Ejemplos ?
Póstumamente va también el agradecimiento para Octavio Paz, primer editor y prologuista de La gran comedia de La segunda Celestina.
1974. Reznikov. Semiótica y teoría del conocimiento Alberto Corazón Editor. Madrid, 1970 Rivière, Angel. La psicología de Vygotski .
91 En E. el editor Vera Tassis agrega: En este estado dejó don Agustín la comedia, y desde aquí la prosigue quien saca sus obras a luz.
Paidós. Barcelona, 1994. Goodman, Kenneth. El lenguaje integral. Aique Grupo Editor. Buenos Aires, 1995. Greimas, A. J. La semiótica del texto .
1971. Inizan, André. Revolución en el aprendizaje de la lectura. Pablo del Río Editor. Madrid, 1980. Johnsen, Egil BØrre. Libros de texto en el calidoscopio .
Háse éste roto por obra y milagro de lia editor complaciente, y heme en el compromiso de echar tajos y reveses á riesgo de herirme con mis propias armas.
Romerovargas Iturbide, Dr. :::::::::::::::: “Los Gobiernos Socialistas de Anáhuac.” ::::::::::::::::Romerovargas Editor S.A.
Me parece que he escrito lo suficiente para probar que la quise. Para colmo de dichas, tenía editor responsable, y ese... á mil leguas de distancia.
Si el titular del derecho de traducción no hubiere sido localizado por el solicitante, éste deberá transmitir copias de su solicitud al editor cuyo nombre aparezca en los ejemplares de la obra y al representante diplomático o consular del Estado del cual sea nacional el titular de este derecho de traducción, cuando la nacionalidad del titular de este derecho es conocida, o al organismo que pueda haber sido designado por el Gobierno de este Estado.
arta del autor a su editor, don José Zoilo Miguens Querido amigo: Al fin me he decidido a que mi pobre "Martín Fierro", que me ha ayudado al- gunos momentos a alejar al fastidio de la vida del hotel, salga a conocer el mundo, y allá va acogido al amparo de su nombre.
VI Sin desistir ni por asomo de su ya entonces vieja aspiración de escribir la “Historia de Artigas” desde fines de 1857 hasta fines de 1858, Mitre, por culpa de “una mala inteligencia” – la explicación es suya – del editor de la “Galería de las Celebridades Argentinas” que comenzaba a publicarse debió mantener en suspenso sus actividades de investigador y autor presunto con relación al tema que notoriamente venía preocupándolo.
3º y último: Que de haber estimado que podía eludir el compromiso en que lo colocó ante los demás, el editor de la “Galería de Celebridades”, etc., Mitre no hubiera escrito, al menos en el tiempo en que lo hizo, su “Historia de Belgrano” que vino en cierto modo a frustrar – la que – con su importante y acaso decisivo concurso – se disponía a publicar Don Andrés Lamas.