dogma

(redireccionado de dogmas)
También se encuentra en: Sinónimos.

dogma

(Del lat. dogma < gr. dogma, -atos, parecer, decisión, decreto.)
1. s. m. Proposición capital de una ciencia o doctrina, proclamada como innegable. axioma
2. FILOSOFÍA, RELIGIÓN Conjunto de verdades fundamentales de una ciencia o doctrina el dogma católico.
3. Conocimiento que se considera cierto de modo absoluto.

dogma

 
m. Punto capital de un sistema, ciencia, doctrina o religión proclamado como cierto e innegable.
p. ext.Todo lo que se enuncia como si fuese de una certeza absoluta.
catol. Verdad propuesta por la Iglesia católica como revelada por Dios.

dogma

('dogma)
sustantivo masculino
1. principio innegable de una ciencia dogma de la matemática
2. incredulidad idea básica de una religión, cuyos miembros no pueden poner en duda el dogma de la resurrección
Sinónimos

dogma

sustantivo masculino
2 axioma.
Traducciones

dogma

Dogma

dogma

dogme

dogma

dogma

dogma

dogma

dogma

dogma

dogma

dogma

dogma

Догма

dogma

Dogma

dogma

dogme

dogma

ドグマ

dogma

교조

dogma

dogm

dogma

SMdogma
Ejemplos ?
El que hoy intenta como nunca, como siempre, liberarse de sus prisiones, de sus cadenas inútiles, de sus candados atávicos, y brotar sin engaños, sin fraudes, sin dogmas, sin máscaras, a las superficies de un mundo en cierne, destructor de los sistemas subhumanos...
Ganado por los exponentes de la nueva filosofía, el joven revolucionario rechazaba los dogmas escolásticos, simpatizaba con las teorías de Locke y Condillac (sensualismo) y consideraba al problema religioso en los mismos términos –deísmo- que había propuesto Voltaire, aunque sin el cinismo del autor francés.
Y nosotros los maestros conscientes de esta realidad debemos, sin dogmas ni fanatismos, enfrentar este reto y asumir esta gran misión que muchos han olvidado: ser hombres y mujeres de conocimiento.
Y no es que en el fondo odien ni la virtud ni nuestros dogmas, no; son sólo enemigos de la opinión pública, tanto que, para traerlos al pie de los altares, bastaría relegarlos entre los ateos.
De este optimismo fundamental brotan las facetas características del pensamiento de Rabelais: absoluta fe en la vida, una fe que su temperamento sano y exuberante convierte en impetuosa alegría de vivir, en instintivo amor hacia toda realidad concreta; indiferencia y horror para todos los dogmas, para todos los fanatismos políticos o religiosos; escepticismo en cuanto a la eficacia de la razón humana y de las doctrinas que con ella se elaboran.
133.- Los autores de lecciones pastorales, prédicas o sermones, sea cualquiera la forma en que se las diere al pueblo, si fueren encaminadas a desprestigiar a la autoridad, presentándola como contraria a los dogmas, o a la disciplina, o a los intereses religiosos de alguna iglesia o culto, aceptado o tolerado en la República, serán reprimidos con seis meses a dos años de prisión.
Voy a adelantar algunas ideas, y sé que algunas personas pudieran aferrarse a lo que se llama el regionalismo ante una perspectiva como ésta, pero yo los invito a que dejemos atrás todos esos valores, dogmas, costumbres, que a veces impiden los cambios.
A los sostenedores de dogmas y de verdades inmanentes para enmascarar la inmovilidad y la perpetuidad de los intereses les puede extrañar, pero los revolucionarios saben que toda medida revolucionaria parte de una autocrítica radical.
Tengo, sí, con el afecto, con el corazón, con el sentimiento, una fuerte tendencia al cristianismo sin atenerme a dogmas especiales de esta o de aquella confesión cristiana.
Todos hemos oído hablar de la religión de la ciencia, que no es —¡Dios nos libre!— un conjunto de principios y dogmas filosóficos derivados de las conclusiones científicas y que vayan a sustituir a la religión, fantasía que acarician esos pobres cientificistas de que otras veces os he hablado, sino que es el culto religioso a la verdad científica, la sumisión del espíritu ante la verdad objetivamente demostrada, la humildad de corazón para rendirnos a lo que la razón nos demuestre ser verdad, en cualquier orden que fuere y aunque no nos agrade.
Los cuerpos universitarios, celosos guardianes de los dogmas, trataban de mantener en clausura a la juventud, creyendo que la conspiración del silencio puede ser ejercitada en contra de la ciencia.
Empero, aunque los socialistas, abusando del mismo Evangelio para engañar más fácilmente a incautos, acostumbran a forzarlo adaptándolo a sus intenciones, con todo hay tan grande diferencia entre sus perversos dogmas y la purísima doctrina de Cristo, que no puede ser mayor.