edípico

edípico, a

adj. SICOLOGÍA, SIQUIATRÍA Que presenta rasgos del llamado complejo de Edipo relativo al deseo del niño respecto a sus progenitores relación edípica.

edípico, -ca

(e'ðipiko, -ka)
abreviación
psicología que tiene rasgos del complejo de Edipo o que está relacionado con él relación edípica
Traducciones

edípico

edipeo, edipico
Ejemplos ?
Independientemente de que el niño haya resuelto con éxito el complejo edípico, las pulsiones instintivas del ello son inaccesibles para el ego, porque durante la etapa fálica los mecanismos de defensa fueron reprimidos.
Las experiencias del apego del niño durante el primer y segundo año (aproximadamente) así como las experiencias de desaprobación construyen conductos que regulan emociones y afectan profundamente la personalidad adulta El comportamiento edípico (observables en los primates) puede ser entendido como un esfuerzo para integrar los llamados "lust systems" (sistemas de lujuria) conducidos por la testosterona.
Cuando el hijo se encuentra en la fase de la pre-escritura, sus exploraciones sexuales son reprimidas por la Ley (el padre) y quedan sublimadas en el cuerpo de la letra; para la madre el texto es un fetiche, el alfabeto del niño es un anagrama del cuerpo materno. Finalmente los efectos de la represión del placer edípico se resuelven para ambos (madre e hijo) con las practicas sociales.
Si el hijo es niño se asociará su conducta con la del padre, si es niña con la de la madre. Pasada esta fase la madre puede finalmente superar el complejo edípico.
Freud consideró la disociación como un comportamiento de la psique aprendido durante la infancia, se creía antes que las personas que permanecían en un estado pre-edípico, presentaban trastornos disociativos debido a la disruptiva entre el resentimiento e impotencia de la imagen de autoridad y el sentimiento protector que estos mismos dan.
Revisión de la conflictiva edípica Dicha modificación en los pilares de la teorización analítica dio como resultado, al igual que con otros disidentes de la ortodoxia freudiana, una revisión y reinterpretación de lo contemplado hasta ese momento. De este modo, el conflicto edípico dejaría de sustentarse en la sexualidad y adquiriría otra fundamentación.
Basando sus análisis en los relatos de los dos británicos, Abraham Eraly, el autor de La Última Primavera: Las Vidas y Tiempos de los Grandes Mogoles, sospecha que "parece que hubo un conflicto edípico entre Akbar y Salim".
Propone un periodo preedípico, es decir anterior al que plantea Freud del Complejo de Edipo, pero decide llamarlo de otro modo, ya que no posee las características propias de lo edípico.
La senda fue abierta en 1910 por el propio Freud, con su ensayo Eine Kindheitserinnerung des Leonardo da Vinci, en el que se analizaba, a partir de uno de sus recuerdos infantiles (un buitre se le habría acercado a la cuna, le habría abierto la boca y golpeado con su cola en los labios) y algún error producido por el subconsciente, los instintos inconscientes del artista (en el marco de un temperamento edípico y narcisista), sus relaciones con su familia y sus principales obras, como reflejos y sublimación de una sexualidad infantil reconducida por la senda de una homosexualidad ideal.
Desde el aspecto edípico, la abuelidad permite resignificar la relación padre-hijo, a partir de la menor ansiedad y mayor distancia que existe en el vínculo.
A esto es a lo que Lacan denomina metáfora paterna y culmina a partir del declinamiento del proceso edípico, momento máximo de introyección de los valores culturales.
Tras considerar varias teorías literarias, Freud concluye que Hamlet siente un «deseo edípico por su madre y la subsiguiente hace que evite el asesinato del hombre Claudio que ha realizado lo que él inconscientemente quería hacer».