docilidad


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con docilidad: autodominio, ductilidad

docilidad

1. s. f. Actitud dócil, mansa u obediente aparenta docilidad, pero hace lo que quiere. sumisión
2. Cualidad del metal u otra cosa fácil de trabajar. ductilidad

docilidad

(doθili'ðað)
sustantivo femenino
desobediencia condición de las personas o animales que son apacibles y tranquilas La docilidad con que obedece es admirable.
Sinónimos
Traducciones

docilidad

Sanftmut

docilidad

docilité

docilidad

docility

docilidad

SF [de animal] → docility; [de persona] → submissiveness, meekness
Ejemplos ?
Los abastecedores, por otra parte, buenos federales, y por lo mismo buenos católicos, sabiendo que el pueblo de Buenos Aires atesora una docilidad singular para someterse a toda especie de mandamiento, sólo traen en días cuaresmales al matadero, los novillos necesarios para el sustento de los niños y de los enfermos dispensados de la abstinencia por la Bula y no con el ánimo de que se harten algunos herejotes, que no faltan, dispuestos siempre a violar las mandamientos carnificinos de la Iglesia, y a contaminar la sociedad con el mal ejemplo.
Una nación de mocetones del Norte, hechos de siglos atrás al mar y a la nieve, y a la hombría favorecida por la perenne defensa de las libertades locales, no puede ser como una isla del trópico, fácil y sonriente, donde trabajan por su ajuste, bajo un gobierno que es como piratería política, la excrecencia famélica de un pueblo europeo, soldadesco y retrasado, los descendientes de esta tribu áspera e inculta, divididos por el odio de la docilidad acomodaticia a la virtud rebelde...
Por sensible que me fuese ver en el mismo puerto naufragadas mis esperanzas, encontré en mí la docilidad de un alma que identifica con su propia existencia la felicidad de su Patria.
Se es joven cuando se ve la vida “como un deber y no como un placer”, cuando nunca se admite la obra “acabada, cumplida”, cuando nunca se cree estar ante algo perfecto. Se es joven si se está lejos de la docilidad y el servilismo, si se cree en la solidaridad y en la fraternidad.
Y no se me diga que esta es cuestión de carácter, porque el mío es un modelo en docilidad y acomodamiento, soy un optimista extremoso, y así y todo me ha hastiado la naturaleza y me ha repugnado la humanidad inculta.
Ni escuela ni enseñanza de ninguna especie para aquella criatura que parecía sobrar en la tierra. Su dulzura y docilidad las tomaba la madrastra a hipocresía y falsedad, viendo en él trasunto fidelísimo de su madre.
No obstante, fue muy digna de encomio en aquella campaña parlamentaria la docilidad del señor Boina al votar con la minoría tradicionalista, y la modestia con que se hizo a un lado dejando los primeros puestos a los Aparisis, Monescillos y otras personalidades eminentes, con las cuales ni siquiera intentó entrar en pugna.
Sin embargo los buenos padres, contentos con la docilidad de mi madre y viendo como ella fructificaba para la comunidad, la recompensaron por sus trabajos concediéndole el alquiler de las sillas de su iglesia; colocación que mi madre obtuvo después que, con el permiso de los padres, se casó con el aguador de la casa, el cual nos adoptó inmediatamente a mi hermana y a mí y sin la más leve repugnancia.
Por lo demás, aunque sé que me expongo a los rigores de la ley Cornelia si os vendo un ciudadano romano en concepto de esclavo, compradlo, por lo menos, con esta convicción: es vigoroso, sobrio y sirve para el tiro y para el campo.» A pesar de esto continuaba el comprador menudeando preguntas. Informose, con gran cuidado, acerca de mi docilidad.
Es cierto que tambien tenia las dos compañías de Cinti, que componían el número de mas de 70 hombres, pero también lo es, que acabados de llegar de su país, apenas eran hombres, y de ningún modo soldados; y aunque su natural humilde y docilidad podia tenerse por un equivalente de la militar subordinación, no era posible sacar partido de ella por su total ignorancia del manejo de armas.
Es la perseverancia en la docilidad que, por no sé cual malentendido de lenguaje, se condecora a veces con título de carácter. Por esta última palabra un cuerpo no oirá(entenderá) de ninguna manera la iniciativa en la decisión la insolencia en la ejecución, ni alguna de las calidades de espontaneidad y de energía que hacen la individualidad bella y poderosa; pero solamente y exclusivamente una constancia cierta en la obediencia a la regla.
La libertad, como contrapuesta, por una parte, a la docilidad servil que lo recibe todo sin examen, y por otra a la desarreglada licencia que se rebela contra la autoridad de la razón y contra los más nobles y puros instintos del corazón humano, será sin duda el tema de la Universidad en todas sus diferentes secciones.