doblez


También se encuentra en: Sinónimos.

doblez

1. s. m. Parte de una cosa que se dobla o pliega hizo el doblez en diagonal. pliegue
2. Señal que queda en la parte por donde se dobló la sábana quedó llena de dobleces. dobladura
3. s. m. y f. Disimulo con el que se comporta una persona, dando a entender lo contrario de lo que siente u ocultando lo que sabe no te puedes fiar, actúa casi siempre con doblez. falsedad, hipocresía
NOTA: En plural: dobleces

doblez

 
m. Parte que se dobla o pliega de una cosa.
Señal que queda.
amb. fig.Astucia con que uno obra, dando a entender lo contrario de lo que siente.

doblez

(do'βleθ)
sustantivo masculino
1. parte de una cosa que se dobla o pliega Hazle cuatro dobleces al mantel.
2. señal que queda en la parte por donde se dobló La falda quedó llena de dobleces.
3. sinceridad modo de actuar con simulación e hipocresía actuar con doblez
Traducciones

doblez

doppiezza

doblez

A. SM (Cos) (= pliegue) → fold, hem; (= dobladillo) → turnup, cuff (EEUU)
B. SF (= falsedad) → duplicity
Ejemplos ?
(161) Porque de antiguo Castilla Ya escarmentada de estraños Imagina siempre engaños De la estrangera doblez; Y luego (decia el pueblo) Por mas que nació condesa Siendo al cabo una francesa No hay que fiarse pardiez!
Como las cucharas, pues: antes, para hacer una cuchara, no había máquinas de aplastar el metal, ni de sacarlo en láminas delgadas como ahora, sino que a martillazo puro tenía que irlo aplastando el platero, hasta que estaba como él lo quería, y recortaba la cuchara a fuerza de mano, y a muñeca viva le daba al mango el doblez, y para hacerle el hueco le daba golpes muy despacio, cada vez en un punto diferente, encima de un yunque que parecía de jugar, con la punta redonda, como un huevo, hasta que quedaba hueca por dentro la cuchara.
Se abrió por fin á sus voces Un balcon en el palacio, Colocáronse en su espacio Dos personas á la vez Y conociendo á sus condes Rompió á una voz de repente En un aplauso la gente Espontáneo y sin doblez.
No es de arrepentimiento el lloro triste que esos luceros fúlgidos empaña; ese llanto es de amor, yo lo conozco, de amor constante, sin doblez, sin tacha, ferviente, abrasador, igual al mío.
La diosa tendió sus níveos brazos al hijo amado y le cubrió con su doblez del refulgente manto, para defenderle de los tiros; no fuera que alguno de los dánaos, de ágiles corceles, clavándole el bronce en el pecho le quitara la vida.
Pero este no es el único mal: todavia existe otro que consiste en que conocido el partido en que milita el sufragante, nunca falta, cuando los vocales son personas poco escrupulosas, una tacha que oponer a su voto, pretendiendo que se trasluce, va marcado por el doblez, por alguna mancha o usando de otros pretestos que no tienen mas fin que retardar la votacion i fastidiar al sufragante, que bien puede quedame sin sufragar, si el tiempo no le alcanza para hacerse de otro voto.
La verdad es que para ello no se necesitaba mucha sagacidad pues el buen rey era de un carácter tan dulce, pacifico y bondadoso, que le habían dado el sobrenombre de Muy Benigno. Al joven príncipe, cuyas acciones llevaban siempre el sello de la doblez, el pueblo le llamaba Cauteloso.
Mucho trabajó D. Illán para alcanzar un buen acuerdo; pero la doblez de los Pizarro inutilizó sus esfuerzos. Pizarro confirió después al factor el mando de una expedición destinada a someter al inca Manco, que con numerosa hueste de indios se hallaba en las alturas de los Andes.
Cupo al Demonio de los Andes, Francisco de Carvajal, bautizar con el nombre de tejedores a los que en política se manejan con doblez y que bailan al son que tocan.
Sujeciones hay civiles bastaba Antón, a mi ver, estar sujeto a unos ojos sin que a su engaño lo estés. Esto es amor en los hombres, ser su lisura doblez, sus inocencias delitos, ¡mal haya el amor!, amén.
"Siempre he actuado con lealtad y franqueza en todas mis cosas, nunca se podrá llamar triunfo a lo que se obtenga con doblez y engaño; el lenguaje del honor que ustedes entienden es el único que yo sé hablar.
Presentaban una apariencia de rotura que resulta cuando un papel liso, habiendo sido una vez doblado y apretado, es vuelto a doblar en una dirección contraria, con los mismos pliegues que ha formado el primitivo doblez.