educar

(redireccionado de educan)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con educan: educando

educar

(Del lat. educare, educar, emparentado con ducere, conducir y educere, fuera.)
1. v. tr. y prnl. ENSEÑANZA Desarrollar y perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño o del joven por medio de preceptos, ejercicios o ejemplos se educó con los jesuitas. , adoctrinar, disciplinar, enseñar, guiar, instruir
2. v. tr. Enseñar a una persona las normas de cortesía hay que educar a este chico porque está hecho un salvaje. urbanizar
3. Desarrollar y perfeccionar las facultades de un miembro u órgano o la percepción de los sentidos tras el accidente, tiene que educar la mano; ha sabido educar su olfato. afinar, ejercitar, perfeccionar, refinar
4. Adiestrar a un animal no es fácil educar a los perros a no hacer sus necesidades en casa. amaestrar, domar
NOTA: Se conjuga como: sacar

educar

 
tr. Desarrollar o perfeccionar las facultades y aptitudes [del niño o adolescente] para su perfecta formación adulta.
Doctrinar, dirigir, enseñar [a una persona].
Desarrollar y perfeccionar [una función o aptitud, esp. la sensibilidad o el movimiento].
Enseñar [a uno] los buenos usos de urbanidad y cortesía.

educar

(eðu'kaɾ)
verbo transitivo
1. desarrollar las facultades intelectuales, morales y afectivas de una persona educar a las generaciones jóvenes
2. proporcionar conocimientos o habilidades a una persona para formarla en determinada materia educar a los niños en la fe
3. enseñar a una persona en las reglas de cortesía Tuve que educar a mis hijos para la boda.
4. adiestrar los sentidos educar el oído

educar


Participio Pasado: educado
Gerundio: educando

Presente Indicativo
yo educo
tú educas
Ud./él/ella educa
nosotros, -as educamos
vosotros, -as educáis
Uds./ellos/ellas educan
Imperfecto
yo educaba
tú educabas
Ud./él/ella educaba
nosotros, -as educábamos
vosotros, -as educabais
Uds./ellos/ellas educaban
Futuro
yo educaré
tú educarás
Ud./él/ella educará
nosotros, -as educaremos
vosotros, -as educaréis
Uds./ellos/ellas educarán
Pretérito
yo eduqué
tú educaste
Ud./él/ella educó
nosotros, -as educamos
vosotros, -as educasteis
Uds./ellos/ellas educaron
Condicional
yo educaría
tú educarías
Ud./él/ella educaría
nosotros, -as educaríamos
vosotros, -as educaríais
Uds./ellos/ellas educarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo educara
tú educaras
Ud./él/ella educara
nosotros, -as educáramos
vosotros, -as educarais
Uds./ellos/ellas educaran
yo educase
tú educases
Ud./él/ella educase
nosotros, -as educásemos
vosotros, -as educaseis
Uds./ellos/ellas educasen
Presente de Subjuntivo
yo eduque
tú eduques
Ud./él/ella eduque
nosotros, -as eduquemos
vosotros, -as eduquéis
Uds./ellos/ellas eduquen
Futuro de Subjuntivo
yo educare
tú educares
Ud./él/ella educare
nosotros, -as educáremos
vosotros, -as educareis
Uds./ellos/ellas educaren
Imperativo
educa (tú)
eduque (Ud./él/ella)
educad (vosotros, -as)
eduquen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había educado
tú habías educado
Ud./él/ella había educado
nosotros, -as habíamos educado
vosotros, -as habíais educado
Uds./ellos/ellas habían educado
Futuro Perfecto
yo habré educado
tú habrás educado
Ud./él/ella habrá educado
nosotros, -as habremos educado
vosotros, -as habréis educado
Uds./ellos/ellas habrán educado
Pretérito Perfecto
yo he educado
tú has educado
Ud./él/ella ha educado
nosotros, -as hemos educado
vosotros, -as habéis educado
Uds./ellos/ellas han educado
Condicional Anterior
yo habría educado
tú habrías educado
Ud./él/ella habría educado
nosotros, -as habríamos educado
vosotros, -as habríais educado
Uds./ellos/ellas habrían educado
Pretérito Anterior
yo hube educado
tú hubiste educado
Ud./él/ella hubo educado
nosotros, -as hubimos educado
vosotros, -as hubísteis educado
Uds./ellos/ellas hubieron educado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya educado
tú hayas educado
Ud./él/ella haya educado
nosotros, -as hayamos educado
vosotros, -as hayáis educado
Uds./ellos/ellas hayan educado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera educado
tú hubieras educado
Ud./él/ella hubiera educado
nosotros, -as hubiéramos educado
vosotros, -as hubierais educado
Uds./ellos/ellas hubieran educado
Presente Continuo
yo estoy educando
tú estás educando
Ud./él/ella está educando
nosotros, -as estamos educando
vosotros, -as estáis educando
Uds./ellos/ellas están educando
Pretérito Continuo
yo estuve educando
tú estuviste educando
Ud./él/ella estuvo educando
nosotros, -as estuvimos educando
vosotros, -as estuvisteis educando
Uds./ellos/ellas estuvieron educando
Imperfecto Continuo
yo estaba educando
tú estabas educando
Ud./él/ella estaba educando
nosotros, -as estábamos educando
vosotros, -as estabais educando
Uds./ellos/ellas estaban educando
Futuro Continuo
yo estaré educando
tú estarás educando
Ud./él/ella estará educando
nosotros, -as estaremos educando
vosotros, -as estaréis educando
Uds./ellos/ellas estarán educando
Condicional Continuo
yo estaría educando
tú estarías educando
Ud./él/ella estaría educando
nosotros, -as estaríamos educando
vosotros, -as estaríais educando
Uds./ellos/ellas estarían educando
Sinónimos

educar

transitivo y pronominal
3 domar, amaestrar.
Tratándose de animales.
Traducciones

educar

educate, bring up, raise, to educate, train, nurture, school

educar

éduquer

educar

utdanne

educar

educar

educar

erziehen

educar

تثقيف

educar

edukacja

educar

教育

educar

教育

educar

vzdělávat

educar

uddanne

educar

kouluttaa

educar

לחנך

educar

교육

educar

A. VT
1. (Educ) → to educate
la han educado en un colegio bilingüeshe was educated at a bilingual school
2. (en familia) → to bring up
educaron a sus hijos de una manera muy estrictatheir children were brought up very strictly
3. [+ voz, oído] → to train
4. [+ animal] → to train
B. (educarse) VPRto be educated
se educó en un colegio de pagohe was educated at a fee-paying school

educar

vi. to educate.

educar

vt to educate
Ejemplos ?
Y entre orientadores que poco orientan, maestros que no educan, autoridades que no comprenden y padres ignorantes, los alumnos fracasan y se van convencidos de que para nada son útiles; y los verdaderos causantes de la deserción escolar, de la reprobación, de la indisciplina, con sus reflejos sociales en el pandillerismo y la delincuencia, se ufanan de haber solucionado problemas para la escuela, sin importarles las consecuencias individuales y colectivas.
Primeramente, siendo costumbre en nuestros días tempetuosos combatir la fe con las maquinaciones y las astucias de una falsa sabiduría, todos los jóvenes, y en especial los que se educan para esperanza de la Iglesia, deben ser alimentados por esto mismo con el poderoso y robusto pacto de doctrina, para que, potentes con sus fuerzas y equipados con suficiente armamento se acostumbren un tiempo a defender fuerte y sabiamente la causa de la religión, dispuesto siempre, según los consejos evangélicos, «a satisfacer a todo el que pregunte la razón de aquella esperanza que tenemos» (1Pet 3,15), y «exhortar con la sana doctrina y argüir a los que contradicen» (Tit 1,9).
Se compone de hombres y mujeres que cultivan nuestros alimentos, patrullan nuestra calles, trabajan en nuestras minas y en nuestras fábricas, educan a nuestros hijos, cuidan de nuestros hogares y nos curan cuando estamos enfermos: profesionales, industriales, tenderos, encargados, taxistas y camioneros.
Cierto, en un solo día se consuma una revolución y se derriba un imperio secular; pero en muchos años no se educan hombres capaces de efectuar semejantes revoluciones.
Es un culto en el cual ellas educan a sus hijas desde la infancia." Después de irme a mi habitación esa noche, me senté hasta tarde para leer una novela de Berrian, que el Dr.
En las naciones para las cuales caridad es parte de la sabiduría, y no se tienen por cultas si no practican las obras de misericordia, los ciegos tienen hospicios donde las comodidades rayan en lujo; los tullidos no hacen sino alargar el brazo para tomar el pan y el vino; los paralíticos reposan en suaves lechos y por medio de máquinas ingeniosas vacan a todos los movimientos necesarios; los sordomudos se crían, se educan, aprenden a oír y hablar por medio de inventos maravillosos, imaginados con amor ardiente por los filántropos; los niños desvalidos tienen socorro, los expósitos hallan madre; las malas mujeres, ¡hasta ellas!, pueden refugiarse en un palacio, cansadas del vicio, atraídas por el aliento de la virtud.
Nuestra economía ha crecido a tasas extraordinarias. Más chilenos y chilenas se educan, más chilenos y chilenas trabajan, más chilenos y chilenas salen de la pobreza.
Y yo había creído que los sofistas y los oradores eran los únicos que no tenían ningún derecho a reprochar nada al sujeto que educan y forman, y menos de ser éste malo para ellos, porque acusándole se acusan elles mismos de no haber echo ningún bien a los que se jactan de haber mejorada.
Hay escuelas en cada pueblo y en cada ranchería de Texas; por esas escuelas pasaron cuando niños los hombres de la multitud linchadora, en ellas se moldeó su intelecto; de ahí salieron para acercar tizones a la carne de un hombre vivo y decir días después del atentado, que han hecho bien, que han obrado justicieramente. Escuelas que educan a los hombres para lanzarlos más allá de donde están las fieras.
Artículo 42°- La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley. Las instituciones del Estado educan a todos, desde la más temprana edad, en el principio de la igualdad de los seres humanos.
No se trata solamente de la vida física, sino de la satisfacción de ciertas necesidades, que brotan de las condiciones sociales en que viven y se educan los hombres.
Hombres que nada tuvieron de anarquistas ni soñaron con transformaciones radicales y violentas de la sociedad, han dicho: "Los pueblos se educan en las revoluciones" (Lamartine); "Siempre hay algo bueno en toda revolución" (Chateaubriand); "Lo malo de las revoluciones pasa; lo bueno queda" (?) Semejantes ideas se hallan tan profundamente arraigadas en el cerebro de las muchedumbres, que hasta las insurrecciones de cuartel o los pronunciamientos de caudillos vulgares -por sólo tener visos de revolución- cuentan muchas veces con el aura popular.