diversión


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con diversión: chistes, recreación, diversidad

diversión

1. s. f. Circunstancia o situación que produce alegría o entretenimiento. alegría, distracción, entretenimiento, divertimento, regocijo, solaz aburrimiento
2. Cualquier pasatiempo, juego o fiesta que haga reír a la gente o sirva de expansión. jarana, juerga, pasatimepo, recreo
3. MILITAR Movimiento estratégico, maniobra para desviar la atención del enemigo.

diversión

 
f. Acción y efecto de divertir o divertirse.
Recreo, pasatiempo, solaz.
Operación militar destinada a desviar la atención o fuerzas del enemigo.

diversión

(diβeɾ'sjon)
sustantivo femenino
1. aburrimiento circunstancia en que se da entretenimiento o recreo El fútbol es una buena diversión.
2. actividad que se realiza por distracción o afición caminar por diversión
Sinónimos

diversión

sustantivo femenino
1 distracción, entretenimiento, pasatiempo, recreo, solaz, esparcimiento, divertimiento, juego*. aburrimiento, enfado.
La diversión engloba los matices de todos estos sinónimos, pero se siente hoy en general como más intensa. Distracción, recreo, solaz y esparcimiento connotan descanso o interrupción del trabajo o preocupaciones, desviando la atención de ellos. Entretenimiento y pasatiempo son recursos para llenar el rato sin aburrise. El empresario de espectáculos que ofreciese al público entretenimiento o recreo, y no diversión, se quedaría corto en su propaganda.
«El entretenimiento indica una ligera ocupación, suficiente para libertarnos del fastidio de una completa ociosidad, haciéndonos pasar el tiempo de modo que nos sea menos pesada nuestra completa inacción: es propiamente un pasatiempo. La diversión indica más interés, más agradable ocupación, mayor entretenimiento (...): entreteniéndonos pasamos el tiempo, divirtiéndonos gozamos de él. El placer que nos entretiene siempre es frívolo y ligero; el que nos divierte es más vivo, fuerte e interesante. El entretenimiento es la ocupación del que ninguna tiene; es un recurso del que en nada se ocupa; del hombre ocioso, fastidiado (...) La diversión es una distracción del trabajo, una relajación de él, un descanso, un recreo para desahogo, ya sea corporal o mental, que proporcione recobrar fuerzas para volver a la tarea.»
Pedro María Olivé
Traducciones

diversión

диверсия, забавление, развлечение

diversión

لَهْو

diversión

zábava

diversión

morskab

diversión

huvi

diversión

zabava

diversión

楽しみ

diversión

재미

diversión

plezier

diversión

moro

diversión

zabawa

diversión

diversão

diversión

веселье

diversión

nöje

diversión

ความสนุก

diversión

eğlence

diversión

sự vui vẻ

diversión

娱乐

diversión

כיף

diversión

SF
1. (= entretenimiento) → fun
necesita un poco de diversiónhe needs a bit of fun
2. (= pasatiempo) → hobby, pastime
diversiones de salónparlour games, indoor games
3. (Mil) → diversion

diversión

f (entretenimiento) fun
Ejemplos ?
Y como los chicos insistían… Había puestos de todo: palomitas, algodones, manzanas rebosadas de miel roja como la sangre y puestos de tiro al blanco que obsequiaban a los tiradores lobos de juguete; murciélagos de mimbre y brujas de cartón. La alegría reinaba y la diversión se encontraba al máximo.
Cuando se han fatigado con vino y orgías, cuando ya la noche se les acaba el pleno de la diversión, cuando ya los placeres, metidos en el cuerpo con más cantidad de la que cabe en su pobreza, les comienzan a supurar, entonces los malditos se exclaman como aquél verso de Virgilio: (Hablaba de la última noche antes del saqueo de Troya) Todas las noches de los lujuriosos se pasan entre falsas delectaciones, y cada una como si fuese la última; pero aquella alegría que corresponde a los dioses y a sus seguidores, no sufre interrupción ni acabamiento.
Ahora se dice que si empezamos por ahí terminamos por allá; claro, de todas maneras hay que tratar de hacer alguna crítica, pero la gran realidad es que es muy fácil escribir en un despacho, olvidándose de que hay aquí de medio millón a un millón de desempleados y cientos de obreros que trabajan en los centros de diversión: en los cabarets, en los casinos, en los restaurantes, en los hoteles—, porque yo me encontraba al obrero de hotel, y decía: “Oye, esto es un problema, nos vamos a quedar sin trabajo, no hay turistas.” Y el otro decía: “Oye, esto es un problema.” Todos, miles de obreros me planteaban, llenos de angustia, el problema.
Así, en el deambular de cualquier persona por escuelas, fábricas, talleres, comercios, oficinas, centros de diversión, etcétera, se observa que la gente se mueve, no por la cultura que la escuela debía haberle proporcionado, sino por el abanico de rasgos destructivos mencionados, consecuencias educativas de esa pedagogía que considera al hombre como centro del universo: egoísmo, egolatría, narcisismo, vanidad, envidia, ambición, crítica dilapidante sin ejemplo, vacuidad, desolación, agresión, nadismo, existencialismo, miseria espiritual.
Hasta cuidar a la tísica le parecía género de diversión; y no digamos vestir y desnudar a los chiquitines (tres tenía Ignacia), porque eso sí que envolvía inmenso placer.
La admiración pública, la novedad, y, sobre todo, el espíritu algún tanto feroz de aquellos tiempos de guerra y de incivilización, contribuyeron no poco a poner en boga esta diversión, y después dos causas principales las acabaron de establecer: la galantería, que comenzó a mezclarse en todas las acciones de los hombres, y el no haberse desdeñado los reyes mismos algunas veces de dejar el cetro para empuñar el rejoncillo.
Por eso, y por las observaciones y peligros que más atrás apunté, los señores bailarines de las romerías determinaron amparar su diversión favorita con un muro sólido y elevado, contra la curiosidad irreverente de la muchedumbre.
Era tanto que en vano se contaba y hacía él de pastor de muy buen grado sacándolo de aquel recinto estrecho más por diversión que por provecho.
La diversión acaso era dibujar y colorear o calcar mágicamente las letras aisladas para engañarlo con libros mágicos que ellos podrían hacer sin necesidad de libros carísimos y de textos falsificados.
Adquiridos tan indispensables elementos, diose principio, a las seis de la tarde, a la distinguida diversión, con no poca sorpresa y hasta admiración de la gente menuda, que invadió bien pronto la pradera, formando ancho y respetuoso círculo alrededor de los danzantes.
No había mucho que la nobleza, celosa del alto honor de morir en las astas de un animal, no permitía que plebeyo alguno le disputase la menor parte, e inmediatamente se desdeña de lidiar con las fieras, hasta el punto de declarar infame al que va a sucederle en tan arriesgada diversión.
La sabida eterna lucha entre Tezcatlipoca y Quetzalcoatl, no era exactamente la mitificación pregonada de la lid entre el bien y el mal, en sentido euroasiáticoafricano, sino la guerra florida entre permanecer entidad biológica indiferente, sierva de los placeres sensoriales de nuestra animalidad (comida, bebida, sexualidad, diversión, egoísmo) o trascender rumbo al perfeccionamiento del todo natural, social y cultural.