, sagüerro, tóxico, vedegambre de jardines, vedegambre fétido, vedegambre negro, vedegambre verde, yerba de ballesteros, yerba llavera.
El médico lo purgó canónicamente con eléboro de Antierya y a favor de este medicamento lo limpió de todas las alteraciones y perversas costumbres del cerebro.
Veratrum album (eléboro blanco) y Veratrum viride contienen, entre sus alcaloides, la veratrina, que puede originar una intoxicación semejante a la de aconitina.
¡Cómo suenan mis vértebras!… EL SERVIDOR: Tómate una porción de eléboro… FILOCLEÓN: Frínico se encoge como un gallo… EL SERVIDOR: Van a lloverte piedras.
–Tú juzgarás, pero respóndeme: puesto que confiesas que es bueno para un enfermo tomar una bebida, cuando tiene necesidad, haría bien en tragar la mayor cantidad posible, y todo el jugo que se pudiera sacar de una carretada de eléboro debería producirle un bien extraordinario.
Además al infesto Amor, pobre de mí, de entregarme no cesaste, y de todo modo de crucificarme, tal que a mí, de ambrosia, mudado ya fuera aquel suavecillo beso, que el amargo eléboro más amargo.
Según una tradición diferente la ciudad se llamó Anticira por otro héroe mítico, Anticireo, que curó la locura de Heracles con eléboro.
Desde muy temprana edad se aficionó por la Botánica. Su especie favorita era la "rosa de la nieve", o "eléboro negro": Helleborus niger, también llamada "rosa de Navidad".