Ejemplos ?
La estructura de la obra es la siguiente:;Primera parte Llamada Hpwta, se extiende entre los libros I-V y recoge básicamente los conceptos jurídicos generales, los principios de la jurisdicción y la introducción de la instancia, así como un largo extracto histórico sobre jurisprudencia romana y la evolución del ius.;Segunda parte Llamada pars iudiciis, se extiende desde los libros V-XI y se ocupa de la teoría general de las acciones, la defensa de la propiedad y los restantes derechos reales.;Tercera parte Llamada pars de rebus, se extiende por los libros XII-XIX y recoge no solo el título edictal XVII de rebus creditis sino los siguientes y en concreto el título XIX de bonae fidei iudiciis...
Domingo ha elaborado, apoyado en la reconstucción de Adolph Friedrich Rudorff (1803-1873), una nueva reconstrucción del primer título edictal, que, en su opinión, versaría sobre la jurisdicción del pretor (De iurisdictione) y no sobre la jurisdicción municipal, como propuso Lenel.
b) l carácter edictal que se le atribuye a esta obra ratifica su vigencia territorial, ya que el rey godo vino a suplantar al prefecto romano, a la caída del imperio, por lo cual, y gracias a las facultades del prefecto, vendría a promulgar una legislación con poder sobre todo el territorio de la antigua prefectura.
227.239). La acción edictal de calumnia al cuádruplo (Anuario de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Coruña, 2001, p. 343-365).
· La acción edictal de la calumnia al cuádruplo (Estudios Jurídicos in memoriam del Profesor Alfredo Calonge, Salamanca, 2992, p.
Esta monografía se centra en la reconstrucción palingenésica y estudio del título edictal referido a los calumniatores: delimita la base textual y analiza el régimen de la acción edictal por calumnia con sanción al quadruplum, fijando los elementos de la situación jurídica sancionada por el Edicto; se estudia también el iudicum calumniae decimae partis, tratando del significado funcional del concepto de calumnia en ese tipo de juramento, su ámbito de aplicación y efectos.
Fernández Barreiro y objeto de análisis por Rafael Domingo ("¿Existió un título edictal IX de calumniatoribus?", en Studia et Documenta Historiae et Iuris, LX, 1994, p.5), y por Manuel Blanch Nougués ("El edicto de los magistrados en el lenguaje de la Jurisprudencia romana", 1998, p.
La regla formal de notificación no se aplicará cuando los interesados sean desconocidos, se ignore el lugar de la notificación o intentada la notificación personal no se hubiese podido realizar, en esos casos la ley permite que se realice por anuncios en el tablón de edictos del ayuntamiento de su último domicilio y en el BOE, o en el boletín oficial de la CCAA o de la provincia. Pero la notificación edictal, no puede utilizarse para menoscabar las garantías procedimentales de los administrados.
En Hispania, la continuidad de la tradición jurídica romana-vulgar tuvo lugar en un primer momento a través del Breviario y disposiciones de naturaleza edictal expedidas por los monarcas visigodos, en las que se percibía una notable influencia romana, para posteriormente continuar por medio del Liber Iudiciorum.
Al ser un acto formal, la omisión de alguna de estas exigencias vicia la eficacia de la notificación de la misma La regla formal de notificación no se aplicará cuando los interesados sean desconocidos, se ignore el lugar de la notificación o intentada la notificación personal no se hubiese podido realizar, en esos casos la Ley permite que se realice por anuncios en el tablón de edictos del ayuntamiento de su último domicilio y en el BOE, o en el boletín oficial de la CCAA o de la provincia. Pero la notificación edictal, no puede utilizarse para menoscabar las garantías procedimentales de los administrados.
Además, es posible que a partir de Juliano, el vectigalista pudiese disponer de una vindicatio utilis edictal y de otras acciones que igualmente se extendían por ficción; como posesor que era, también estaba legitimado activamente tanto al interdicto uti possidetis como al unde vi.
El superficiario está legitimado activamente al interdicto edictal vetatorio de superficiebus, cuya fórmula interdictal es la siguiente: uti ex lege locationis sive contuctionis superficies, qua de agitur, nec vi nec clam nec precario alter ab altero fruimini, quo minus ita fruamini, vim fieri veto (veto que se impida por la violencia que sigáis disfrutando del de superficie de que se trata tal como lo disfrutáis sin violencia, clandestinidad, ni en precario el uno del otro, conforme a lo convenido en el contrato de locación y conducción).