diurno

(redireccionado de diurnas)
También se encuentra en: Sinónimos.

diurno, a

(Del lat. diurnus.)
1. adj. Del día, en contraposición a lo relativo a la noche sus ojos no soportan la claridad diurna. nocturno
2. ZOOLOGÍA Se refiere al animal que sólo caza de día.
3. BOTÁNICA Se refiere a la planta que sólo abre sus flores de día.
4. ASTRONOMÍA Que dura un día astronómico o sidéreo.
5. s. m. RELIGIÓN Libro del rezo que contiene las horas menores, desde laudes hasta completas. diurnal

diurno, -na

 
adj. Relativo al día.
De un día de duración.
Díc. de los animales que cazan de día y de las plantas cuyas flores solo están abiertas de día.

diurno, -na

(dj'uɾno, -na)
abreviación
1. nocturno que ocurre o se realiza durante el día trabajo diurno
2. zoología animal que se alimenta y realiza el resto de sus principales actividades durante el día. El águila es un ave rapaz diurna.
Sinónimos
Traducciones

diurno

diurnal, day

diurno

diurno

diurno

النهار

diurno

Daytime

diurno

白天

diurno

白天

diurno

denní

diurno

dagtid

diurno

ADJ (gen) → day antes de s, daytime antes de s; [animal, planta] → diurnal
Ejemplos ?
A objeto que los trabajadores y trabajadoras dispongan de tiempo suficiente para el desarrollo integral de su persona, las jornadas de trabajo diurnas no excederán de 6 horas diarias, ni de 36 horas semanales.
Era tal la bravura i disciplina de los voluntarios machaleños que ya reintegrados a sus hogares, continuaron con esa misma voluntad patriótica y disciplina, organizando Patrullas diurnas y nocturnas para custodia de la Ciudad y sus aledaños, como los puertos de Las Dos Bocas, Salinas, Huailá, Pilos i Kilómetro 9 de la Tía férrea a Santa Rosa, pues, había el peligro de que el enemigo, amparado en la oscuridad de la noche, envíe patrullas de reconocimiento de esta Capital.
Pero también hemos hallado una opinión contraria: la de que el sueño aparta al hombre de los intereses del día y que, por lo general, sólo soñamos con nuestras más intensas impresiones diurnas cuando las mismas han perdido ya para la vida despierta el atractivo de la actualidad.
Las paredes iban siendo carcomidas; los cristales de las ventani-llas desaparecían como arrastrados por miste-riosas fuerzas; los equipos principiaban a fallar y aunque se reparaban al momento, era inútil, porque la inercia los había estancado en peda-cerías flotantes como la nocturna 8 o las diurnas 57, 85, 89 y todas.
Toma este autor como base de su teoría dos hechos comprobados, de los que ya tratamos al ocuparnos del material onírico: la frecuencia con que en nuestros sueños se incluyen las impresiones diurnas más secundarias y lo raramente que soñamos con lo que más nos ha interesado en nuestra vida diurna.
Ejemplo de ello es el breve sueño siguiente, en el que se aprovechan con gran habilidad, como material de representación, las impresiones diurnas recientes apropiadas para tal empleo.
Al encontrarla en reuniones nocturnas o fiestas diurnas al aire libre, sentábase a su lado, charlaba con ella alegre y dulcemente, la embromaba, la preguntaba sus gustos, sus ideas, y unas veces con festiva contradicción y otras con afectación de simpatía y coincidencia de opiniones, iba tratando de ahondar en su espíritu.
y a fuerza de pánicos desmemoriados más allá de allí, en cobardes medias vueltas de las manos diurnas bien lavadas–diuturnas y ludibrios de urnas y mentiras nocturnas y locas taciturnas...
Y al verse labrantías, sin pieles que surcar, sin altas cabelleras que escalar, sin ojos soñolientos que cerrar, sonrieron taciturnas sus diurnas soledades y volvieron a esperar los días de las liviandades.
Aquí se trata de una de esas tertulias, diurnas que tanto abundan en las provincias, tertulia de antes y de después de comer, o sea de por la mañana y de por la tarde; tertulia de hombres solos; tertulia política, minera o cazadora, en que se juega a las damas o al ajedrez, y a la que van a confluir incidentalmente todas las noticias, todos los cuentos, todas las murmuraciones de la ciudad...
Cuando se alternen horas diurnas con nocturnas se reducirá proporcionalmente la jornada en ocho (8) minutos por cada hora nocturna trabajada o se pagarán los ocho (8) minutos de exceso como tiempo suplementario según las pautas del artículo 201.
A.M.C.: Otra cosa que indudablemente estaba dentro del plan de la masacre en la base de Trelew, era que los cuatro turnos de guardia que había dividían el día en pedazos de seis horas, pero el capitán Bravo se las arreglaba para estar siempre de noche. La mayor parte de las guardias las cubría él con su equipo, las nocturnas y las diurnas.