dodecafonismo

dodecafonismo

s. m. MÚSICA Técnica de composición musical que utiliza los doce sonidos de la escala cromática occidental.

dodecafonismo

 
m. mús. Método de composición propuesto por Arnold Schönberg como sistema de organización de la música atonal tras un período (1908-23) de estudios y experiencias. El eje de todos sus postulados es la serie dodecafónica.
Traducciones

dodecafonismo

SMtwelve-tone system, dodecaphonism
Ejemplos ?
Rochberg se inició con un período de experimentación con la música derivada de la Segunda Escuela de Viena, del dodecafonismo de Schöenberg (composiciones usando los doce tonos de la escala cromática) y del serialismo de Anton Webern.
El modernismo operístico realmente comenzó con las óperas de dos compositores de la llamada Segunda escuela vienesa, Arnold Schoenberg y su acólito Alban Berg, ambos defensores de la atonalidad y su posterior desarrollo (según lo elaborado por Schoenberg), el dodecafonismo.
Las primeras obras no tonales de Schönberg se adscriben dentro del llamado «atonalismo libre». Tras su sistematización se denominó serialismo dodecafónico (o dodecafonismo).
l serialismo es una técnica de composición musical surgida en el siglo XX. Tiene sus orígenes en el dodecafonismo de Arnold Schönberg, aunque abarca posibilidades creativas más amplias.
En líneas generales se producen principalmente dos tipos de ruptura: Con la tonalidad y armonía occidentales: Se abandona la tonalidad como estructura organizativa del discurso, en búsqueda de libertad absoluta para componer. Luego se buscan nuevas formas de organizar el lenguaje musical (como el dodecafonismo) porque esto había generado un caos.
Los compositores serialistas a partir de los años cincuenta (aunque hay antecedentes ya en Berg y el estadunidense Henry Cowell) criticaron al dodecafonismo por no aplicar el principio serial íntegramente a todos los parámetros musicales de la obra.
Así como, en el dodecafonismo, las doce notas de la escala cromática se habían puesto en un orden determinado, ahora a cada una de esas doce notas se añadiría también un ritmo, una dinámica y un timbre determinados.
Patrones similares se presentaron durante el estalinismo de la Unión Soviética. Son curiosas, sin embargo, y dignas de atender las percepciones que ambos regímenes tenían sobre el dodecafonismo.
Mientras que, para Hitler, el dodecafonismo era una expresión del “bolchevismo cultural”, en la URSS Stalin lo calificaba como “el testimonio exasperante del formalismo burgués de finales del XIX”.
Roman Vlad, compositor serialista, ha sugerido que hay antecedentes del dodecafonismo en el mismo canon, comenzando por Bach (su preludio en la menor de El clave bien temperado, tomo 2), Mozart (la escena del comedor en Don Giovanni), Liszt (Sinfonía Fausto) y Wagner (Tristán e Isolda).
"Tres piezas para orquesta" fue la primera obra dodecafónica escrita en México. Su dodecafonismo es comparativamente tonal, ya que usa constantes repeticiones melódicas, armónicas y de acordes.
Este serialismo, a diferencia del dodecafonismo, no sólo aplicaba el concepto de serie a la altura de las notas, sino también a otras variables del sonido: ritmos, dinámicas, ataques, etc.