dulce


También se encuentra en: Sinónimos.

dulce

(Del lat. dulcis.)
1. adj. Que tiene un sabor parecido al del azúcar era una fruta muy dulce al paladar. dulzón
2. Que no está agrio o salado, comparado con otras cosas de la misma especie bebió agua dulce del río.
3. Que es suave y agradable tiene una voz dulce. agradable, grato, placentero
4. Se refiere a la persona que es amable y cariñosa. cariñoso, dócil, manso, pacífico, sumiso arisco, duro, frío
5. s. m. Comestible compuesto de azúcar, de sabor dulce muy agradable al paladar me regaló una caja de dulces. golosina
6. s. m. pl. JUEGOS coloquial Tantos que gana o pierde el que entra a vuelta en el juego del tresillo.
7. dulce de almíbar COCINA Fruta conservada en almíbar decoró la tarta con dulce de almíbar.
8. dulce de leche Argent., Urug. COCINA Manjar de consistencia pastosa que se prepara cociendo a fuego lento leche y azúcar, hasta que adquiere un color marrón claro y consistencia espesa.
9. dulce o carne de membrillo COCINA El que se hace con la pulpa del membrillo.
10. dulce seco o de platillo COCINA Fruta cocida en almíbar que después se deja secar.
11. a nadie le amarga un dulce coloquial Significa que cualquier ventaja o regalo no se debe desperdiciar aprovecharé la oportunidad, a nadie le amarga un dulce.
12. en dulce loc. adj. COCINA Que está confitado o sumergido en almíbar.

dulce

 
adj. De un sabor parecido al de la miel o el azúcar.
Que no es agrio, amargo o salobre.
Díc. del manjar falto de sal.
fig.Que produce en el oído, en la vista o en el ánimo una impresión agradable semejante al sabor del azúcar.
Naturalmente afable, complaciente, dócil.
m. Manjar compuesto con azúcar o almíbar.

Dulce

 
Río interior de Argentina. Nace en la sierra de Aconquija con el nombre de Sali, atraviesa la planicie tucumana y, tras recibir el Saladillo, desemboca en la laguna Mar Chiquita; 700 km.

dulce

('dulθe)
abreviación
1. amargo que tiene sabor agradable y suave como el azúcar o la miel un vino dulce
2. que es suave y produce una sensación agradable una dulce brisa
3. arisco que muestra o expresa cariño una dulce caricia
4. persona que es agradable y complaciente con los demás una niña muy dulce
5. agua que procede de ríos o lagos río de agua dulce

dulce


sustantivo masculino
1. alimento hecho a base de azúcar comer muchos dulces
2. conserva que se elabora cociendo un ingrediente con azúcar hasta que adquiere consistencia dulce de leche
Sinónimos

dulce

adjetivo
1 suave, agradable, deleitable, deleitoso, placentero, melodioso*.
Suave y agradable se aplican a melodías o a sonidos; los demás sinónimos se aplican a emociones gratas, relacionadas con el placer.
2 afable, bondadoso, apacible, dócil*, indulgente, complaciente,, tierno.
Tratándose del carácter o del trato de una persona.
Traducciones

dulce

dolĉa

dulce

sladký

dulce

fersk, sød

dulce

makea

dulce

sladak, slatkovodan

dulce

淡水の, 甘い

dulce

단, 소금이 안든

dulce

zoet

dulce

fersk, søt

dulce

doce

dulce

frisk, söt

dulce

น้ำจืด, หวาน

dulce

tatlı, taze

dulce

ngọt

dulce

A. ADJ
1. [caramelo, galleta] → sweet
este vino está muy dulcethis wine is very sweet
no me gusta lo dulceI don't like sweet things, I don't have a very sweet tooth
más dulce que la mielsweeter than honey
V tb agua 1
2. (= suave) [metal, sonido, voz] → soft; [carácter] → gentle; [clima] → mild; [música] → sweet
un instrumento dulcea sweet-sounding instrument
con el acento dulce del paíswith the soft accent of the region
B. ADVsoftly
habla muy dulceshe speaks very softly
C. SM
1. (= caramelo) → sweet, candy (EEUU)
a nadie le amarga un dulcesomething's better than nothing
dulce de almíbarpreserved fruit
dulce de leche (Argentina) → caramelized condensed milk
dulce de membrilloquince jelly
2. dulces (gen) → sweet things; (= pasteles) → cakes and pastries
le encantan los dulceshe loves sweet things
3. (Andes, CAm, Caribe) (= azúcar) → sugar, brown sugar
4. (Andes) (= paleta) → lollipop

dulce

a. sweet.

dulce

adj sweet; m piece of candy; mpl candy, sweets
Ejemplos ?
Digo ahora que ella, tras ser de algún sollozo interrumpida, con dulce y gustosísima querella, da relación al conde de su cuita con cuanta brevedad la necesita.
Pero no se trata ahora de esta pena, con la cual vivo y viviré perpetuamente en santa paz, y a cuyo dulce tormento no renunciaría por nada del mundo...
Hoy, en franca convalecencia. Estamos detenidos junto al alambrado viendo avanzar la mañana dulce. A ambos lados del cochecito de nuestra hija, que hemos arrastrado hasta allí, mi mujer y yo miramos en lontananza, felices.
Si es así, mi querido Simmias, todo hombre que llegue adonde voy a ir ahora, tiene gran motivo para esperar que allá, mejor que en ninguna parte, poseerá lo que con tantas fatigas buscamos en esta vida; de manera que el viaje que me ordenan me llena de una dulce esperanza y el mismo efecto producirá en todo el que esté persuadido de que su alma está preparada, es decir, purificada para conocer la verdad.
-Buenos días -repúsole Lola sonriendo al recién llegado. -¿Se puée subir por el ascensor?, -preguntole éste con dulce acento. -No, señor, que Dios castiga -dijo Pepa asomando su semblante moreno por encima del hombro de Dolores.
«Sí, estará malo, fijamente estará malo», pensaba algunas horas después llena de profunda inquietud Dolores, al par que registraba con sus hermosísimos ojos las verdes frondas del huerto; y cuando ya las melancólicas claridades del crepúsculo empezaban a matizar de misteriosas tonalidades el espacio, las verdes ramas y las azules lejanías, una voz dulce y triste...
-preguntó, a la vez que cogía una de las desfallecidas manos a la enferma, que seguía mirándole con el espanto en los ojos, y al ver que nada le respondía, continuó con voz dulce y acariciadora-: Me he enterado por mi hermana de que estás algo malucha, y ahora, al pasar por la esquina, pues voy a casa de Bastián, que tiene a la menor de sus mozas con un calenturón que la está achicharrando, pues me dije yo: «Ya que estamos tan cerca, vamos en un vuelo a ver a Rosalía, y a llevarle este escapulario de la Santísima Virgen de Lourdes, para que durante tres meses la rece tres Avemarías en acción de gracias por haberle devuelto la salud».
Y revistiéndose nuevamente de humildad, logró entrar en la salita donde se alzaba la urna, y su muda plegaria se elevó hasta la dulce imagen.
Día y noche -la noche sobre todo, porque era cuando necesitaba a su lado, pegado a su cuerpo, un abrigo dulce- se comprometía a atenderle, a no abandonarle un minuto.
Suspiró muy hondo, como para echar fuera toda la pesadumbre, y poco a poco se apaciguó; su condición era resignarse, aceptar lo dulce, rechazando mansa y tenazmente lo amargo.
¿No había ella cumplido sus promesas, lo jurado al pie de aquel altar, pedestal y morada de su Dios? ¿No había sido siempre fiel, dulce, enamorada, dócil, casta, buena, en fin?
Lo que he querido advertir a usted lealmente, es que yo haría muy desgraciada a esa hermosa joven, modelo de virtudes, si llegase a casarme con ella; que yo no he nacido para amar ni para que me amen, ni para vivir acompañado, ni para tener hijos, ni para nada que sea dulce, tierno y afectuoso...