eco-

eco-

pref. Componente de palabra procedente del gr. oikos, que significa casa ecología; economía.

eco-

pref. Componente de palabra procedente del gr. ekho, que significa sonido, eco ecografía; ecolalia.

eco-

('eko)
prefijo
componente de palabra que significa "medio ambiente" ecosistema, ecológico

eco-

('eko)
prefijo
componente de palabra que significa "eco", "resonancia" ecocardiograma, ecografía
Traducciones
Ejemplos ?
Y entonces las horas, hasta la una, fueron pasando con lentitud desesperante. Cuando no se extinguía el eco del reloj anunciando la una, corrí hacia la calle B...
Una risotada macabra y fugaz interrumpió la aparente tranquilidad de ese escenario y se fue perdiendo en un eco que se diluía en la distancia.
No me olviden: soy el Lazarillo de Tormes y mi primo el Periquillo Sarniento. De pronto, de otro librero brotaron voces, como en eco, diciendo: - ¡Ey!
Solo permitiré hacer eco á las que se me han señalado como más ingentes; pero sin pretensión de acierto ni ánimo de imponerlas como una resolución preconcebida, y protestando desde ahora que aceptaré sin resistencia ni reserva alguna, los acuerdos de la convención.
Nunca tuviste el nido, ni el madrigal doliente, Ni el laúd juglaresco que solloza lejano. Tu juglar fue un mancebo con escamas de plata Y un eco de trompeta su acento enamorado.
Completó su serie sobre la revolución americana con una ponencia presentada al II Congreso Internacional de Historia Americana, Ideas e ideales de los partidos y tendencias que actúan en el campo político del Reino de Indias de 1808 a 1810 y otro estudio De la gran resonancia de la Revolución de Mayo y sus causas (Conferencia, el 25 de mayo de 1939). El único eco, que sepamos, que tuvieron de inmediato estos estudios de Ferreiro fueron el reconocimiento de Julio V.
4 Así como fui, como seré; tal cual he sido, es mi casa, mi jardín, mi mar sereno; archivo del dolor y la alegría; antigua ensoñación vuelta castillo donde vagan mis fantasmas y mi vida. Terruño sin piedad y alto cautivo; textura del placer y eco de un niño.
Este saber que nada era lo cierto, sino un soporte de fugaz intento por alcanzar estrellas de alabastro y nada en pos de fingir la liviandad del alba… No fue sorpresa de las redes embusteras sino retornos de las lánguidas quimeras… 21 No sé que soledad era ese grito que enturbiaba la voz de mi conciencia y me anudaba en un eco irreversible a las sepias caricias de otros tiempos de anarquista soñoliento.
Desde entonces, señores, me consagré por completo a la realización de este mandato, que en eco vibrante ha llegado de momento en momento de todos los ámbitos de la república y con toda modestia, pero en cumplimiento de mi deber, presento a la consideración pública - para que forme juicio sobre si he sabido interpretar y estar a la altura de tan importante misión - los amplios y honorables elementos que organicé en prosecución de esta reclamación de la patria, con todo el tino y prudencia que la situación requería en medio del más vivo espionaje y seguido en todos los momentos.
Fray Ambrosio tosía con un eco cavernoso, y allá en el fondo de la casa continuaba oyéndose el marular confuso de la barragana, y en los momentos de silencio el latido de un reloj, como si fuese la pulsación de aquella casa de fraile donde reinaba una vieja rodeada de gatos: ¡Tac-tac!
Lo único que puedo afirmar es que por las noches aún se escuchan gritos femeninos desenfrenados de enojo: que se lo había advertido; que se cuidara de su marido; que se fueran mejor del pueblo y luego otra voz de mujer respondía: no se atreverán; se van a arrepentir si lo hacen; no sé que esperas para irnos; ya sé que no me amas; lo amas más a él y por eso no te atreves; esto se acabó… y luego sonaban unos balazos que se perdían en un extraño eco como las voces que se extinguían de igual modo.
Bajó la cabeza, desvió el rostro. Tales palabras despertaban eco extraño en su espíritu. ¡Cómo había pronunciado Isabel la sencilla frase!