divinización

divinización

1. s. f. Acción y resultado de divinizar la divinización de las fuerzas de la naturaleza. deificación
2. Alabanza o ensalzamiento exagerado a una persona.
Traducciones

divinización

divinazzione
Ejemplos ?
Venera, mármol cálido, ojos de piedra que centellean, Brazo lacio como el pensamiento de un emperador poeta, Fuiste la divinización de la belleza femenina, De la mujer, que sigo viendo hermosa hoy.
Ha sido pintada, también por Jean Jouvenet en Rennes, en el cuarto del consejo del parlamento y por Francisco le Moine en Versalles, en el cuadro de La divinización de Hércules, en el cual se ve aterrada bajo la carroza del semi-dios.
La ascesis, según Palamidessi, acerca la criatura al Creador, favoreciendo el proceso de divinización que los Padres de Oriente llaman teosis.
Raul Leal, descontento con la ausencia de respuesta de Fernando Pessoa, publicó en 1923 el opúsculo Sodoma Divinizada en la editora Olissipo (también de Fernando Pessoa), donde ataca ferozmente a Álvaro Maia y defiende a Botto, teorizando acerca de la divinización de la inmoralidad y del pecado, que así pasaría a ser moral y aceptable: «Sodoma no fue condenada a la llamas por ser viciosa, sino por no ser místicamente viciosa.
Calisto no tiene en absoluto la paciencia del amante cortesano, ni guarda el secreto de sus relaciones amorosas, y la divinización de Melibea le lleva hiperbólicamente a convertirla en «su Dios».
El Yo, enajenado de la naturaleza por la divinización de la Razón, ha de reencontrar la armonía con la naturaleza; esto es la premisa necesaria para una nueva moralidad".
Este énfasis en la divinización o theosis permite incluir a Máximo en la tradición teológica oriental, ya que estos conceptos siempre han ocupado un lugar importante en el cristianismo ortodoxo.
De otra parte, la divinización de las aguas de los ríos Yeltes y Huebra, se concretaría en la construcción de santuarios, de los que no han llegado, hasta nosotros, más que vagas referencias.
En el Nuevo Testamento (NT) y en los Santos Padres, la noción de koinonía o communio ha asumido tres sentidos, estrechamente relacionados: La koinonía, en sentido cristológico/pneumatológico, presente en el NT y desarrollado sobre todo por los Padres griegos, se lo expresará con el vocabulario de «divinización y santificación».
(...) ¡Créense templos de Lujuria, en los que esta tome una función litúrgica, y sólo entonces surgirá el verdadero sensualismo místico que debe expresar la divinización del Mundo...
Prácticamente la posición compartida entre casi todos es que el marxismo es una religión milenarista secular, basada en un panteísmo materialista, cuyos adherentes son elites intelectuales y revolucionarias para poder fundamentar su ideario colectivista, y que estaría basada en la divinización de la historia y la sacralización del conflicto social.
Su divinización suponía un refuerzo al simbolismo de la familia imperial romana, haciéndola modelo virtuosa de matrona y al mismo tiempo, junto con la divinización de su marido, implicaba dar también carácter divino a sus descendientes de la dinastía Julia-Claudia.