edicto


También se encuentra en: Sinónimos.

edicto

(Del lat. edictum < edicere, proclamar.)
1. s. m. Mandato publicado por la autoridad competente. decreto
2. ADMINISTRACIÓN, PUBLICIDAD Cartel expuesto en un lugar público en que se da a conocer un aviso o una disposición oficial en el tablón de anuncios está el edicto del ayuntamiento. bando
3. DERECHO Aviso de un tribunal, expuesto en el local del mismo y publicado en los periódicos oficiales para hacerlo llegar a los interesados en los autos, que no están representadas en ellos, o cuyo domicilio se desconoce.

edicto

 
m. Mandato,decreto publicado por la autoridad competente.
Orden que sefija en los parajes públicos para conocimiento de todos.
edicto de Caracalla V. Caracalla.
edicto de Milán V. Milán.
edictode Nantes V. Nantes.
edicto pretorio El que publicaba cada pretor al tomar posesióndel cargo.
der. Escrito que se hace ostensible enlos estradosdel tribunal o juzgado, o se publica en los periódicos oficiales, para conocimiento de las personas interesadas que carecen de representación en los autos o cuyo domicilio se ignora.

edicto

(e'ðikto)
sustantivo masculino
1. decreto publicado por una autoridad para promulgar una resolución acatar los edictos
2. aviso público de interés común leer los edictos en un periódico
Sinónimos

edicto

sustantivo masculino
mandato, decreto, bando.
Un edicto es un mandato o un decreto publicado por la autoridad competente. Un bando es un edicto o un mandato publicado solemnemente de orden superior.
Traducciones

edicto

edict, decree

edicto

décret

edicto

Edikt

edicto

указ

edicto

edict

edicto

Édito

edicto

edykt

edicto

勅令

edicto

SMedict, proclamation
Ejemplos ?
Entre los primeros actos de eclesiástico gobierno del señor Dean, hombre más ceremonioso que el día de año nuevo, cuéntase un edicto prohibiendo, con pena de excomunión mayor ipso facto incurrenda que los viejos usasen virrete dentro del templo, y otro reglamentando la indumentaria femenina, reglamentación de la cual resultaban pecaminosos los trajes con cauda en la casa del Señor.
Un domingo de agosto del año 1626, hallábase agolpado gran concurso de gente a la puerta de la catedral de Lima, templo que apenas llevaba diez meses de consagrado, leyendo un cartelón o edicto...
De la ingratitud que usó Roma con Escipión, su libertador, y las costumbres que hubo en ella, cuando cuenta Salustio que era muy buena CAPITULO XXII. Del edicto del rey Mitrídates, en que mandó matar a todos los ciudadanos romanos que se hallasen en Asia CAPITULO XXIII.
5 Y como este edicto fué divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra: trajeron asimismo los diezmos de todas las cosas en abundancia.
Y así, mandan los doctores que no les detengan, y por esto Claudio César, emperador romano, promulgó un edicto mandando a todos, pena de la vida, que (aunque estuviesen comiendo con él) no detuviesen el pedo, conociendo lo importante que era para la salud.
Deseoso el monarca de evitar la desgracia anunciada por la vieja, mandó publicar acto continuo un edicto prohibiendo hilar con huso, así como guardarlos en las casas, bajo pena de la vida.
Como todo tiene su razón de ser, hay que considerar que el arzobispo de Campo (muchos cronistas le llaman de Ocampo) pretendió con este edicto aliviar la desventurada condición de los negros esclavos y de los indios mitayas o sujetos a las antiguas encomiendas, a quienes amos y encomenderos avarientos obligaban a trabajar con brutal exceso.
Francisco I (1515-1547) luchó contra Carlos V en cuatro guerras (Italia fue, casi siempre el teatro de estas luchas: batalla de Pavía, 1525; saqueo de su Estado; sitio de Florencia, 1530) y así probó las fuerzas de su Estado; en el interior instauró la monarquía absoluta, tuvo que combatir la inundación de la Reforma y lanzó contra ella decretos fundados, sobre todo, en motivos políticos (edicto de Fontainebleau, 1540, declarando crimen de la majestad a la religión reformada).
No aparece el edicto en el proceso, y por eso no puedo asegurar sí había ó no pena de excomunión para las hijas de Eva que se obstinasen en seguir abultando el hemisferio occidental, dando con ello motivo de picadero á nosotros los pobrecitos nietos de Adán.
Éstos eran recién venidos de Italia, expulsos por el edicto de Claudio Emperador, que los había desterrado de su imperio porque, con la familiaridad y introdución que tenía con Agripina su mujer, la habían ya introducido en sus ritos, de suerte que judaizaba.
Pues si este comercio fue de tal peligro en la familia imperial y por emperador idólatra fue arrojado con edicto por detestable y contagioso, V.M.
Resultó de aquí que de los trescientos sesenta y cinco días del año, la mitad fuesen de huelga, más o menos completa. A mi juicio, el edicto de su ilustrísima tanto era político como evangélico.