edad de la razón


Búsquedas relacionadas con edad de la razón: Thomas Paine
Traducciones

edad de la razón

età della discrezione
Ejemplos ?
En Gran Bretaña, las persecuciones en torno a La edad de la razón duraron treinta años desde la primera edición, afectando a numerosos editores y más de un centenar de libreros.
Robbins, 135-42. La edad de la razón tiene sus raíces intelectuales en la tradición de David Hume, Spinoza y Voltaire. Dado que Hume ya había realizado varios de los mismos «ataques morales contra el cristianismo» que Paine popularizó en su libro, los expertos han llegado a la conclusión de que, probablemente, Paine leyera las obras sobre religión de Hume o, al menos, hubiera oído hablar de ellas en el círculo de Joseph Johnson.
La edad de la razón se divide en tres partes. En la primera parte, Paine esboza un resumen de sus principales argumentos y su personal profesión de fe.
Al comienzo de la primera parte de La edad de la razón, Paine expone su personal profesión de fe, a imitación del credo cristiano: La exposición de Paine resume muchos de los temas principales del resto del texto: una firme creencia en un Dios creador, su escepticismo con respecto a la mayoría de las pretensiones sobrenaturales (aquí la vida futura; más adelante en el texto, los milagros); la convicción de que las virtudes deben derivar de la consideración por los demás en lugar de en uno mismo; la animosidad contra las instituciones religiosas corruptas y un énfasis en el derecho de conciencia del individuo.
Paine inicia La edad de la razón enfrentándose a la revelación. La revelación, afirma, sólo puede ser verificada por cada uno de los destinatarios del mensaje y, por tanto, es una débil evidencia de la existencia de Dios.
Todos estos argumentos aparecen en el libro de Paine, aunque de manera menos coherente. La característica más distintiva de La edad de la razón, al igual que todas las obras de Paine, es su estilo lingüístico.
Es un sacramento instituido para dar oportunidad a una persona - que fue bautizada por decisión ajena y que tiene, por delante de la Iglesia, compromisos asumidos por otras personas en su nombre delante de la pía bautismal – de confirmar el deseo de ser miembro de la familia cristiana dentro de la Iglesia Católica y de reafirmar aquellos compromisos, después de alcanzar la “edad de la razón”.
Dio origen a expresiones como «derechos humanos», «la edad de la razón» y «los tiempos que ponen a prueba las almas de los hombres» (the times that try men's souls).
Tras la condena de un año de trabajos forzados a Thomas Williams por haber publicado La edad de la razón en 1797, ninguna edición se vendió abiertamente en Gran Bretaña hasta 1818, cuando Richard Carlile la incluyó en una edición de la obra completa de Paine.
A través de este énfasis en la presencia del lector y dejar las imágenes y los argumentos a la mitad, anima a sus lectores de Paine a completarlos de forma independiente. El elemento más característico del estilo de Paine en La edad de la razón es su vulgaridad.
Paine lleva este argumento más lejos aun, manteniendo que deben aplicarse a la Biblia las mismas reglas de la lógica y las normas de las pruebas que rigen el análisis de textos laicos. En la Parte II de La edad de la razón, hará exactamente eso, mostrando muchas contradicciones de la Biblia.
Aunque estas grandes tradiciones filosóficas ejercen claras influencias en La edad de la razón, Paine tiene su mayor deuda intelectual con los deístas ingleses de principios del siglo XVIII, como Peter Annet.